Te en­se­ña­mos a de­co­rar con cua­dros.

Descubre có­mo de­co­rar con cua­dros sin mie­do a equi­vo­car­te. Vis­te las pa­re­des que ten­gas des­nu­das, tu ca­sa es­ta­rá más bonita, crea­ti­va y aco­ge­do­ra. ¡Ma­nos a la obra!

Casa Diez - - SUMARIO - COOR­DI­NA­CIÓN: VE­RÓ­NI­CA BA­RRA­DO.

1 Ca­be­ce­ro con mu­cho ar­te. Cuel­ga un gran cua­dro o una com­po­si­ción de va­rios pre­si­dien­do la ca­ma; real­za­rá la pa­red y le da­rá un to­que crea­ti­vo al dor­mi­to­rio. Las pie­zas XL son apro­pia­das pa­ra pa­re­des gran­des; en pe­que­ñas, te ro­ba­rá es­pa­cio. De AM.PM. La Re­dou­te.

2 En mo­do li­bre. Si quie­res crear un es­pa­cio di­ná­mi­co y per­so­nal, apues­ta por una com­po­si­ción asi­mé­tri­ca. Prue­ba el con­jun­to an­tes de col­gar­lo, pa­ra ver la sen­sa­ción que da. Ayú­da­te de car­tu­li­nas y si­mu­la la com­bi­na­ción. Qui­ta y pon según te pi­da la pa­red. Sa­lón de Ikea.

3 Perfecta ar­mo­nía. Una dis­po­si­ción si­mé­tri­ca da sen­sa­ción de or­den. Vi­sua­lí­za­lo como un con­jun­to, no como pie­zas suel­tas. Se­lec­cio­na obras con la mis­ma te­má­ti­ca o que com­par­tan co­lo­res. De­ja la mis­ma dis­tan­cia en­tre ellas y co­ló­ca­las a la al­tu­ra de los ojos. Am­bien­te de El Cor­te In­glés.

4 Pie­za úni­ca. Con­si­gue cen­trar to­da la aten­ción de la ha­bi­ta­ción. Al co­lo­car­lo sobre un mue­ble, no de­be su­pe­rar el 80% del an­cho del mis­mo y la dis­tan­cia en­tre el so­fá, en es­te ca­so, y el cua­dro, de­be ser de unos 20 cm. De Ka­veho­me.

5 En es­ca­le­ra. Re­sul­ta el si­tio ideal pa­ra mos­trar tus obras. Al col­gar los cua­dros, de­ben pa­re­cer rec­tos en re­la­ción al sue­lo de la ca­sa, pe­ro la dis­tri­bu­ción de­be se­guir la in­cli­na­ción de la ba­ran­di­lla o la lí­nea de in­cli­na­ción de los pel­da­ños; Le­roy Mer­lin.

6 Fá­cil de sus­ti­tuir. Las bal­das re­sul­tan una gran op­ción, pa­ra los es­pa­cios es­tre­chos, pues ga­na­rás es­pa­cio de al­ma­ce­na­je y or­den sin per­der am­pli­tud. In­ter­ca­la cua­dros con ob­je­tos de­co­ra­ti­vos, y al ir apo­ya­dos sobre la balda y no cla­va­dos, po­drás cam­biar o sus­ti­tuir pie­zas cuan­do te can­ses de ellas.

7 Con tus ma­ni­tas. Crea tus pro­pias obras de ar­te y en­már­ca­las. Te­ji­dos he­chos por ti, de cro­ché o pun­to, retales de te­la o incluso los di­bu­jos de tus hi­jos se me­re­cen un lu­gar en tu ho­gar. Cuél­ga­las o apó­ya­las en el sue­lo o sobre un mue­ble.

8 Dis­tan­cia ade­cua­da. Al col­gar, ten en cuen­ta que la al­tu­ra co­rrec­ta es la de los ojos, ex­cep­to las obras de más de 75 cm, que se pon­drán por en­ci­ma; que en­tre cua­dro y cua­dro de­be ha­ber, al me­nos, 5 cm de se­pa­ra­ción y que hay que de­jar 40 cm de mar­gen en­tre el cua­dro más al­to y el te­cho. De Really Ni­ce Things.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.