Equi­pos de pro­tec­ción in­di­vi­dual en el ta­ller de cha­pa y pin­tu­ra

Las ope­ra­cio­nes de re­pa­ra­ción de ca­rro­ce­ría y la apli­ca­ción de pin­tu­ras con­lle­van una se­rie de ries­gos pa­ra la sa­lud de los tra­ba­ja­do­res, que es­tán ex­pues­tos a su­per­fi­cies cor­tan­tes, ga­ses tó­xi­cos o ra­dia­cio­nes ul­tra­vio­le­tas. Pa­ra ga­ran­ti­zar la se­gu­ri­dad

Chapa y Pintura - - Noticias - Tex­to RCh­yP Fo­tos GTP

En los úl­ti­mos años, las di­fe­ren­tes nor­ma­ti­vas en­ca­mi­na­das a re­du­cir los ac­ci­den­tes la­bo­ra­les han con­se­gui­do dis­mi­nuir de ma­ne­ra sen­si­ble el nú­me­ro de si­nies­tros en los lu­ga­res de tra­ba­jo, pe­ro to­da­vía que­da mu­cho ca­mino por an­dar. A pe­sar de que ya se han cum­pli­do 20 años des­de la apro­ba­ción de la Ley 31/1995 de Pre­ven­ción de Ries­gos La­bo­ra­les, só­lo en 2015 se pro­du­je­ron en Es­pa­ña 629 ac­ci­den­tes de tra­ba­jo mor­ta­les, así co­mo 529.248 ac­ci­den­tes con ba­ja la­bo­ral y otros 714.930 sin ba­ja. Con el ob­je­ti­vo de con­cien­ciar tan­to a tra­ba­ja­do­res co­mo a em­pre­sa­rios de la im­por­tan­cia de to­mar las me­di­das opor­tu­nas pa­ra re­du­cir la si­nies­tra­li­dad la­bo­ral, Cen­tro Zaragoza ha pu­bli­ca­do dos ví­deos en su ca­nal de You­tu­be (www. you­tu­be.com/user/czinf) en los que ex­pli­ca cuá­les son los equi­pos bá­si­cos de pro­tec­ción in­di­vi­dual que de­be­mos uti­li­zar en los ta­lle­res de re­pa­ra­ción de ca­rro­ce­ría, in­clu­yen­do la pre­ven­ción ne­ce­sa­ria en el área de pin­tu­ra. De­be­mos re­cor­dar que por ries­go la­bo­ral se con­si­de­ra a la po­si­bi­li­dad de que un tra­ba­ja­dor su­fra un de­ter­mi­na­do da­ño de­ri­va­do del tra­ba­jo, ya sean en­fer­me­da­des, pa­to­lo­gías o le­sio­nes. En es­te sen­ti­do, el ta­ller de cha­pa y pin­tu­ra con­lle­va una se­rie de ries­gos pa­ra los ope­ra­rios, ya que se tra­ba­ja dia­ria­men­te con su­per­fi­cies cor­tan­tes, he­rra­mien­tas, ra­yos ul­tra­vio­le­tas, pro­duc­tos quí­mi­cos, etc. Por es­te mo­ti­vo, co­no­cer y uti­li­zar los equi­pos de pro­tec­ción in- di­vi­dual (EPI) es fun­da­men­tal pa­ra ga­ran­ti­zar un ser­vi­cio óp­ti­mo y de ca­li­dad sin po­ner en ries­go la sa­lud o la hi­gie­ne en el tra­ba­jo. Por EPI se en­tien­de cual­quier equi­po des­ti­na­do a ser lle­va­do o su­je­ta­do por el tra­ba­ja­dor pa­ra que le pro­te­ja de uno o va­rios ries­gos que pue­den ame­na­zar su se­gu­ri­dad o su sa­lud, así co­mo cual­quier com­ple­men­to o ac­ce­so­rio en­fo­ca­do a tal fin. Es­tos equi­pos con­lle­van obli­ga­cio­nes tan­to por los em­pre­sa­rios co­mo por los tra­ba­ja­do­res, ya que los pri­me­ros tie­nen que ofre­cer­los y ase­gu­rar su uso, mien­tras que los se­gun­dos de­ben uti­li­zar­los sin ex­cu­sas. Es­tos EPIs de­ben es­tar mar­ca­dos con las le­tras CE, que ase­gu­ran que cum­plen con los re­qui­si­tos esen­cia­les de las di­rec­ti­vas eu­ro­peas.

SOL­DA­DU­RA Y COR­TE

En las ope­ra­cio­nes de sol­da­du­ra y cor­te los tra­ba­ja­do­res se ex­po­nen a ries­gos co­mo que­ma­du­ras, cor­tes, in­cen­dios y ex­plo­sio­nes. Pa­ra evi­tar­los de­ben uti­li­zar EPIs co­mo pan­ta­lla pro­tec­to­ra an­ti­rra­dia­cio­nes, guan­tes, ro­pa sin plie­gues, ca­pu­cha, de­lan­tal de cue­ro o man­dil, po­lai­nas y bo­tas re­for­za­das, cas­cos an­ti­rrui­do, ga­fas, mas­ca­ri­lla y cor­ti­na se­pa­ra­do­ra.

Ade­más, pa­ra evi­tar in­cen­dios se de­ben ale­jar de la zo­na de tra­ba­jo los ma­te­ria­les in­fla­ma­bles, los de­pó­si­tos de com­bus­ti­ble y los des­en­gra­san­tes. Asi­mis­mo se de­be dis­po­ner de un sis­te­ma con­tra in­cen­dios y uti­li­zar una ven­ti­la­ción for­za­da, co­mo as­pi­ra­do­res. PRO­CE­SO DE EN­DE­RE­ZA­DO

En es­te pro­ce­so de tra­ba­jo los prin­ci­pa­les ries­gos son los gol­pes y los cor­tes. Por ello se re­co­mien­da uti­li­zar guan­tes y bo­tas re­for­za­das. De ma­ne­ra pa­ra­le­la, de­be te­ner­se en cuen­ta la fal­ta de es­pa­cio, las pos­tu­ras for­za­das y la co­lo­ca­ción del tra­ba­ja­dor, que no de­be­rá si­tuar­se de­lan­te de las cadenas de es­ti­ra­je. Al mis­mo tiem­po, con­vie­ne pres­tar aten­ción al es­ta­do de las bri­das, las cadenas, las mor­da­zas, los arie­tes, los ca­bles de se­gu­ri­dad y los pa­ne­les oxi­da­dos.

SUS­TI­TU­CIÓN

Y RE­PA­RA­CIÓN DE LU­NAS

Du­ran­te la sus­ti­tu­ción y re­pa­ra­ción de lu­nas, el tra­ba­ja­dor pue­de su­frir cor­tes y es­tá ex­pues­to a la in­ha­la­ción de ga­ses tó­xi­cos y a rui­dos. Pa­ra es­ta ac­ti­vi­dad los prin­ci­pa­les EPIs son los guan­tes grue­sos y de lá­tex, las pro­tec­cio­nes au­di­ti­vas, así co­mo las ga­fas. Los ope­ra­rios tam­bién de­ben te­ner

En es­ta ac­ti­vi­dad en­con­tra­mos los mis­mos ries­gos que he­mos des­cri­to en el apar­ta­do de li­ja­do de su­per­fi­cies, aun­que de­be­mos aña­dir el con­tac­to con los va­po­res y las nie­blas pro­du­ci­das por la eva­po­ra­ción de los pro­duc­tos o su pul­ve­ri­za­ción. Los EPIs re­co­men­da­dos tam­bién son los mis­mos que en el li­ja­do. Eso sí, las mascarillas de­ben ser mixtas, ya que no só­lo de­ben fil­trar par­tí­cu­las, sino tam­bién ga­ses y va­po­res. Ade­más del có­di­go P se­gui­do de un nú­me­ro del 1 al 3 (par­tí­cu­las), a es­tas mascarillas se les apli­ca un có­di­go que co­mien­za con la le­tra A so­bre un fon­do ma­rrón, que ha­ce re­fe­ren­cia a su ca­pa­ci­dad pa­ra fil­trar va­po­res or­gá­ni­cos. Es­ta A es­tá se­gui­da de un nú­me­ro (1, 2 o 3) se­gún la ca­pa­ci­dad de fil­tra­do me­dian­te car­bón ac­ti­vo. Tam­bién se pue­de op­tar por una más­ca­ra com­ple­ta que pro­te­ge los ojos y las vías res­pi­ra­to­rias. Pa­ra la lim­pie­za de las he­rra­mien­tas se re­co­mien­da que los guan­tes sean de ni­tri­lo por su ma­yor re­sis­ten­cia quí­mi­ca.

Du­ran­te la apli­ca­ción de pin­tu­ra tam­bién se pue­den pro­du­cir caí­das, cor­tes, in­cen­dios, que­ma­du­ras, ra­dia­ción en el se­ca­do por ul­tra­vio­le­tas o es­fuer­zos pos­tu­ra­les, por lo que se de­ben ex­tre­mar las pre­cau­cio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.