Una can­di­da­tu­ra con mor­bo

La lis­ta del PP de Cór­do­ba al Par­la­men­to de An­da­lu­cía pue­de en­ce­rrar va­rias cla­ves in­ter­nas en es­te par­ti­do pa­ra des­pués de la ci­ta elec­to­ral del 2 de di­ciem­bre Las es­pe­cu­la­cio­nes se dis­pa­ran

Córdoba - - LOCAL -

JO­SÉ LUIS Pue­de que es­ta sea una si­tua­ción de ida y vuel­ta. El ex­pre­si­den­te del Par­ti­do Po­pu­lar (PP) de Cór­do­ba Jo­sé An­to­nio Nie­to de­jó su es­ca­ño en el Par­la­men­to de An­da­lu­cía en el año 2014, cuan­do el Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal ava­ló la ley elec­to­ral an­da­lu­za en el pun­to re­cu­rri­do por su par­ti­do que im­pe­día a los al­cal­des ser dipu­tados au­to­nó­mi­cos. En la ci­ta elec­to­ral del 2015, por tan­to, Nie­to no fi­gu­ra­ba co­mo can­di­da­to del PP y fue Ro­sa­rio Alarcón la que en­ca­be­zó la lis­ta cor­do­be­sa. Nie­to re­pi­tió co­mo can­di­da­to a la Al­cal­día de Cór­do­ba y ga­nó las mu­ni­ci­pa­les con una ma­yo­ría re­la­ti­va que fue su­pe­ra­da por la coa­li­ción de iz­quier­das que hi­zo la al­cal­de­sa, Isa­bel Am­bro­sio. Lue­go fue ele­gi­do dipu­tado na­cio­nal, ha­cien­do un ca­mino hombro con hombro con Juan

Ig­na­cio Zoi­do, que, al ser nom­bra­do mi­nis­tro de In­te­rior en el úl­ti­mo Go­bierno de Ma­riano

Ra­joy, ti­ró de él pa­ra la Se­cre­ta­ría de Es­ta­do de Se­gu­ri­dad. Más tar­de vino la mo­ción de cen­su­ra de Pe­dro Sán­chez que sa­có a Ra­joy de La Mon­cloa y las pri­ma­rias del PP, en las que Nie­to en­ca­be­zó en Cór­do­ba la de­fen­sa de la can­di­da­tu­ra de Ma­ría Do­lo­res de Cos­pe­dal y, al que­dar­se es­ta fue­ra en la se­gun­da vuel­ta, apo­yó al ac­tual pre­si­den­te del PP, Pa­blo Ca­sa­do.

To­dos es­tos mo­vi­mien­tos, que no son po­cos, se han pro­du­ci­do en ape­nas cua­tro años. Aho­ra la pre­si­den­ta de la Jun­ta, Su­sa­na Díaz, ha ade­lan­ta­do las elec­cio­nes au­to­nó­mi­cas y el PP de Cór­do­ba se dis­po­ne a ela­bo­rar su can­di­da­tu­ra pa­ra el 2 de di­ciem­bre y tal vez a di­se­ñar una es­tra­te­gia de ca­ra al par­ti­do en An­da­lu­cía si el pues­to del lí­der

Juan­ma Mo­reno,

del PP an­da­luz, se tam­ba­lea tras un hi­po­té­ti­co re­sul­ta­do ad­ver­so en las ur­nas. En las pró­xi­mas se­ma­nas sa­bre­mos si Nie­to em­pren­de ese ca­mino de vuel­ta que su­pon­dría su re­gre­so al Par­la­men­to de An­da­lu­cía. To­do apun­ta a que se­rá el ca­be­za de lis­ta del PP cor­do­bés, te­nien­do en cuen­ta ade­más que Zoi­do es el pre­si­den­te del co­mi­té elec­to­ral na­cio­nal y Nie­to vi­ce­se­cre­ta­rio del mis­mo área. Ahí es ná. To­do es­to son co­men­ta­rios que sa­len de la se­de del par­ti­do, pe­ro de mo­men­to de­ben que­dar en el te­rreno de la es­pe­cu­la­ción. Pues bien, si­ga­mos es­pe­cu­lan­do.

Juan­ma Mo­reno So­ra­ya

La si­tua­ción de es com­pli­ca­da. Apo­yó a

en las pri­ma­rias, y, tras la elec­ción de Pa­blo Ca­sa­do, ha que­da­do en un equi­li­brio de­li­ca­do. Ca­sa­do se va a vol­car en la pre­cam­pa­ña y cam­pa­ña an­da­lu­za (su pre­sen­cia se acen­túa, hoy mis­mo es­tá en un ac­to en Má­la­ga) pe­ro eso no sig­ni­fi­ca que, si hay san­gría de vo­tos po­pu­la­res, no es­té en ries­go la pre­si­den­cia del PP de An­da­lu­cía. Y aquí vol­ve­mos al pun­to de par­ti­da, al año 2014, a los me­ses pre­vios a la elec­ción de Juan­ma Mo­reno co­mo pre­si­den­te de los po­pu­la­res an­da­lu­ces, cuan­do Cos­pe­dal in­ten­tó que fue­se Jo­sé An­to­nio Nie­to el que asu­mie­ra el li­de­raz­go, un can­di­da­to que no lle­gó a aflo­rar por­que ga­nó la op­ción de la en­ton­ces vi­ce­pre­si­den­ta del Go­bierno y Ra­joy de­ci­dió que fue­se Mo­reno. Si hay mo­vi­mien­to tras las elec­cio­nes (las an­da­lu­zas, pe­ro tam­bién las mu­ni­ci­pa­les,

Sáenz de San­ta­ma­ría

eu­ro­peas y quién sa­be si las ge­ne­ra­les) y si Nie­to opta en unas pri­ma­rias a la pre­si­den­cia del PP an­da­luz, ya es­ta­rá sen­ta­do en un es­ca­ño del Par­la­men­to de An­da­lu­cía y no se vol­ve­ría a re­pe­tir aque­lla si­tua­ción en la que

pre­si­dió en PP-A sin te­ner asien­to en el an­ti­guo Hos­pi­tal de las Cin­co Lla­gas.

Nie­to de ca­be­za de car­tel en Cór­do­ba im­pli­ca­ría po­si­ble­men­te la re­ti­ra­da del ac­tual pre­si­den­te pro­vin­cial del PP, que po­si­ble­men­te se­ría pro­pues­to pa­ra en­ca­be­zar la pa­pe­le­ta al Con­gre­so de los Dipu­tados cuan­do Pe­dro Sán­chez con­vo­que elec­cio­nes ge­ne­ra­les. Pe­ro eso es mu­cho avan­zar. De mo­men­to, te­nien­do en cuen­ta que las lis­tas an­da­lu­zas de­ben ser en cre­ma­lle­ra, si Nie­to es­tá al fren­te el nú­me­ro dos de­be ser una mu­jer. La ac­tual dipu­tada Ro­sa­rio Alarcón, que res­pal­dó a So­ra­ya Sáenz de San­ta­ma­ría en la re­cien­te pug­na in­ter­na de su par­ti­do y dis­pu­tó la di­rec­ción cor­do­be­sa del PP a Mo­li­na, tie­ne di­fí­cil su con­ti­nui­dad, mien­tras que

que ha si­do mano de­re­cha de Nie­to en tan­tas ac­ti­vi­da­des po­lí­ti­cas, po­dría man­te­ner­se en los pues­tos de sa­li­da.

Pe­ro, ¿cuá­les se­rán esos pues­tos de sa­li­da? El PP tie­ne ac­tual­men­te cua­tro par­la­men­ta­rios an­da­lu­ces por Cór­do­ba, fren­te a cin­co del PSOE, uno de Po­de­mos, uno de Ciu­da­da­nos y uno de IUCA. Las en­cues­tas au­gu­ran una fuer­te subida de Ciu­da­da­nos, pe­ro, aun­que es­ta for­ma­ción do­bla­ra sus es­ca­ños en An­da­lu­cía (ob­tu­vo nue­ve en el 2015), di­fí­cil­men­te con­se­gui­ría co­lo­car­la co­mo se­gun­da for­ma­ción más vo­ta­da a cos­ta del PP, que aho­ra tie­ne 33 dipu­tados. To­do es­to si las en­cues­tas acier­tan y el PSOE vuel­ve a ga­nar.

Así que la lis­ta del PP de Cór­do­ba tie­ne mor­bo, y bas­tan­te. Pa­se lo que pa­se, pues si a es­tas al­tu­ras no la en­ca­be­za­se Nie­to, ten­dría más mor­bo to­da­vía.

Are­nas Adol­fo Mo­li­na, Mi­guel Án­gel To­rri­co, Juan Ma­rín

HJa­vier

Nie­to, con Pa­blo Ca­sa­do, tras las pri­ma­rias del PP.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.