CABINAS DE PIN­TU­RA PA­RA LA CA­RRO­CE­RÍA DEL FU­TU­RO

Ins­ta­la­ción lla­ve en mano y so­lu­cio­nes adap­ta­das a ca­da ne­ce­si­dad. Las em­pre­sas fa­bri­can­tes de cabinas de pin­tu­ra tie­nen cla­ro que la ren­ta­bi­li­dad del ta­ller es lo pri­me­ro y, pa­ra ello, desa­rro­llan so­lu­cio­nes que in­te­gran las úl­ti­mas tec­no­lo­gías dis­po­nibl

Chapa y Pintura - - Informe - Tex­to: Bea­triz Se­rrano / Fo­tos: Gru­po Tec­ni­pu­bli­ca­cio­nes

Los ta­lle­res es­pa­ño­les atien­den una me­dia de ca­si cin­co mi­llo­nes de re­pa­ra­cio­nes al año por pro­ble­mas re­la­cio­na­dos con la ca­rro­ce­ría. Ade­más de gol­pes en ca­so de si­nies­tro, la ca­rro­ce­ría ab­sor­be 28 de ca­da 100 eu­ros de lo que cues­ta de me­dia una re­pa­ra­ción en un ta­ller, di­ne­ro que tie­ne, se­gún Au­da­tex, “mu­chas pro­ba­bi­li­da­des de ser abo­na­do por el due­ño de un co­che nue­vo o jo­ven, de has­ta cin­co años”. Es­tos vehícu­los de cor­ta edad son res­pon­sa­bles de ca­si cua­tro de ca­da diez re­pa­ra­cio­nes de ca­rro­ce­ría en Es­pa­ña, a pe­sar de que re­pre­sen­tan me­nos del 20% del par­que.

Sin em­bar­go, la mis­ma fuen­te in­di­ca que es­tos tra­ba­jos han des­cen­di­do del 66% en 2009 al 49% ac­tual en los vehícu­los más jó­ve­nes (de 0 a 5 años), mien­tras que en­tre los más an­ti­guos, por con­tra, las en­tra­das por ope­ra­cio- nes de ca­rro­ce­ría han cre­ci­do en es­tos años del 6% al 20%. Es­te da­to se ex­pli­ca, se­gún Au­da­tex, por el au­men­to de la an­ti­güe­dad del par­que: en la ac­tua­li­dad, más de la mi­tad de los co­ches en cir­cu­la­ción tie­ne diez o más años, una ci­fra que pa­ra 2020 au­men­ta­rá has­ta su­po­ner al­re­de­dor del 66% del to­tal. Pe­ro es­te au­men­to de ope­ra­cio­nes en vehícu­los con más años no se tra­du­ce, ne­ce­sa­ria­men­te, en un au­men­to de la ren­ta­bi­li­dad; de he­cho, la evo­lu­ción del tra­ba­jo del ta­ller de ca­rro­ce­ría en nues­tro país “es­tá te­nien­do bas­tan­tes al­ti­ba­jos”, se­gún de­cla­ran des­de ASTRA. “El año em­pe­zó bien, pe­ro los dos úl­ti­mos me­ses no han si­do tan cons­tan­tes”. En cuan­to a sus pers­pec­ti­vas co­mo em­pre­sa, el fa­bri­can­te es­pe­ra afian­zar la ci­fra de ne­go­cio al­can­za­da en 2015, un año “par­ti- cu­lar­men­te bueno de­bi­do al buen fun­cio­na­mien­to de las ex­por­ta­cio­nes, tan­to en Fran­cia co­mo en Ita­lia”. Y pa­ra ayu­dar en el au­men­to de ren­ta­bi­li­dad en el ta­ller, los equi­pos ASTRA per­mi­ten re­du­cir los tiem­pos de se­ca­do gra­cias al sis­te­ma de re­cir­cu­la­ción to­tal de ai­re, al gran cau­dal de ai­re que dis­po­nen en to­das las fa­ses de tra­ba­jo, al re­du­cir al mí­ni­mo las pau­tas de man­te­ni­mien­to y al ga­ran­ti­zar una óp­ti­ma fil­tra­ción de ai­re.

Re­qui­si­tos más de­man­da­dos

La ram­pa in­te­rior neumática, así co­mo las lu­ces de es­qui­na, son dos ac­ce­so­rios muy so­li­ci­ta­dos en el mer­ca­do ac­tual, se­gún ASTRA, cu­yas cabinas dis­po­nen de cua­dro di­gi­ta­les in­te­li­gen­tes que avisan al uti­li­za­dor de to­das las ave­rías, los man­te­ni­mien­tos y mo­ni­to­ri­zan cons­tan­te­men­te el es­ta­do del equi­pa­mien­to. Y pa­ra fa­vo­re­cer el tra­ba­jo del ta­ller, ASTRA ha in­cor­po­ra­do el do­ble sis­te­ma in­ver­ter y el WSP, que per­mi­ten re­du­cir el con­su­mo de la ca­bi­na en to­das las fa­ses de tra­ba­jo, ade­más de un de­tec­tor de flu­jo de ai­re ins­ta­la­do en la pis­to­la, con el que se bus­ca po­si­cio­nar la ca­bi­na en ‘stand by’ ca­da vez que el pin­tor no es­té pul­ve­ri­zan­do pro­duc­to.

Los equi­pos de la fir­ma son to­tal­men­te per­so­na­li­za­bles en ac­ce­so­rios, di­men­sio­nes, ca­rac­te­rís­ti­cas téc­ni­cas y, en con­se­cuen­cia, el pre­cio tam­bién va­ria­rá. “ASTRA es un au­tén­ti­co es­pe­cia­lis­ta en ins­ta­la­cio­nes lla­ve en mano. La úni­ca preo­cu­pa­ción del clien­te se­rá la de pin­tar”. Eso sí, la ga­ma de pro­duc­tos del fa­bri­can­te no cu­bre la fran­ja ba­ja del mer­ca­do, don­de se im­po­nen, se­gún sus res­po­na­bles, los pro­duc­tos de pro­ce­den­cia asiá­ti­ca, tur­ca y bra­si­le­ña. “No­so­tros cree­mos en in­ver­sio­nes a lar­go pla­zo, don­de se va­lo­ri­za más las pres­ta­cio­nes del equi­po, el ser­vi­cio pos­ven­ta y la ca­li­dad de aca­ba­do fi­nal que el pre­cio ini­cial de com­pra del equi­po”.

LA RAM­PA IN­TE­RIOR NEUMÁTICA Y LAS LU­CES DE ES­QUI­NA SON, SE­GÚN ASTRA, DOS AC­CE­SO­RIOS MUY SO­LI­CI­TA­DOS EN EL MER­CA­DO AC­TUAL LA ILU­MI­NA­CIÓN LED FA­VO­RE­CE INS­TA­LA­CIO­NES DE AL­TA EFI­CIEN­CIA, CON UN AHO­RRO EN CON­SU­MO DE HAS­TA UN 70%; MA­YOR DU­RA­CIÓN Y RE­DUC­CIÓN DE LOS COS­TES DE MAN­TE­NI­MIEN­TO Y RE­EM­PLA­ZO; Y UN ELE­VA­DO NI­VEL DE CA­LI­DAD

Nue­va ilu­mi­na­ción LED

La Se­rie 4 es, sin lu­gar a du­das, el pro­duc­to es­tre­lla de ASTRA, que dis­po­ne de un show-room don­de sus clien­tes pue­den pro­bar los equi­pos an­tes de com­prar­los. Se­gún sus res­pon­sa­bles, “aú­na ba­jos con­su­mos, ex­ce­len­te ca­li­dad de aca­ba­dos, pro­ce­sos de se­ca­dos rá­pi­dos y una es­té­ti­ca muy van­guar­dis­ta”, mien­tras que “el pre­cio re­sul­ta muy com­pe­ti­ti­vo, te­nien­do en cuen­ta que es­tá equi­pa­da con los úl­ti­mos avan­ces tec­no­ló­gi­cos”.

Co­mo no­ve­dad, el fa­bri­can­te ha in­tro­du­ci­do en el mer­ca­do la ilu­mi­na­ción LED, que fa­vo­re­ce una me­jor re­pro­duc­ción cro­má­ti­ca con un CRI su­pe­rior al 82% y con la mi­tad de con­su­mo en re­la­ción a un tu­bo con­ven­cio­nal. “El pin­tor no de­be­rá es­pe­rar a sa­car el co­che de den­tro de la ca­bi­na y ver­lo a la luz del sol pa­ra ver la coin­ci­den­cia del co­lor re­pin­ta­do”, ase­gu­ran des­de la em­pre­sa, que tam­bién ha lan­za­do re­cien­te­men­te un nue­vo cua­dro de man­dos di­gi­tal, mo­de­lo 8900, que per­mi­te, en­tre otras fun­cio­nes, la te­le­asis­ten­cia, la me­mo­ri­za­ción de has­ta 20 pro­gra­mas de pin­ta­do y se­ca­do de pin­tu­ra, ca­da una con su tiem­po y tem­pe­ra­tu­ra, tan­to en las fa­ses de eva­po­ra­ción y se­ca­do en dos gra­dien­tes, co­mo en en­fria­mien­to. Ade­más, pue­de vi­sua­li­zar la hu­me­dad re­la­ti­va del ai­re, ele­men­to es­te úl­ti­mo que per­mi­te al pin­tor afi­nar me­jor las mez­cla en­tre co­lor, re­si­na, ca­ta­li­za­dor y di­sol­ven­tes. Den­tro tam­bién de las ven­ta­jas que ofre­ce la tec­no­lo­gía LED, la em­pre­sa vas­ca Gein­sa, es­pe­cia­li­za­da en ins­ta­la­cio­nes in­dus­tria­les, pa­ra tra­ta­mien­to de su­per­fi­cies y cabinas de pin­tu­ra, ha co­la­bo­ra­do con CHz Spain en el es­tu­dio, di­se­ño y apli­ca­ción de pa­ne­les LED pa­ra el in­te­rior de cabinas de pin­tu­ra. “Es­ta co­la­bo­ra­ción tec­no­ló­gi­ca en ilu­mi­na­ción ha re­sul­ta­do ple­na­men­te sa­tis­fac­to­ria ob­te­nien­do in­tere­san­tes re­sul­ta­dos”, ase­gu­ra Igor Gar­cía, di­rec­tor téc­ni­co de CHz Spain, en el úl­ti­mo bo­le­tín in­for­ma­ti­vo de Gein­sa. “LED es un com­po­nen­te op­toe­lec­tró­ni­co pa­si­vo, con­cre­ta­men­te, un dio­do que emi­te luz. Se usan co­mo in­di­ca­do­res en mu­chos dis­po­si­ti­vos y en ilu­mi­na­ción. Los pri­me­ros emi­tían luz ro­ja de ba­ja in­ten­si­dad, pe­ro los dis­po­si­ti­vos ac­tua­les emi­ten luz de al­to bri­llo en el es­pec­tro in­fra­rro­jo, vi­si­ble y ul­tra­vio­le­ta”. Se­gún Igor Gar­cía, es­te in­cre­men­to en la ca­pa­ci­dad de con­duc­ción de tec­no­lo­gía LED se tra­du­ce en la ca­pa­ci­dad de pro­duc­ción de ener­gía lu­mí­ni­ca.

En­tre las ven­ta­jas que ofre­ce fren­te a la ilu­mi­na­ción tra­di­cio­nal, el ex­per­to de CHz des­ta­ca ins­ta­la­cio­nes de al­ta efi­cien­cia, con un aho­rro en con­su­mo de has­ta un 70%; ma­yor du­ra­ción y re­duc­ción de los cos­tes de man­te­ni­mien­to y re­em­pla­zo; ele­va­do ni­vel de ca­li­dad, ya que po­seen un CRI (ín­di­ce alea­to­rio de co­lor) de al­re­de­dor de 90, con­si­guien­do que se apre­cien mu­cho más los ma­ti­ces de la luz; res­pues­ta de en­cen­di­do instantánea; eli­mi­na­ción de la ener­gía reac­ti­va; gran re­sis­ten­cia a gol­pes; ba­ja emi­sión de ca­lor y me­nor emi­sión de CO2.

Po­si­bi­li­da­des di­gi­ta­les

Es­te seg­men­to del mer­ca­do tam­po­co es­ca­pa a las nue­vas tec­no­lo­gías y al de­sa­rro­llo de la in­for­má­ti­ca. “De­cir aho­ra que ya se pro­yec­tan y cons­tru­yen ins­ta­la­cio­nes y cabinas de pin­tu­ra adap­ta­das a ca­da clien­te y que pue­den ser con­tro­la­das con el mó­vil, es prác­ti­ca­men­te no de­cir na­da”, ase­gu­ran des­de Gein­sa.

Al apli­car los re­cur­sos di­gi­ta­les a sus pro­yec­tos de pin­tu­ra, el re­to y pro­pó­si­to de Gein­sa es el de au­men­tar la se­gu­ri­dad, ope­ra­ti­vi­dad y efi­ca­cia. “Así se com­por­tan sus va­ria­do­res y au­tó­ma­ta pro­gra­ma­ble, con­tro­la­dos en­tre sí me­dian­te un ca­ble de da­tos. Lue­go, a tra­vés del con­si­guien­te cua­dro, se ob­tie­nen pa­rá­me­tros y va­lo­res del va­ria­dor en la pan­ta­lla de con­trol de la ins­ta­la­ción”, des­ta­can des­de la com­pa­ñía, cu­yos equi­pos per­mi­ten, ade­más, cam­biar cier­tos pa­rá­me­tros des­de la pan­ta­lla sin te­ner que rea­li­zar­lo des­de el ar­ma­rio ge­ne­ral de man­dos.

Del mis­mo mo­do, en el cua­dro di­se­ña­do por Gein­sa, se in­clu­yen rou­ters 3G con te­le­asis­ten­cia, pa­ra la rea­li­za­ción de cual­quier cam­bio de pro­gra­ma del au­tó­ma­ta o cam­bio de imá­ge­nes de la pan­ta­lla de con­trol, así co­mo pa­rá­me­tros del pro­pio au­tó­ma­ta. La co­mu­ni­ca­ción, se­gún la com­pa­ñía, es instantánea, “por lo que se con­si- gue un acer­ca­mien­to a ins­ta­la­cio­nes en fun­cio­na­mien­to sin ne­ce­si­dad de des­pla­za­mien­tos y per­mi­te con­tro­lar tam­bién la pan­ta­lla de la ins­ta­la­ción des­de dis­po­si­ti­vos mó­vi­les, ta­blets e, in­clu­so, or­de­na­do­res. Y to­do ello con la se­gu­ri­dad y cau­te­la que re­quie­ren en la ac­tua­li­dad los dis­po­si­ti­vos di­gi­ta­les”. Des­de sus nue­vas ins­ta­la­cio­nes, Gein­sa es­tá im­ple­men­tan­do desa­rro­llos que per­mi­ten una co­mu­ni­ca­ción en tiem­po real en­tre los di­fe­ren­tes ele­men­tos que com­po­nen la ins­ta­la­ción y las es­tra­te­gias de con­trol. “La co­mu­ni­ca­ción re­mo­ta per­mi­te dar ser­vi­cio a nues­tros clien­tes des­de nues­tras ofi­ci­nas y fa­ci­li­ta el ase­so­ra­mien­to, las mo­di­fi­ca­cio­nes de me­jo­ra o la re­so­lu­ción de fa­llos”. De es­ta for­ma, es­ta co­mu­ni­ca­ción fa­ci­li­ta, se­gún Gein­sa, el de­sa­rro­llo de es­tra­te­gias orien­ta­das a me­jo­rar la efi­cien­cia ener­gé­ti­ca y las me­jo­ras di­ri­gi­das a im­ple­men­tar es­tra­te­gias de man­te­ni­mien­to, ba­sa­das en el aná­li­sis en con­ti­nuo del com­por­ta­mien­to de la ins­ta­la­ción.

So­lu­cio­nes com­pe­ti­ti­vas

Con la ins­ta­la­ción de ta­lle­res in­te­gra­les a la me­di­da de ca­da clien­te, la mar­ca de al­ta tec­no­lo­gía Mar­tech Car, co­mer­cia­li­za­da por la em­pre­sa Spa­ne­si In­ter­na­cio­nal, ofre­ce la he­rra­mien­ta y ma­qui­na­ria ne­ce­sa­ria pa­ra adap­tar los

pro­ce­sos de re­pa­ra­ción a la ac­tual de­man­da que so­li­ci­ta el clien­te: ca­li­dad, tec­no­lo­gía y, so­bre to­do, so­lu­cio­nes pa­ra po­der com­pe­tir en un mer­ca­do ca­da vez más exi­gen­te, en el que lo pri­mor­dial es la ra­pi­dez y la ela­bo­ra­ción de un tra­ba­jo al­ta­men­te com­pe­ten­te. Con se­de en Al­ba­ce­te y más de 15.000 me­tros cua­dra­dos des­ti­na­dos a lo­gís­ti­ca, al­ma­ce­na­mien­to e in­ves­ti­ga­ción de pro­duc­to, Spa­ne­si In­ter­na­cio­nal inau­gu­ra­ba a pri­me­ros de 2016 la nue­va de­le­ga­ción en el País Vas­co, Mar­tech Car Nor­te, en De­rio (Viz­ca­ya). “Es­te es un pa­so más por nues­tro em­pe­ño en se­guir ofre­cien­do a nues­tros clien­tes pro­duc­tos y ser­vi­cios de pri­me­ra ca­li­dad”, de­cla­ran des­de la fir­ma.

En con­cre­to, los mo­de­los Mar­tech Car de cabinas de pin­tu­ra cuen­tan con mo­to­res de trans­mi­sión di­rec­ta a la tur­bi­na que apro­ve­chan to­da la fuer­za mo­triz; son­da con dis­po­si­ti­vo au­to­má­ti­co de de­tec­ción de lla­ma y elec­tro­vál­vu­la de se­gu­ri­dad pa­ra el cor­te de ai­re a pre­sión en la fa­se de se­ca­do. Ade­más, in­cor­po­ran fil­tros au­to­ex­tin­gui­bles cla­se F1 con una efi­cien­cia gra­vi­mé­tri­ca del 99,7%; y ter­mos­ta­tos de se­gu­ri­dad re­gu­la­bles has­ta 200º C, evi­tan­do si­tua­cio­nes de ries­go por ele­va­da tem­pe­ra­tu­ra, con cor­te au­to­má­ti­co de ali­men­ta­ción del que­ma­dor.

Ca­be des­ta­car, igual­men­te, la do­ble fi­la de ilu­mi­na­ción, de­jan­do un es­pa­cio com­ple­ta­men­te li­bre de som­bras, y el cua­dro de man­do Touch Screen, ca­paz de con­tro­lar to­dos los pro­ce­sos de una for­ma rá­pi­da y fá­cil, y de re­gu­lar el con­trol de la pre­sión au­to­má­ti­ca, con in­di­ca­dor au­to­má­ti­co de alar­ma de fil­tros y pro­gra­mas de fun­cio­na­mien­to me­mo­ri­za­dos. De en­tre su ofer­ta, Mar­tech Car des­ta­ca los mo­de­los de cabinas de pin­tu­ra Figh­ter II y III, con do­ble gru­po de pre­sión equi­li­bra­da, ca­pa­ces de ge­ne­rar un cau­dal de 25.000 m3/h y 30.000 m3/h, res­pec­ti­va­men­te. Es­tas cabinas cuen­tan con una es­truc­tu­ra de cha­pa blan­ca to­tal­men­te plas­ti­fi­ca­da; ais­la­mien­to de 50 mm. en la­na de ro­ca; puer­ta de ser­vi­cio; ilu­mi­na­ción de una fi­la in­cli­na­da en el án­gu­lo su­pe­rior; y cua­dro de man­dos pa­ra rea­li­zar au­to­má­ti­ca­men­te to­das las fun­cio­nes de pin­ta­do, se­ca­do y en­fria­mien­to. En cuan­to a sus di­men­sio­nes, las in­te­rio­res son de 6.900 x 3.900 x 2.700 mm. y las ex­te­rio­res, de 7.000 x 4.000 x 3.180 mm.

Equi­pos pa­ra pe­que­ñas re­pa­ra­cio­nes

El 80% de las re­pa­ra­cio­nes de ca­rro­ce­ría co­rres­pon­de a pe­que­ñas re­pa­ra­cio­nes en la par­te ba­ja, fron­tal y tra­se­ra de los vehícu­los. “Nor­mal­men­te se ges­tio­nan, en con­jun­to, con las gran­des re­pa­ra­cio­nes ge­ne­ran­do los con­si­guien­tes pro­ble­mas lo­gís­ti­cos, tem­po­ra­les, ener­gé­ti­cos y eco­nó­mi­cos”, de­cla­ran des­de Equi­pos La­gos, que ha desa­rro­lla­do pain­tTROTTER, una so­lu­ción pa­ra pe­que­ñas re­pa­ra­cio­nes en el ta­ller que ofre­ce ma­yor aho­rro ener­gé­ti­co en re­la­ción a cabinas de pin­tu­ra tra­di­cio­na­les; in­clu­so pue­de usar­se sin ne­ce­si­dad de equi­pos de se­ca­do adi­cio­na­les.

En el ám­bi­to lo­gís­ti­co, la em­pre­sa afir­ma que mien­tras se ocu­pan cabinas-horno y otros equi­pos pa­ra las gran­des re­pa­ra­cio­nes, no se pue­den re­pa­rar las pe­que­ñas que ten­drían una en­tre­ga rá­pi­da. En es­te sen­ti­do, pain­tTROTTER crea zo­nas fle­xi­bles que se pue­den des­ti­nar a un ma­yor nú­me­ro de ta­reas. En cuan­to al tiem­po, y en opi­nión de Equi­pos La­gos, uti­li­zar la ca­bi­na-horno di­la­ta los tiem­pos, ya que la pre­pa­ra­ción y eje­cu­ción de una pe­que­ña re­pa­ra­ción es prác­ti­ca­men­te la mis­ma que pa­ra un vehícu­lo com­ple­to. “pain­tTROTTER ayu­da a op­ti­mi­zar los tiem­pos de pre­pa­ra­ción y pin­ta­do de las pe­que­ñas re­pa­ra­cio­nes”, gra­cias, se­gún la com­pa­ñía, a su “fá­cil uti­li­za­ción y ma­ne­jo” que per­mi­te “que ga­ne­mos tiem­po en los pro­ce­sos de pin­ta­do, au­men­tan­do la pro­duc­ti­vi­dad en los tra­ba­jos rá­pi­dos”. Igual­men­te, una ca­bi­na-horno con­su­me prác­ti­ca­men­te la mis­ma ener­gía pa­ra pin­tar una pe­que­ña re­pa­ra­ción que pa­ra un vehícu­lo com­ple­to. “Te­nien­do en cuen­ta el cos­te de la ener­gía, su­po­ne un des­pil­fa­rro enor­me”, pro­ble­ma que, de acuer­do a Equi­pos La­gos, se mi­ni­mi­za con el nue­vo equi­po por su ba­jo con­su­mo.

La unión de los tres pro­ble­mas an­te­rio­res, pro­ble­mas lo­gís­ti­cos, tiem­pos de eje­cu­ción di­la­ta­dos y de­rro­che ener­gé­ti­co, con­lle­van, se­gún La­gos, “una cues­tión pu­ra­men­te eco­nó­mi­ca que se tra­du­ce en una ba­ja ren­ta­bi­li­dad”, mo­ti­vo por el cual “el ba­jo cos­te de man­te­ni­mien­to y su ope­ra­ti­vi­dad ha­ce que pain­tTROTTER sea el me­jor alia­do de to­do ta­ller pro­duc­ti­vo”. Res­pec­to a su uti­li­za­ción, Equi­pos La­gos re­co­mien­da, en pri­mer lu­gar, que el ope­ra­rio mue­va el pain­tTROTTER has­ta el vehícu­lo, si­tua­do en cual­quier lu­gar del ta­ller, y en­chu­far­lo a la red. El si­guien­te pa­so con­sis­te en la co­lo­ca­ción del film pro­tec­tor y el en­cin­ta­do, y re­cor­te de la pie­za o zo­na a pin­tar. De es­ta for­ma, pain­tTROTTER se con­vier­te en una ca­bi­na ce­rra­da, con la que, gra­cias a su sis­te­ma de re­cir­cu­la­ción de ai­re, el ope­ra­rio po­drá tra­ba­jar en un es­pa­cio to­tal­men­te li­bre de pol­vo y su­cie­dad. Al mis­mo tiem­po, al tra­tar­se de una ca­bi­na ce­rra­da, se evi­tan los ver­ti­dos de pin­tu­ra y con­ta­mi­na­ción a otras zo­nas del ta­ller. Por úl­ti­mo, pain­tTROTTER pue­de com­ple­men­tar­se con un equi­po de se­ca­do por in­fra­rro­jos de on­da cor­ta, re­du­cién­do­se los tiem­pos de se­ca­do a un ter­cio con res­pec­to al em­plea­do por una ca­bi­na tra­di­cio­nal.

Am­bien­te sin con­ta­mi­nan­tes

Las cabinas de pin­tu­ra lí­qui­da pre­ci­san gran­des can­ti­da­des de ai­re por mo­ti­vos de fia­bi­li­dad ope­ra­cio­nal y sa­lud pa­ra evi­tar, por un la­do, que el pin­ta­do sea da­ña­do por con­ta­mi­nan­tes y, por otro, que los re­si­duos del pro­ce­so no afec­ten a las per­so­nas ni con­ta­mi­nen el me­dio am­bien­te. Se re­quie­re un al­to gra­do de se­pa­ra­ción, aun­que las con­cen­tra­cio­nes de pol­vo y los cau­da­les de ai­re sean al­tos.

“Los equi­pos más uti­li­za­dos en es­ta in­dus­tria, co­mo CMC, La­gos, Spa­ne­si, Gein­sa, Hil­de­brand, etc. re­quie­ren una ga­ma de pro­duc­tos y mar­cas de fil­tra­ción, ta­les co­mo Al­dair In­dus­trial Fil­tra­tion, Ul­tra­fil­ter o Vi­le­don, en­tre otros, que sa­tis­fa­gan las ne­ce­si­da­des más exi­gen­tes”. Así lo des­ta­can des­de Fil­tros Car­tés, que pro­vee a sus clien­tes en el sec­tor de las cabinas de pin­tu­ra lí­qui­da de so­lu­cio­nes per­so­na­li­za­das de fil­tra­ción en las áreas que ne­ce­si­ten.

“Una fil­tra­ción de ca­li­dad só­lo pue­de ver­se ga­ran­ti­za­da por pri­me­ras mar­cas, stock de las mis­mas, un ser­vi­cio per­so­na­li­za­do an­tes y des­pués de ser­vir los fil­tros, y un ase­so­ra­mien­to con­ti­nuo en la me­jo­ra de la efi­cien­cia de los sis­te­mas”. El ob­je­ti­vo de Fil­tros Car­tés se cen­tra en “pro­por­cio­nar los pro­duc­tos que per­mi­tan una ca­li­dad de pin­ta­do li­bre de to­da im­per­fec­ción, jun­to con un in­cre­men­to en la efi­cien­cia del pro­ce­so y la pro­tec­ción me­dioam­bien­tal tras el mis­mo”.

Bo­xes de re­pa­ra­ción rá­pi­da ASTRA en las ins­ta­la­cio­nes de Jar­mau­to en Ri­vas Va­cia­ma­drid.

pain­tTROTTER, de Equi­pos La­gos, es una so­lu­ción pa­ra pe­que­ñas re­pa­ra­cio­nes en el ta­ller.

Ins­ta­la­ción de Gein­sa pa­ra la em­pre­sa Proy­col, de Gui­púz­coa.

Ca­bi­na de pin­tu­ra Mar­tech Car.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.