CÓ­MO ELE­GIR EL COM­PRE­SOR ADE­CUA­DO

Chapa y Pintura - - Informe -

Pa­ra una elec­ción co­rrec­ta del com­pre­sor de ai­re, el pro­fe­sio­nal del ta­ller de­be te­ner en cuen­ta prin­ci­pal­men­te el uso que se le va a dar. Ade­más, es im­por­tan­te con­si­de­rar es­tos cua­tro as­pec­tos fun­da­men­ta­les.

1. La pre­sión ne­ce­sa­ria (en ba­res) que hay que eva­luar en fun­ción de las ne­ce­si­da­des de sus má­qui­nas y he­rra­mien­tas, sin so­bre­va­lo­rar ni sub­es­ti­mar las ne­ce­si­da­des de pre­sión del ta­ller. 2. Es ne­ce­sa­rio co­no­cer el con­su­mo del com­pre­sor, que es­tá ex­pre­sa­do en me­tros cú­bi­cos/ho­ra (m3/h) o en li­tros/mi­nu­tos (l/min). Es­tas dos es­pe­ci­fi­ca­cio­nes son las más im­por­tan­tes a te­ner en cuen­ta a la ho­ra de ele­gir com­pre­sor. El que se­lec­cio­ne­mos de­be te­ner un cau­dal que sea, co­mo mí­ni­mo, igual al con­su­mo de la he­rra­mien­ta neu­má­ti­ca que va­mos a uti­li­zar, aun­que siem­pre es pre­fe­ri­ble que lo su­pere. Asi­mis­mo, la pre­sión má­xi­ma del com­pre­sor de­be su­pe­rar en dos o tres ba­res, al me­nos, la pre­sión no­mi­nal de tra­ba­jo de la he­rra­mien­ta. Ade­más, la ca­pa­ci­dad del cal­de­rín in­flu­ye so­bre el nú­me­ro de arran­ques del com­pre­sor, por lo que, si pen­sa­mos dar un uso muy con­ti­nua­do al mis­mo, se­rá me­jor que op­te­mos por uno de ma­yor ca­pa­ci­dad pa­ra alar­gar la vi­da útil del apa­ra­to. 3. Se de­be ana­li­zar la ca­li­dad del ai­re que se re­quie­re. 4. Hay que te­ner en cuen­ta la ca­li­dad de la dis­tri­bu­ción de ai­re en la em­pre­sa, así co­mo el es­pa­cio que ocu­pa el com­pre­sor o el ni­vel de rui­do que ge­ne­ra. To­dos es­tos ele­men­tos de­ter­mi­na­rán la se­lec­ción de un ti­po de com­pre­sor u otro, te­nien­do en cuen­ta que ele­gir el co­rrec­to se­rá in­dis­pen­sa­ble pa­ra un buen re­sul­ta­do y tiem­pos de tra­ba­jo efi­cien­tes. Igual de im­por­tan­te que la elec­ción co­rrec­ta, es su pos­te­rior man­te­ni­mien­to, ya que la vi­da útil del com­pre­sor y la ca­li­dad de los tra­ba­jos ob­te­ni­dos es­tán di­rec­ta­men­te re­la­cio­na­das con la ca­li­dad de man­te­ni­mien­to. Es fun­da­men­tal que los pro­fe­sio­na­les del ta­ller co­noz­can to­dos los de­ta­lles de su manejo y con­ser­va­ción pa­ra que la he­rra­mien­ta du­re y apor­te el aca­ba­do desea­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.