EL PE­SO DE LA TRA­DI­CIÓN

His­to­ria, tra­di­ción y van­guar­dia se dan la mano en es­tas dos mar­cas es­pe­cia­li­za­das des­de ha­ce décadas en los vehícu­los to­do­te­rreno más ca­pa­ces, al­go que do­mi­nan con per­fec­ción y pre­ci­sión

Car and Driver (Spain) - - CARA A CARA - PE­DRO BERRIO CH­RIS­TIAN COL­ME­NE­RO

Si hay dos mar­cas con ver­da­de­ro ADN to­do­te­rreno des­de su na­ci­mien­to, ésas son Jeep y Land Ro­ver, las dos úni­cas que man­tie­nen mo­de­los con re­duc­to­ra en sus ga­mas, al­go que muy pron­to se con­ver­ti­rá en un ele­men­to del que nos ha­bre­mos ol­vi­da­do.

El Dis­co­very aca­ba de re­no­var­se por com­ple­to y lle­ga pa­ra eri­gir­se co­mo la per­fec­ta com­bi­na­ción en­tre el vehícu­lo fa­mi­liar y el de aven­tu­ra y, de pa­so, plan­tar ca­ra a to­do un icono de Jeep, su mí­ti­co Grand Che­ro­kee, ya al­go ve­te­rano por los años que lle­va en el mer­ca­do, pe­ro to­do un re­fe­ren­te pa­ra una buena parte de la clien­te­la 4x4 pre­mium.

El ta­ma­ño im­po­ne

Si los ob­ser­va­mos con de­ta­lle, las di­fe­ren­cias en cuan­to a di­se­ño y, so­bre to­do en pro­por­cio­nes, son bru­ta­les. El Dis­co­very mi­de 15 cen­tí­me­tros más de largo, 13 de an­cho y seis de al­to, pe­ro en con­jun­to re­sul­ta im­po­nen­te. Las me­di­das más com­pac­tas del Grand Che­ro­kee son una ven­ta­ja pa­ra sus afor­tu­na­dos pro­pie­ta­rios pe­ro al la­do del bri­tá­ni­co pa­re­ce más pe­que­ño de lo que en reali­dad es.

Cuan­do ac­ce­de­mos a sus ha­bi­tácu­los se pro­du­ce la mis­ma sen­sa­ción que con el ex­te­rior. En el Dis­co­very to­do es es­pa­cio y lu­mi­no­si­dad, al­go a lo que con­tri­bu­yen acer­ta­da­men­te sus guar­ne­ci­dos en co­lo­res cla­ros, ade­más de ser mu­cho más gran­de y ofre­cer la po­si­bi­li­dad de sie­te pla­zas, una op­ción que cues­ta 1.790 eu­ros y a la que

➥ se pue­de aña­dir la po­si­bi­li­dad de aba­tir to­dos los asien­tos eléc­tri­ca­men­te, so­lo con pul­sar unos in­te­rrup­to­res si­tua­dos en el ma­le­te­ro y en los la­te­ra­les de las pla­zas tra­se­ras por ‘so­lo’ 1.870 eu­ros.

El Grand Che­ro­kee es más pe­que­ño pe­ro en cual­quier ca­so muy por en­ci­ma en cuan­to a ta­ma­ño con res­pec­to a cual­quier co­che me­dio, aun­que su in­te­rior to­tal­men­te en ne­gro no re­sul­ta tan vis­to­so.

So­bre el pa­pel las dos me­cá­ni­cas son ca­si idén­ti­cas en cuan­to a ci­lin­dra­da, ar­qui­tec­tu­ra y ren­di­mien­to. El Dis­co­very re­cu­rre a dos tur­bos mien­tras que el Grand Che­ro­kee se con­for­ma sólo con uno, aun­que a la vis­ta de los da­tos es al­go in­apre­cia­ble una vez en mar­cha. Las di­fe­ren­cias es­tán más en el re­fi­na­mien­to que ‘se sien­te’ que en las cifras, con una cla­ra ven­ta­ja pa­ra el bri­tá­ni­co en cuan­to a so­no­ri­dad y sua­vi­dad fren­te al mo­tor VM ita­liano del Jeep, más co­me­di­do en to­dos los con­su­mos, so­bre to­do si te­ne­mos en cuen­ta que el Grand Che­ro­kee pe­sa 150 ki­lo­gra­mos más, pe­ro re­sul­ta más aus­te­ro en el gas­to de com­bus­ti­ble.

Cam­bios ca­si igua­les

Los dos cuen­tan con ca­jas de cam­bios de ocho re­la­cio­nes, en am­bos ca­sos del fa­bri­can­te ZF, y su fun­cio­na­mien­to es in­ta­cha­ble aun­que se­gui­mos pre­fi­rien­do la tra­di­cio­nal pa­lan­ca, ya sea me­cá­ni­ca o elec­tró­ni­ca, en lu­gar del man­do gi­ra­to­rio de los Land Ro­ver. Los dos aña­den le­vas en el vo­lan­te pa­ra que ha­cer los cam­bios ‘a mano’ sea más fá­cil.

A pesar de la evi­den­te di­fe­ren­cia de ta­ma­ño en­tre es­tos dos ri­va­les, el Jeep pe­sa ca­si 150 ki­lo­gra­mos más que el Land Ro­ver. Los dos lle­van re­duc­to­ra, cam­bio au­to­má­ti­co y sus­pen­sio­nes in­de­pen­dien­tes con mue­lles neu­má­ti­cos pe­ro la uti­li­za­ción ma­si­va del alu­mi­nio en su es­truc­tu­ra es la res­pon­sa­ble de que el Land Ro­ver con­si­ga un pe­so más con­te­ni­do.

Aun­que pa­rez­ca sor­pren­den­te el Dis­co­very es mu­cho más ágil que el Grand Che­ro­kee en to­do ti­po de ca­rre­te­ras. Se mues­tra mu­cho más rá­pi­do a la ho­ra de apo­yar en cur­va, de con­tro­lar las iner­cias y en los cam­bios de apo­yo, ayu­da­do por una di­rec­ción tan pre­ci­sa que ro­za la per­fec­ción y que ne­ce­si­ta so­lo 2,7 vuel­tas de vo­lan­te en­tre to­pes.

El Grand Che­ro­kee no que­da muy le­jos, pe­ro al igual que ocu­rre con su mo­tor, no lle­ga a ese pun­to tan re­fi­na­do en el com­por­ta­mien­to de su bas­ti­dor, a pesar de que la sus­pen­sión neu­má- ➥

Son dos au­tén­ti­cos to­do­te­rreno con to­da la tra­di­ción de sus mar­cas

➥ ti­ca tra­ba­ja a la per­fec­ción, pe­ro el pe­so se no­ta tam­bién en la ca­pa­ci­dad de res­pues­ta y en la for­ma en que apo­ya en las cur­vas y so­bre to­do en los cam­bios rá­pi­dos de apo­yo. Ade­más, la di­rec­ción no re­sul­ta tan pre­ci­sa y es al­go más len­ta y exi­ge 3,1 vuel­tas to­ta­les.

Sin du­da en es­ta di­fe­ren­cia de com­por­ta­mien­to tie­nen mu­cho que ver los neu­má­ti­cos Good­year Ad­ven­tu­re re­for­za­dos con ke­vlar y un di­bu­jo de ta­cos mu­cho más pro­nun­cia­dos que mon­ta el Grand Che­ro­kee y que re­sul­tan más rui­do­sos y me­nos có­mo­dos en as­fal­to que los uti­li­za­dos por el Dis­co­very.

He­chos pa­ra el cam­po

La sus­pen­sión neu­má­ti­ca del Dis­co­very per­mi­te al con­duc­tor se­lec­cio­nar tres de las cin­co al­tu­ras, ya que las otras dos se co­nec­tan au­to­má­ti­ca­men­te en fun­ción de ca­da uno de los cin­co pro­gra­mas del Te­rrain Res­pon­se, el sis­te­ma que mo­di­fi­ca to­da la elec­tró­ni­ca pa­ra adaptarse a las con­di­cio­nes del fir­me. El Grand Che­ro­kee cuen­ta con cua­tro al­tu­ras de sus­pen­sión, dos pa­ra cam­po, una nor­mal y otra pa­ra au­to­pis­ta, ade­más de cin­co pro­gra­mas pa­ra el Se­lec-Te­rrain, si­mi­lar al Terrrain Re­son­se del Dis­co­very.

Los dos han si­do pen­sa­dos pa­ra en­fren­tar­se a las si­tua­cio­nes más du­ras fue­ra del as­fal­to y en es­pe­cial el Grand Che­ro­kee en es­ta ver­sión Trailhawk que cuen­ta con neu­má­ti­cos mix­tos y re­for­za­dos en per­fil 60 so­bre llan­ta de 18 pul­ga­das, fren­te a los de per­fil 55 en llan­ta 20 del Dis­co­very, mu­cho más de as­fal­to. A sus sis­te­mas de trac­ción to­tal con re­duc­to­ra aña­den di­fe­ren­cia­les de des­li­za­mien­to li­mi­ta­do en el tren tra­se­ro, de se­rie en el Jeep, y au­to­blo­can­te op­cio­nal en el Land Ro­ver –1.346 eu­ros–. En cuan­to a ‘gad­gets’ cam­pe­ros el Dis­co­very se lle­va la pal­ma con su sis­te­ma Wi­de Sen­sing, ca­paz de me­dir la pro­fun­di­dad de los va­deos y el All-Te­rrain Pro­gress Con­trol, una es­pe­cie de con­trol de cru­ce­ro ac­ti­vo pa­ra cam­po que se en­car­ga de adap­tar to­do el cha­sis pa­ra cir­cu­lar a la ve­lo­ci­dad que le he­mos fi­ja­do.

A pesar de es­te ni­vel de es­pe­cia­li­za­ción of­froad, nin­guno de los dos ofre­ce unas pro­tec­cio­nes de ba­jos real­men­te bue­nas pe­ro el Dis­co­very vuel­ve a dis­tin­guir­se al

Es­tos gran­des 4x4 aho­ra se han con­ver­ti­do en una al­ter­na­ti­va al tra­di­cio­nal vehícu­lo fa­mi­liar

con­se­guir una al­tu­ra li­bre al sue­lo de 28,3 cen­tí­me­tros fren­te a los 27,4 del Grand Che­ro­kee, en los dos ca­sos con la sus­pen­sión neu­má­ti­ca en su po­si­ción más al­ta. En cam­po com­pli­ca­do el Jeep sa­ca par­ti­do de su ta­ma­ño al­go más com­pac­to, pe­ro la ca­pa­ci­dad de trac­ción del Dis­co­very en cual­quier si­tua­ción y el ex­cep­cio­nal fun­cio­na­mien­to de su Te­rrain Res­pon­se son in­dis­cu­ti­bles.

El pre­cio real

Y lle­ga el mo­men­to de ha­cer cuen­tas. La lis­ta de op­cio­nes del Dis­co­very es in­men­sa y ca­ra, a pesar de que en el equi­pa­mien­to de se­rie del aca­ba­do HSE de la uni­dad de prue­bas se in­clu­yen mu­chos ele­men­tos, pe­ro nues­tro co­che, con to­das las op­cio­nes que in­cluía, su­pe­ra­ba am­plia­men­te los 90.000 eu­ros aun­que hay un sin­fín de ele­men­tos co­mo los fa­ros de led, el Head Up dis­play, los asien­tos con ple­ga­do eléctrico o el con­trol de cru­ce­ro adap­ta­ti­vo que en el Jeep no es­tán dis­po­ni­bles ni co­mo op­ción, al­go a te­ner en cuen­ta da­dos es­tos tiem­pos.

El Grand Che­ro­kee, con un nú­me­ro de op­cio­nes mu­cho más li­mi­ta­do, se que­da­ba en po­co más de 78.000 eu­ros ya que so­lo mon­ta­ba la pintura me­ta­li­za­da, el pa­que­te de ayu­das a la con­duc­ción y el te­cho pa­no­rá­mi­co.

CON MU­CHA PER­SO­NA­LI­DAD. Cu­la­quie­ra de los dos mo­de­los es per­fec­ta­men­te re­co­no­ci­ble por sus ras­gos dis­tin­ti­vos. LAND RO­VER DIS­CO­VERY TDV6 258 CV 76.960 € JEEP GRAND CHE­RO­KEE 3.0 V6 TRAILHAWK 250 CV 73.600 €

ENOR­ME. En el Dis­co­very con cin­co pla­zas el ma­le­te­ro tie­ne 629 li­tros que se que­dan en 258 con sie­te ocu­pan­tes. MO­TO­RI­ZA­DOS. Ple­gar y aba­tir ca­da una de las cin­co pla­zas tra­se­ras se pue­de rea­li­zar me­dian­te un bo­tón. SUFICIENTE. Los 457 li­tros de ca­pa­ci­dad del Jeep son apro­ve­cha­bles y lle­va rue­da de re­pues­to de ta­ma­ño nor­mal. BUEN ES­PA­CIO. No es tan ge­ne­ro­so co­mo en el Dis­co­very pe­ro hay mu­cho si­tio pa­ra las pier­nas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.