Sa­ber ele­gir es la cla­ve

Chapa y Pintura - - Informe - › Tex­to So­nia Alonso › Fo­tos PdA

La pis­to­la de pin­tu­ra es uno de los pro­duc­tos in­dis­pen­sa­bles en cual­quier ta­ller de ca­rro­ce­ría, pe­ro tam­bién uno de los que más du­das ge­ne­ra en­tre los pro­fe­sio­na­les a la ho­ra de rea­li­zar su com­pra de­bi­do a la enor­me ofer­ta y ti­po­lo­gía que, en la ac­tua­li­dad, po­de­mos en­con­trar en el mer­ca­do. Ele­gir el mo­de­lo ade­cua­do es fun­da­men­tal pa­ra desem­pe­ñar las ta­reas dia­rias del ta­ller de ma­ne­ra co­rrec­ta, ya que una ma­la elec­ción pue­de tra­du­cir­se en un aca­ba­do de­fi­cien­te, un ma­yor La im­por­tan­cia y uti­li­dad de la pis­to­la de pin­tu­ra pa­ra el pro­fe­sio­nal del ta­ller de ca­rro­ce­ría ha­cen que sea una de las he­rra­mien­tas más em­plea­das. Por ello, las mar­cas ca­da vez ha­cen más hin­ca­pié en me­jo­rar la er­go­no­mía y el di­se­ño de sus mo­de­los pa­ra res­pon­der a las ne­ce­si­da­des de los pro­fe­sio­na­les y des­ta­car en­tre los ex­per­tos del sec­tor. Así, en­con­tra­mos en sus ca­tá­lo­gos una ex­ten­sa va­rie­dad de es­tos pro­duc­tos. An­te tan­ta ofer­ta, sa­ber ele­gir es la cla­ve pa­ra acer­tar.

con­su­mo de pin­tu­ra o en una pér­di­da in­ne­ce­sa­ria de ho­ras de tra­ba­jo, con el con­si­guien­te per­jui­cio en la cuen­ta de re­sul­ta­dos. Su uso es bá­si­co pa­ra desem­pe­ñar las ta­reas dia­rias del ta­ller y no hay que ol­vi­dar que el pro­fe­sio­nal pa­sa una gran can­ti­dad de tiem­po sos­te­nien­do es­tos pro­duc­tos. Por ello, as­pec­tos co­mo el pe­so, la for­ma o la er­go­no­mía son ca­da vez más te­ni­dos en cuen­ta por los tra­ba­ja­do­res de un sec­tor ca­da día más pro­fe­sio­na­li­za­do y exi­gen­te. Es­ta es la ra­zón por la que las mar­cas se ven obli­ga­das a in­cluir en sus ca­tá­lo­gos un aba­ni­co con­si­de­ra­ble de op­cio­nes don­de ele­gir. Con­tar con una ofer­ta am­plia y va­ria­da de pro­duc­tos es fun­da­men­tal pa­ra que las mar­cas con­si­gan te­ner éxi­to en­tre los ex­per­tos del sec­tor. Así, fir­mas co­mo Sa­ta, DeVil­biss, 3M, Sa­go­la o Iwa­ta in­cor­po­ran en sus ca­tá­lo­gos dis­tin­tas al­ter­na­ti­vas con pre­cios, pres­ta­cio­nes y ca­rac­te­rís­ti­cas di­fe­ren­tes pa­ra cu­brir el ma­yor por­cen­ta­je de mer­ca­do po­si­ble y adap­tar­se a las pre­fe­ren­cias del pro­fe­sio­nal y las par­ti­cu­la­ri­da­des de ca­da es­ta­ble­ci­mien­to.

3M

En su ca­tá­lo­go de pistolas de pin­tu­ra des­ta­ca la pis­to­la HGP Ac­cus­pray, di­se­ña­da pa­ra fa­ci­li­tar la apli­ca­ción en re­ves­ti­mien­tos de al­ta vis­co­si­dad en la re­pa­ra­ción de au­to­mó­vil, y ga­ran­ti­zar así más pro­duc­ti­vi­dad y ren­ta­bi­li­dad en los ta­lle­res. El sis­te­ma Ac­cus­pray tie­ne una ca­be­za ato­mi­za­do­ra re­em­pla­za­ble, que se com­ple­men­ta con su ca­zo­le­ta a pre­sión PPS. Es­ta com­bi­na­ción ha­ce que se in­cre­men­te la pro­duc­ti­vi­dad, re­du­cien­do el tiem­po de apli­ca­ción, su­mi­nis­tran­do pro­me­dios al­tos y eli­mi­nan­do el cos­te de man­te­ni­mien­to de la pis­to­la. Ade­más, es­te mo­de­lo re­du­ce el pul­ve­ri­za­do, in­cre­men­ta la ta­sa de trans­fe­ren­cia de pro­duc­to y re­du­ce el tiem­po de apli­ca­ción. La mar­ca in­clu­ye en su ca­tá­lo­go otras op­cio­nes co­mo la Se­rie 10 o la Se­rie 12S de pistolas ato­mi­za­do­ras con ta­zas de di­fe­ren­tes ta­ma­ños, re­gu­la­do­res y ali­men­ta­ción a pre­sión o a gra­ve­dad, con el ob­je­ti­vo de adap­tar­se a las dis­tin­tas ne­ce­si­da­des de los ta­lle­res de ca­rro­ce­ría.

ANEST IWA­TA

La se­rie Su­per­no­va de pistolas de pin­tu­ra es una de las ga­mas más des­ta­ca­das de su ofer­ta. Se tra­ta de una ga­ma que com­bi­na la ele­gan­cia con lo úl­ti­mo en di­se­ño, y den­tro de ella en­con­tra­mos mo­de­los co­mo la Su­per­no­va WS 400 Evo, con un sis­te­ma de hi­los de blo­queo que per­mi­te

La HGP Ac­cus­pray de 3M es­tá di­se­ña­da pa­ra tra­ba­jos de al­ta vis­co­si­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.