LU­CES DE LAR­GO AL­CAN­CE ANTIDESLUMBRANTES

Chapa y Pintura - - Electricidad Y Electrónica -

Un es­tu­dio de la Uni­ver­si­dad Téc­ni­ca de Gies­sen (Ale­ma­nia), en co­la­bo­ra­ción con la Ini­cia­ti­va “Lu­ces. Vi­sión. Se­gu­ri­dad”, in­di­ca que, com­pa­ra­dos con las lu­ces de cru­ce con­ven­cio­na­les, los con­duc­to­res que uti­li­zan lu­ces de lar­go al­can­ce antideslumbrantes de­tec­tan im­pre­vis­tos 32 me­tros antes ó 1,4 se­gun­dos más rá­pi­do cuan­do con­du­cen a una ve­lo­ci­dad me­dia de 80 km/h, in­for­man des­de He­lla. El fun­cio­na­mien­to de las lu­ces de lar­go al­can­ce antideslumbrantes es­tá ba­sa­do en una cá­ma­ra co­lo­ca­da de­trás del pa­ra­bri­sas, en la ba­se del es­pe­jo re­tro­vi­sor, pa­ra de­tec­tar los vehícu­los que van de­lan­te en el mis­mo ca­rril y los vehícu­los que se apro­xi­man por de­trás, una in­for­ma­ción que pa­sa a la uni­dad de con­trol de los fa­ros. De es­ta ma­ne­ra, el sis­te­ma for­ma una zo­na de tú­ne­les os­cu­ros den­tro del cono de luz de for­ma di­ná­mi­ca que “aís­la” o “ex­clu­ye” a los vehícu­los en tiem­po real. Los es­tu­dios mues­tran que só­lo un 5% de los con­duc­to­res uti­li­zan la fun­ción ma­nual de las lu­ces de lar­go al­can­ce. “No usan las lu­ces de lar­go al­can­ce por­que sim­ple­men­te es más có­mo­do”, aña­de Stef­fen Piet­zon­ka des­de He­lla. “Es­to es pe­li­gro­so, ya que cir­cu­lar a una ve­lo­ci­dad de 80 km/h es su­fi­cien­te pa­ra no ver co­rrec­ta­men­te y no te­ner tiem­po de reac­cio­nar an­te los po­si­bles con­tra­tiem­pos. Las lu­ces de lar­go al­can­ce antideslumbrantes per­mi­ten al con­duc­tor un tiem­po adi­cio­nal de reac­ción a la vez que des­can­san la vis­ta en los tra­yec­tos lar­gos”, ex­pli­ca el es­pe­cia­lis­ta. La Uni­ver­si­dad Téc­ni­ca de Gies­sen con­fir­ma aho­ra, en con­di­cio­nes de con­duc­ción por ca­rre­te­ra, los re­sul­ta­dos de un aná­li­sis de la Uni­ver­si­dad Téc­ni­ca de Darms­tadt en 2013, que se lle­vó a ca­bo en “con­di­cio­nes de la­bo­ra­to­rio” en una pis­ta de avia­ción. A lo lar­go de un tra­mo de prue­ba de on­ce ki­ló­me­tros al su­r­es­te de Gies­sen, si­tua­ron a diez pea­to­nes y ani­ma­les sal­va­jes de car­tón. El con­duc­tor del vehícu­lo de prue­ba te­nía que pre­sio­nar un bo­tón en el vo­lan­te, tan pron­to co­mo vie­se al­go. Com­pa­ra­do con unas lu­ces cor­tas con­ven­cio­na­les, los ob­je­tos fue­ron de­tec­ta­dos 32 me­tros antes de me­dia con las lu­ces lar­gas, lo que equi­va­le a un tiem­po de reac­ción adi­cio­nal de 1,4 se­gun­dos cuan­do se cir­cu­la a 80 km/h.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.