La san­gre de la na­tu­ra­le­za

Córdoba - - OPINIÓN - An­to­nio Jo­sé Ji­mé­nez Fon­se­ca

Vi­lla­fran­ca de Cór­do­ba

Cuan­to an­tes el ani­mal de­no­mi­na­do ho­mo sa­piens se dé cuen­ta de que for­ma par­te de la na­tu­ra­le­za, mu­cho me­jor pa­ra él, de esa for­ma se evi­ta­rían mu­chas muer­tes y daños ma­te­ria­les. En Es­pa­ña, ca­da vez que caen más de cua­tro go­tas, se pro­du­cen gran­des inun­da­cio­nes, la úl­ti­ma y una de las más trá­gi­cas en el mu­ni­ci­pio Ba­lear de San Lo­ren­zo, en don­de por aho­ra van nue­ve muer­tos y seis des­apa­re­ci­dos. Que es­ta des­gra­cia se po­día ha­ber evi­ta­do, pue­de ser que sí o pue­de ser que no, de­pen­de de co­mo se mi­re. Por lo pron­to em­pe­ce­mos con las pre­vi­sio­nes me­teo­ro­ló­gi­cas, hoy en día hay su­fi­cien­tes me­dios pa­ra sa­ber an­ti­ci­par a tiem­po lo que pue­de ve­nir. Si se­gui­mos con que las au­to­ri­da­des tan­to mu­ni­ci­pa­les co­mo las del Go­bierno Ba­lear, no to­ma­ron las me­di­das opor­tu­nas pa­ra mi­ni­mi­zar en lo po­si­ble las con­se­cuen­cias del tem­po­ral. Si a to­do es­to le uni­mos que la ci­ta­da tra­ge­dia se ha pro­du­ci­do por­que por el lu­gar en don­de las aguas han desem­bo­ca­do en el mar, se ha cons­trui­do so­bre le­chos se­cos, así co­mo la po­ca lim­pie­za de los mar­ge­nes de los ríos y al­can­ta­ri­llas, te­ne­mos un cóc­tel ex­plo­si­vo que re­vien­ta a la pri­me­ra de cam­bio, co­mo así por des­gra­cia ha su­ce­di­do. Aho­ra con la­men­tar­se y de­cla­rar la zo­na ca­tas­tro­fi­ca asun­to arre­gla­do, has­ta la pró­xi­ma vez. De to­dos los ele­men­tos de los cua­les es­ta do­ta­da la na­tu­ra­le­za, es el agua el más po­de­ro­so y des­truc­ti­vo de to­dos. «La san­gre de la na­tu­ra­le­za», así la de­fi­nió la men­te más bri­llan­te que ha co­no­ci­do y co­no­ce­rá la hu­ma­ni­dad, el gran­dí­si­mo ge­nio Leo­nar­do da Vin­ci. Y nun­ca hay que ol­vi­dar que el agua tie­ne me­mo­ria y, que es­ta más tar­de o tem­prano va a se­guir su cau­ce, co­mo así ha su­ce­di­do en el pue­blo de San Lo­ren­zo, con el trá­gi­co ba­lan­ce de muer­tes y des­pa­re­ci­dos.

H

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.