Sán­chez no ne­go­cia­rá los PGE has­ta di­ciem­bre

El pre­si­den­te po­ne fe­cha a la ne­go­cia­ción y ha­rá una ofer­ta a Ca­ta­lu­ña si re­ba­ja la ten­sión Pre­ten­de rom­per los blo­ques en la po­lí­ti­ca ca­ta­la­na y exi­gi­rá res­pe­to al po­der ju­di­cial

Córdoba - - PORTADA - GEM­MA RO­BLES / PI­LAR SAN­TOS cor­do­ba1@el­pe­rio­di­co.es MA­DRID «RE­LA­CIO­NES MEJORABLES» LA RE­PRO­BA­CIÓN AL REY

Pe­dro Sán­chez se es­tre­nó ayer co­mo pre­si­den­te del Go­bierno en el ma­dri­le­ño Pa­la­cio Real. Allí acu­dió jun­to a su es­po­sa y la ma­yo­ría de su Ga­bi­ne­te a la re­cep­ción ofre­ci­da por los Re­yes con mo­ti­vo de la Fies­ta Na­cio­nal. Par­ti­ci­pó en los tra­di­cio­na­les co­rri­llos con la pren­sa en los que, inevi­ta­ble­men­te, Ca­ta­lu­ña fue pro­ta­go­nis­ta un año más tan­to por su si­tua­ción o ac­tua­li­dad po­lí­ti­ca –ho­ras an­tes de es­ta ci­ta pa­la­cie­ga en el Par­la­ment se ha­bía re­pro­ba­do al Rey– co­mo por la re­le­van­cia que, fren­te a la apro­ba­ción de los Pre­su­pues­tos del 2019, ten­drá la po­si­ción que adop­ten los par­ti­dos in­de­pen­den­tis­tas.

A to­do ello se re­fi­rió Sán­chez sin cá­ma­ras y mi­cró­fo­nos de­lan­te, apos­tan­do por ti­rar de pa­cien­cia tan­to pa­ra ini­ciar las ne­go­cia­cio­nes for­ma­les de las Cuen­tas co­mo pa­ra re­ba­jar la ten­sión con los so­be­ra­nis­tas pa­ra, si eso se lo­gra­ra, po­der po­ner so­bre la me­sa «so­lu­cio­nes po­lí­ti­cas».

Y es que Sán­chez ex­pli­có cla­ra­men­te que el plan que tie­ne en la ca­be­za pa­ra Ca­ta­lu­ña cons­ta de tres fa­ses: una pri­me­ra de «nor­ma­li­za­ción y dis­ten­sión»; una se­gun­da de ofer­ta de «so­lu­cio­nes po­lí­ti­cas» a la gra­ve cri­sis te­rri­to­rial que se vi­ve des­de ha­ce años, y una ter­ce­ra y fi­nal en la que, «inevi­ta­ble­men­te», los ca­ta­la­nes ten­drán que vo­tar. Eso sí, in­sis­tió en que no pro­po­ne nin­gún re­fe­rén­dum so­bre la au­to­de­ter­mi­na­ción, sino me­dir los apo­yos de una pro­pues­ta de ma­yor au­to­go­bierno.

Se­gún el pre­si­den­te, en es­tos mo­men­tos su Go­bierno ha orien­ta­do su ac­ción al pri­me­ro de esos tres es­ce­na­rios po­nien­do en va­lor las múl­ti­ples bi­la­te­ra­les que se es­tán ce­le­bran­do en dis­tin­tos cam­pos con la Ge­ne­ra­li­tat. Ase­gu­ró que es­tán em­pe­zan­do a dar re­sul­ta­dos prác­ti­cos que no tar­da­rán en ma­te­ria­li­zar­se y en­mar­có la ne­go­cia­ción pre­su­pues­ta­ria den­tro de es­te ám­bi­to de bús­que­da de nor­ma­li­dad. Fue en­ton­ces cuan­do es­pe­ci­fi­có que se­rá «a fi­na­les de no­viem­bre o prin­ci­pios de di­ciem­bre» cuan­do lle­ve el pro­yec­to de Pre­su­pues­tos ya re­dac­ta­do al Con­gre­so y que, a par­tir de ahí, se abri­rán ofi­cial­men­te con­tac­tos en bus­ca de ava­les, tam­bién con los in­de­pen­den­tis­tas. No es des­car­ta­ble que, mien­tras tan­to, Po­de­mos y es­pe­cial­men­te los co­muns ha­gan un tra­ba­jo pre­vio de acer­ca­mien­to. «Hay que te­ner pa­cien­cia», di­jo Sán­chez, que en to­do mo­men­to abo­gó por in­ten­tar rom­per la po­lí­ti­ca de blo­ques, de una vez, en Ca­ta­lu­ña. Sin dar al res­pec­to más de­ta­lles.

El je­fe del Eje­cu­ti­vo se mos­tró op­ti­mis­ta so­bre la po­si­bi­li­dad de sa­car ade­lan­te el pro­yec­to pre­su­pues­ta­rio que ha pac­ta­do con Pa­blo Igle­sias. Se­gu­ra­men­te que el PNV es­tá dis­pues­to a ne­go­ciar­los (si se adop­tan los com­pro­mi­sos que ya ha­bía fir­ma­do an­ta­ño con el PP y se su­man otros nue­vos) y eso ayu­da. Tam­bién ex­hi­bió su de­ter­mi­na­ción pa­ra ago­tar la le­gis­la­tu­ra. Ni de ma­ne­ra re­mo­ta acep­tó ha­blar so­bre un hi­po­té­ti­co ade­lan­to de las elec­cio­nes ge­ne­ra­les que, se­gún afirmó ayer, no es­tá en­tre las ci­tas con las ur­nas que se vis­lum­bran ya en el ho­ri­zon­te in­me­dia­to. Y eso que PP y Cs, con los que tie­ne una re­la­ción «me­jo­ra­ble», de­man­dan sin pau­sa co­mi­cios y le ha­cen una opo­si­ción «al Es­ta­do, no al Go­bierno, dan­do alas a la ex­tre­ma de­re­cha».

Al­go más de es­cep­ti­cis­mo de­mos­tró a la ho­ra de co­men­tar los tiem­pos en Ca­ta­lu­ña pa­ra esas fa­ses ya men­cio­na­das de su plan. Inevi­ta­ble­men­te sa­lie­ron a co­la­ción la si­tua­ción de los po­lí­ti­cos pre­sos y del ges­to que ERC de­man­da pa­ra, en­tre otras co­sas, dar­le apo­yo a las cuen­tas pú­bli­cas del 2019. «Una co­sa es el po­der eje­cu­ti­vo y otra, el ju­di­cial. Ca­da cual tie­ne su ca­mino», res­pon­dió el pre­si­den­te, ce­rran­do la puer­ta a tra­tar de in­fluir en esa cues­tión.

No fue el úni­co te­ma es­pi­no­so que, se­gún ad­mi­tió, afec­ta a esa fa­se de nor­ma­li­za­ción que pre­ten­de su­pe­rar cuan­to an­tes: el he­cho de que el

Par­la­ment ha­ya re­pro­ba­do al Rey y re­cla­ma­do abo­lir la mo­nar­quía a ini­cia­ti­va de los co­muns y con vo­tos de JxCat y ERC no gus­tó en la Mon­cloa.

Na­da. Sán­chez con­fir­mó a los pe­rio­dis­tas que se es­tu­dia có­mo dar­le una res­pues­ta ju­rí­di­ca, pe­se a ser com­pli­ca­do por tra­tar­se de una pro­po­si­ción no de ley con in­ten­cio­nes «de­cla­ra­ti­vas». «La reali­dad es que el in­de­pen­den­tis­mo si­gue en fa­se de­cla­ra­ti­va, no ha he­cho na­da irre­gu­lar o ile­gal», apun­tó.

En lí­nea si­mi­lar se pro­nun­ció la vi­ce­pre­si­den­ta del Go­bierno, Car­men Cal­vo, quien se­ña­ló que ha de ha­llar­se una for­ma con­tun­den­te de res­pon­der a ese desafío del Par­la­ment so­bre el mo­de­lo de Es­ta­do y la mo­nar­quía par­la­men­ta­ria, por­que una Cá­ma­ra au­to­nó­mi­ca, con­ti­nuó, no de­be po­ner en cues­tión un sis­te­ma que es­tá en los már­ge­nes de la Cons­ti­tu­ción.

«Hay que lan­zar un men­sa­je con nues­tra res­pues­ta a la re­pro­ba­ción. Den­tro de la Cons­ti­tu­ción y del Es­ta­tu­to ca­be ha­cer po­lí­ti­ca y de­ba­tir, fue­ra, no», avi­só la vi­ce­pre­si­den­ta. Por su par­te, en Zar­zue­la, le res­tan im­por­tan­cia a esa ini­cia­ti­va por ca­re­cer de va­lor ju­rí­di­co y la en­mar­can en un con­tex­to en el que el in­de­pen­den­tis­mo, por su «si­tua­ción de di­vi­sión», ne­ce­si­ta «ges­ti­cu­lar más».

La re­pro­ba­ción

del Rey no gus­tó en la Mon­cloa, que la atri­bu­ye a la di­vi­sión del so­be­ra­nis­mo ca­ta­lán

Pro­to­co­lo ad­vier­te a Sán­chez de su po­si­ción in­co­rrec­ta en la re­cep­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.