Fu­tu­ro y nue­vas tec­no­lo­gías

Córdoba - - OPINIÓN -

Te­ne­mos ci­ta­do tiem­po atrás lo ma­ni­fes­ta­do por vo­ces au­to­ri­za­das al res­pec­to: que un de­sa­rro­llo cien­tí­fi­co-tec­no­ló­gi­co sin un có­di­go éti­co y fue­ra de to­do con­trol ju­rí­di­co po­dría cau­sar a la es­pe­cie hu­ma­na irre­pa­ra­bles daños co­la­te­ra­les. Hoy vol­ve­mos a ello, an­te la apa­ri­ción úl­ti­ma­men­te en los me­dios de co­mu­ni­ca­ción de opi­nio­nes acer­ca de los «pros y con­tras» que con­lle­va el de­sa­rro­llo de las nue­vas tec­no­lo­gías. Es­tán, por un la­do, los que pro­nos­ti­can que den­tro de dos dé­ca­das, la tec­no­lo­gía y en es­pe­cial la ro­bó­ti­ca y la in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial ha­brán avan­za­do de tal mo­do que un gran nú­me­ro de ta­reas que hoy rea­li­zan los se­res hu­ma­nos es­ta­rán me­ca­ni­za­das oca­sio­nan­do ma­si­vas pér­di­das de pues­tos de tra­ba­jo; que da­rá lu­gar al alum­bra­mien­to de un gru­po so­cial per­ma­nen­te­men­te des­em­plea­do al cual el res­to de la so­cie­dad de­be­rá man­te­ner. Vi­sión es­ta, úl­ti­ma­men­te ali­men­ta­da por el co­no­ci­do Dis­cur­so/In­for­me del CEO de la Mer­ce­des Benz en el que sen­ten­cia: «La ma­yo­ría de las em­pre­sas de au­to­mó­vi­les pro­ba­ble­men­te se irán a la quie­bra en los pró­xi­mos 5-10 años». Lo que su­po­ne la muer­te anunciada de mi­lla­res de pues­tos de tra­ba­jo que se­rán re­em­pla­za­dos por má­qui­nas in­te­li­gen­tes. Por otro la­do, es­tán los que apues­tan por el de­sa­rro­llo a to­da cos­ta de las mis­mas au­gu­ran­do to­da cla­se de bie­nes, una es­pe­cie de nue­vo me­sia­nis­mo que ven­drá a po­ner re­me­dio a los ma­les que azo­tan a la hu­ma­ni­dad. Fren­te a es­tos, se en­cuen­tran los que, sin lle­gar a opo­ner­se o in­ten­tar fre­nar el de­sa­rro­llo cien­tí­fi­co-téc­ni­co, van más allá y ad­vier­ten que un de­sa­rro­llo anár­qui­co e ili­mi­ta­do del te­ji­do pro­duc­ti­vo de la au­to­ma­ti­za­ción di­gi­tal, fal­to de un mar­co éti­co de res­pon­sa­bi­li­dad y un cor­dón sa­ni­ta­rio de se­gu­ri­dad ju­rí­di­ca, da­ría lu­gar a un pro­ce­so tu­mo­ral de im­pre­de­ci­bles con­se­cuen­cias. Lo que es­tá cla­ro es que, al día de hoy, no hay acuer­do en­tre los que ven el de­sa­rro­llo cien­tí­fi­co-téc­ni­co co­mo si­nó­ni­mo de fu­tu­ro, y aque­llos otros que lo ven co­mo un pro­ce­so aza­ro­so de im­pre­de­ci­bles cos­tos pa­ra la hu­ma­ni­dad, si no es éti­ca y ju­rí­di­ca­men­te re­gu­la­do. Por nues­tra par­te, pues­tos a te­ner que ele­gir nos que­da­mos con el an­ti­guo di­cho: «Mas va­le pre­ve­nir que cu­rar».

Jo­sé Pé­rez Es­ta­cio. Psi­co­pe­da­go­go

Cór­do­ba

H

Un ro­bot en una fe­ria tec­no­ló­gi­ca en Ale­ma­nia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.