Especial ren­ting. Cla­ves de es­ta fór­mu­la de al­qui­ler a lar­go pla­zo. In­clui­dos nue­ve ejem­plos.

La mo­da­li­dad de al­qui­ler a lar­go pla­zo se afian­za ga­nan­do ca­da vez más adep­tos y pe­so en el sec­tor. Mu­chas son las ven­ta­jas que lo con­vier­ten en la me­jor op­ción y aquí te las con­ta­mos… # KARAM EL SHENAWY

Car and Driver (Spain) - - PORTADA -

Ci­to tex­tual­men­te: “Mi Al­fa ha di­cho bas­ta y no me com­pen­sa en ab­so­lu­to re­pa­rar­lo. Me pi­den más de lo que es­ta­ría dis­pues­to a pa­gar por él. Aho­ra no sé que ha­cer, si com­prar­me un co­che nue­vo, mi­rar de se­gun­da mano o es­pe­rar. Si no, he pen­sa­do en el ren­ting pa­ra ir ti­ran­do y, lue­go, ver qué ocu­rre.” Gros­so mo­do, es­te es el ex­trac­to del What­sApp que el primo de mi mu­jer me man­dó ha­ce exac­ta­men­te un mes.

Mi pri­me­ra respuesta an­te la re­tahí­la de men­sa­jes re­ci­bi­dos fue un “¡me pa­re­ce una op­ción es­tu­pen­da!”, mar­can­do su enun­cia­do re­la­ti­vo al ren­ting. Tras in­ter­cam­biar un par de lla­ma­das más y ex­pli­car­le a gran­des ras­gos por qué es­ta mo­da­li­dad de­be­ría ser to­ma­da más en cuen­ta, in­clu­so sin lle­gar a ser una em­pre­sa, me vino a la men­te que és­te se­ría un buen mo­men­to pa­ra res­ca­tar to­do lo re­la­cio­na­do con el al­qui­ler a lar­go pla­zo de vehícu­los. Pri­me­ro, pa­ra re­fres­car un po­co mi men­te y, se­gun­do, pa­ra ver si di­cho fa­mi­liar pue­de ver al­go en es­tas lí­neas que a mí se me ha­ya po­di­do pa­sar...

Con­cep­tos cla­ros

Co­mo su­ce­de con otros cam­pos, an­tes de en­trar en ma­te­ria es in­dis­pen­sa­ble co­no­cer de lo que es­ta­mos ha­blan­do. Por eso, aun­que pa­rez­ca una pe­ro­gru­lla­da, es ne­ce­sa­rio pre­gun­tar­nos ¿qué es el ren­ting? Pa­ra no pi­llar­nos los de­dos, co­ge­mos la de­fi­ni­ción de los que más sa­ben del te­ma, es de­cir, la Aso­cia­ción Es­pa­ño­la de Ren­ting de Vehícu­los –AER–, des­de don­de afirman que “con­sis­te en un con­tra­to de al­qui­ler por el cual una com­pa­ñía com­pra un vehícu­lo nue­vo, a

so­li­ci­tud de su clien­te, y lo po­ne a dis­po­si­ción de és­te por un pla­zo de tiem­po de­ter­mi­na­do y con to­dos los gas­tos in­clui­dos, se­gún con­tra­to, a cam­bio del pa­go de una cuo­ta men­sual. Su ob­je­ti­vo es fa­ci­li­tar la uti­li­za­ción del bien, nun­ca su com­pra, en las me­jo­res con­di­cio­nes y con el ser­vi­cio más com­ple­to po­si­ble”.

Sube co­mo la es­pu­ma

Una mo­da­li­dad que lle­va im­plan­ta­da de ma­ne­ra ofi­cial ca­si un cuar­to de si­glo, da­do que el 30 de oc­tu­bre de 1995 se creó la AER. No obs­tan­te, los pri­me­ros da­tos de ma­tri­cu­la­cio­nes de los que se tie­ne cons­tan­cia, par­ten de 1985. Des­de en­ton­ces, la evo­lu­ción del ren­ting ha ido ‘in cres­cen­do’ de ma­ne­ra im­pa­ra­ble.

Val­ga co­mo prue­ba el da­to lo­gra­do du­ran­te el pa­sa­do año las ma­tri­cu­la­cio­nes de vehícu­los re­gis­tra­das por las com­pa­ñías as­cen­die­ron a na­da me­nos que 248.062 uni­da­des, ba­tien­do el ré­cord del año an­te­rior y au­men­tan­do en un 20,93% el cre­ci­mien­to de es­ta ca­te­go­ría, la cual ya con­ta­bi­li­za un pe­so en el mercado es­pa- ➥

En 2017 se ba­tió el ré­cord de ma­tri­cu­la­cio­nes ren­ting, re­pre­sen­tan­do el 17% del to­tal del mercado

Los da­tos de es­te año au­gu­ran una me­jo­ra en las ven­tas e in­ver­sión

➥ ñol de un 17% –so­bre las 1.458.427 ope­ra­cio­nes re­gis­tra­das–. Más com­pa­ra­cio­nes, aun­que sean odio­sas, ya que si echa­mos la vis­ta atrás y ve­mos cuál era el vo­lu­men de uni­da­des en 1985, que­da­re­mos más sor­pren­di­dos, por­que en aquel en­ton­ces, só­lo se ma­tri­cu­la­ron 84.

Si nos cen­tra­mos en la in­ver­sión to­tal acu­mu­la­da y rea­li­za­da en la ad­qui­si­ción de vehícu­los nue­vos por las com­pa­ñías de ren­ting du­ran­te el pa­sa­do año, ve­mos que es­ta ha al­can­za­do los 4.677 mi­llo­nes de eu­ros, o lo que es lo mis­mo un 19,75% más que en 2016 cuan­do se con­ta­bi­li­za­ron 3.905 mi­llo­nes de eu­ros.

No so­lo eso, sino que en lo que lle­va­mos de año, to­dos los da­tos si­guen mos­tran­do una pro­gre­sión as­cen­den­te. Al cie­rre de es­ta edi­ción –con los da­tos del mes de mar­zo–, las ma­tri­cu­la­cio­nes ha­bían subido un 16,02%, has­ta las 71.701 uni­da­des, su pe­so en el mercado era del 17,97%, so­bre un to­tal de 398.888 uni­da­des, y la in­ver­sión to­tal al­can­zó los 1.327 mi­llo­nes de eu­ros, un 13,32% más que en el mis­mo pe­rio­do de 2017.

In­vier­te tiem­po

Con la ra­dio­gra­fía del sec­tor per­fec­ta­men­te cla­ra y sa­bien­do ya lo que sig­ni­fi­ca di­cha pa­la­bra an­glo­sa­jo­na, el si­guien­te pa­so a dar es com­pro­bar si real­men­te nos com­pen­sa es­ta mo­da­li­dad en lu­gar de la com­pra tra­di­cio­nal, ya sea de pri­me­ra o de se­gun­da mano.

An­tes de na­da, quí­ta­te las du­das de en­ci­ma. Tú, co­mo per­so­na fí­si­ca, pue­des con­tra­tar un ren­ting sin nin­gún ti­po de pro­ble­ma. No hay nin­gún im­pe­di­men­to le­gal ni for­mal que fre­ne el pro­ce­so. Si lo

tie­nes de­ci­di­do, pon­te en con­tac­to con la en­ti­dad, em­pre­sa o fa­bri­can­te que desees –en los cua­dros de aquí aba­jo te fa­ci­li­ta­mos al­gu­nos da­tos de in­te­rés–.

Una vez te ha­yan in­for­ma­do so­bre las con­di­cio­nes, es re­co­men­da­ble que de­di­ques par­te de tu tiem­po a com­pa­rar pre­cios y ofer­tas. No ol­vi­des leer bien la letra pe­que­ña de los con­tra­tos pa­ra evi­tar sor­pre­sas de úl­ti­ma ho­ra. Da­da la am­plia car­te­ra de vehícu­los que ofre­cen –des­de ur­ba­nos a to­do­ca­mi­nos–, cén­tra­te en el mo­de­lo y mo­tor que me­jor se adap­te a tus ne­ce­si­da­des. Con­se­gui­rás aho­rrar al­gún eu­ri­llo que otro a la ho­ra de ini­ciar las tra­mi­ta­cio­nes –véa­se apo­yo–.

Sé cons­cien­te

Aun­que el ren­ting in­clu­ya un buen nú­me­ro de be­ne­fi­cios, has de te­ner en cuen­ta que las mul­tas de trá­fi­co sí co­rren de tu cuen­ta. Y ya que men­cio­na- mos mul­tas, una vez que has fir­ma­do, no po­drás res­cin­dir ni can­ce­lar el con­tra­to an­tes de tiem­po, o pa­sar­te del nú­me­ro de ki­ló­me­tros acor­da­dos al inicio de la con­tra­ta­ción… a no ser que no te importe pa­gar la pe­na­li­za­ción.

Pa­ra evi­tar­lo, úl­ti­ma­men­te se ha pues­to de mo­da el de­no­mi­na­do ren­ting fle­xi­ble, que te per­mi­ti­rá au­men­tar, cam­biar o re­du­cir la cuo­ta cuan­do la ac­ti­vi­dad lo re­quie­ra, sin por ello te­ner que re­ci­bir una mul­ta.

MÁS PE­SO. En los dos úl­ti­mos años, se ha no­ta­do un im­por­tan­te cam­bio en la in­cor­po­ra­ción de nue­vos clien­tes al

ren­ting, que­dan­do de­mos­tra­do el po­ten­cial que tie­ne es­ta mo­da­li­dad.

IN­TRA­TA­BLE. Renault si­gue de­mos­tran­do su im­por­tan­cia. No só­lo cre­ce co­mo mar­ca, sino que co­pa el po­dio del sec­tor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.