La ne­ce­sa­ria trans­for­ma­ción del sec­tor: ha­cia la cons­truc­ción in­te­li­gen­te

CIC Arquitectura y Construcción - - Foro De Debate - Flo­ren­cio Man­te­ca González Ar­qui­tec­to. Di­rec­tor del De­par­ta­men­to de Ener­gé­ti­ca Edi­fi­ca­to­ria de Ce­ner

Ca­si sin dar­nos cuen­ta nos va­mos acer­can­do al año 2020 y, por lo tan­to, a la en­tra­da en vi­gor de la obli­ga­to­rie­dad de que to­dos los edi­fi­cios nue­vos sean de con­su­mo de ener­gía ca­si nu­lon­zeb. Se­rá in­tere­san­te ver có­mo el mer­ca­do se va trans­for­man­do ha­cia es­te nue­vo es­tán­dar. En al­gu­nas co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas, el mer­ca­do se es­tá ade­lan­tan­do a esa fe­cha y se es­tán asu­mien­do com­pro­mi­sos, por par­te de las em­pre­sas pú­bli­cas so­bre to­do, de pro­yec­tar y cons­truir los edi­fi­cios con es­tán­da­res de muy ele­va­da efi­cien­cia ener­gé­ti­ca, sin es­pe­rar a la en­tra­da en vi­gor de la ley que trans­pon­ga la Di­rec­ti­va de Efi­cien­cia Ener­gé­ti­ca de Edi­fi­cios. Por ejem­plo, el go­bierno de Na­va­rra se com­pro­me­tió a cons­truir des­de el año pa­sa­do to­dos los edi­fi­cios pú­bli­cos con los re­que­ri­mien­tos ne­ce­sa­rios pa­ra ob­te­ner la cer­ti­fi­ca­ción Pas­siv­haus, y tam­bién ca­da vez más pro­mo­to­res pri­va­dos es­tán edi­fi­can­do en lí­nea con lo que se con­si­de­ra que se­rá la de­fi­ni­ción de edi­fi­cio de con­su­mo ca­si nu­lo. En es­tas co­mu­ni­da­des la en­tra­da en vi­gor de la obli­ga­to­rie­dad de cons­truir edi­fi­cios NZEB no su­pon­drá una gran no­ve­dad, ni el sec­tor ten­drá que ha­cer un gran es­fuer­zo pa­ra adap­tar­se.

Sin em­bar­go, en las co­mu­ni­da­des don­de es­tos as­pec­tos se van in­cor­po­ran­do más des­pa­cio, don­de las ad­mi­nis­tra­cio­nes no es­tán es­pe­cial­men­te sen­si­bi­li­za­das en fo­men­tar es­te avan­ce ha­cia la efi­cien­cia ener­gé­ti­ca en la edi­fi­ca­ción, y los con­su­mi­do­res (por fal­ta de in­for­ma­ción, sen­si­bi­li­za­ción o por te­ner un cli­ma muy be­nigno) no lo de­man­dan, la apli­ca­ción efec­ti­va de la nor­ma­ti­va se­rá más com­pli­ca­da y lle­va­rá bas­tan­te más tiem­po la adap­ta­ción al nue­vo es­ce­na­rio.

Por otra par­te, el sec­tor ten­drá ne­ce­sa­ria­men­te que rein­ven­tar­se tras la du­rí­si­ma cri­sis en la que ha es­ta­do in­mer­so du­ran­te una dé­ca­da y di­se­ñar un nue­vo mo­de­lo en la cons­truc­ción pa­ra el si­glo XXI, ba­sa­do en la in­no­va­ción co­mo mo­tor del cam­bio y la efi­cien­cia y op­ti­mi­za­ción de los re­cur­sos, co­mo as­pec­tos cla­ve del pro­ce­so.

La in­no­va­ción de­be abar­car no solo as­pec­tos téc­ni­cos que lle­ven a una cons­truc­ción in­te­li­gen­te (in­dus­tria­li­za­ción de ele­men­tos cons­truc­ti­vos, di­gi­ta­li­za­ción de los pro­ce­sos y pro­duc­tos, me­jo­ra de las ca­rac­te­rís­ti­cas fí­si­cas de los ma­te­ria­les, etc.), sino tam­bién a los as­pec­tos or­ga­ni­za­cio­na­les y de pla­ni­fi­ca­ción y ges­tión de la cons­truc­ción; el mo­de­lo tra­di­cio­nal, ba­sa­do en la su­ce­sión de con­tra­tas y sub­con­tra­tas en un pro­ce­so li­neal, es­tá com­ple­ta­men­te ob­so­le­to. No fun­cio­na. De­be dar pa­so al es­ta­ble­ci­mien­to de un “eco­sis­te­ma in­te­gra­do”, que im­pli­que a to­dos los agen­tes par­ti­ci­pan­tes en la ca­de­na de va­lor en una pla­ni­fi­ca­ción co­la­bo­ra­ti­va, de ma­ne­ra que des­de las fa­ses tem­pra­nas del pro­ce­so se es­ta­blez­can en­tor­nos de con­fian­za y trans­pa­ren­cia que per­mi­tan de­fi­nir y ali­near los ob­je­ti­vos co­mu­nes de ca­li­dad, cos­te, pla­zo, efi­cien­cia, va­lor y se­gu­ri­dad. El nue­vo sec­tor de la cons­truc­ción de­be dis­po­ner de he­rra­mien­tas que per­mi­tan me­jo­rar el pro­ce­so in­te­gral del pro­yec­to des­de las fa­ses muy tem­pra­nas, uti­li­zan­do por ejem­plo la fi­lo­so­fía Lean, la tec­no­lo­gía BIM (Buil­ding In­for­ma­tion Mo­de­ling) y la ges­tión IPD (In­te­gra­tion Pro­ject De­li­very).

Re­tos ener­gé­ti­cos y me­dioam­bien­ta­les

La cues­tión es: ¿es­ta­mos pre­pa­ra­dos pa­ra es­te nue­vo es­ce­na­rio de edi­fi­cios NZEB? Los as­pec­tos bá­si­cos que son ne­ce­sa­rios pa­ra afron­tar los re­tos ener­gé­ti­cos y me­dioam­bien­ta­les que te­ne­mos por de­lan­te, fun­da­men­tal­men­te, son: a) dis­po­ner de una tec­no­lo­gía de los ma­te­ria­les, sis­te­mas y pro­ce­sos cons­truc­ti­vos que sea com­pa­ti­ble con los am­bi­cio­sos ob­je­ti­vos es­ta­ble­ci­dos, b) la for­ma­ción ne­ce­sa­ria en to­dos los agen­tes in­ter­vi­nien­tes, que per­mi­ta ad­qui­rir el “sa­ber ha­cer” des­de el pun­to de vis­ta téc­ni­co, y c) la le­gis­la­ción ade­cua­da.

En es­te sen­ti­do, to­da­vía fal­ta bas­tan­te ca­mino por an­dar. Por una par­te, dis­po­ne­mos de una cier­ta tec­no­lo­gía en los ma­te­ria­les de cons­truc­ción y en los sis­te­mas e ins­ta­la­cio­nes de la edi­fi­ca­ción, pe­ro sin em­bar­go es­tá pen­dien­te una evo­lu­ción en dos as­pec­tos que son im­pres­cin­di­bles pa­ra re­du­cir los cos­tes de la cons­truc­ción y me­jo­rar su efi­cien­cia ener­gé­ti­ca: la in­dus­tria­li­za­ción del pro­ce­so cons­truc­ti­vo, más allá de una sim­ple pre­fa­bri­ca­ción de al­gu­nos com­po­nen­tes, y la di­gi­ta­li­za­ción de los edi­fi­cios, la in­cor­po­ra­ción de la in­te­li­gen­cia ne­ce­sa­ria pa­ra per­mi­tir una op­ti­mi­za­ción de su com­por­ta­mien­to ener­gé­ti­co, ha­cien­do coin­ci­dir la de­man­da de ener­gía con la ge­ne­ra­ción con fuen­tes re­no­va­bles in si­tu. És­te es pre­ci­sa­men­te uno de los cam­pos en los que en el De­par­ta­men­to de Ener­gé­ti­ca Edi­fi­ca­to­ria de Ce­ner es­ta­mos tra­ba­jan­do con más in­ten­si­dad. En cuan­to a la for­ma­ción ne­ce­sa­ria pa­ra adap­tar­se a es­te nue­vo es­ce­na­rio, en las es­cue­las de ar­qui­tec­tu­ra e in­ge­nie­ría se van in­cor­po­ran­do po­co a po­co es­tos con­cep­tos a los pla­nes de es­tu­dio. El ma­yor re­to es con­se­guir una for­ma­ción ade­cua­da pa­ra los pro­fe­sio­na­les en ac­ti­vo, con mu­chos años de ex­pe­rien­cia, in­clu­yen­do los que tra­ba­jan en las em­pre­sas pú­bli­cas y en la Ad­mi­nis­tra­ción. Igual­men­te es ne­ce­sa­rio una for­ma­ción es­pe­cí­fi­ca pa­ra el res­to de agen­tes in­ter­vi­nien­tes, y es­pe­cial­men­te los tra­ba­ja­do­res de la cons­truc­ción, co­mo res­pon­sa­bles úl­ti­mos de la pues­ta en obra de los ele­men­tos y sis­te­mas cons­truc­ti­vos. Fi­nal­men­te, es im­pres­cin­di­ble una le­gis­la­ción ade­cua­da, que sea am­bi­cio­sa pe­ro asu­mi­ble, y cohe­ren­te con la reali­dad del mer­ca­do. La cla­ve en es­te sen­ti­do se­rá el es­ta­ble­ci­mien­to de los sis­te­mas de con­trol que ga­ran­ti­cen real­men­te el cum­pli­mien­to de las nor­ma­ti­vas, y que sean una ga­ran­tía pa­ra los con­su­mi­do­res, in­clu­so in­cor­po­ran­do sis­te­mas de mo­ni­to­ri­za­ción del con­su­mo de los edi­fi­cios una vez en­tre­ga­dos.

Co­mo con­clu­sión, pa­ra adap­tar­se a los nue­vos re­que­ri­mien­tos ener­gé­ti­cos y me­dioam­bien­ta­les que se van a exi­gir muy pron­to, el sec­tor de la cons­truc­ción de­be ne­ce­sa­ria­men­te trans­for­mar­se ha­cia un sec­tor in­te­li­gen­te, ba­sa­do en la in­no­va­ción, la efi­cien­cia de los re­cur­sos y la me­jo­ra de la pro­duc­ti­vi­dad. Va­mos po­co a po­co dan­do pa­sos en esa di­rec­ción, pe­ro to­da­vía que­da mu­cho ca­mino por re­co­rrer.

Dis­po­ne­mos de una cier­ta tec­no­lo­gía en los ma­te­ria­les de cons­truc­ción y en los sis­te­mas e ins­ta­la­cio­nes de la edi­fi­ca­ción, pe­ro sin em­bar­go es­tá pen­dien­te una evo­lu­ción en dos as­pec­tos que son im­pres­cin­di­bles pa­ra re­du­cir los cos­tes de la cons­truc­ción y me­jo­rar su efi­cien­cia ener­gé­ti­ca: la in­dus­tria­li­za­ción del pro­ce­so cons­truc­ti­vo, más allá de una sim­ple pre­fa­bri­ca­ción de al­gu­nos com­po­nen­tes, y la di­gi­ta­li­za­ción de los edi­fi­cios”

123RF

123RF

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.