¿La reha­bi­li­ta­ción se­rá el fu­tu­ro?

CIC Arquitectura y Construcción - - Foro De Debate - Lluís Co­me­rón i Grau­pe­ra De­cano del Co­le­gio de Ar­qui­tec­tos de Ca­ta­lu­ña (Coac)

Des­de ha­ce de­ma­sia­do tiem­po, la ma­yor par­te del sec­tor de la cons­truc­ción coin­ci­di­mos en que el “fu­tu­ro es­tá en la reha­bi­li­ta­ción”, pe­ro la­men­ta­ble­men­te ese fu­tu­ro si­gue sin lle­gar. El cre­ci­mien­to de la con­cien­cia me­dioam­bien­tal de los años 90 plan­teó nue­vos ob­je­ti­vos de sos­te­ni­bi­li­dad am­bien­tal y so­cial, que re­que­rían prio­ri­zar la reha­bi­li­ta­ción por en­ci­ma de la obra nue­va.

Sin em­bar­go, la hi­per­pro­duc­ción de los pri­me­ros años del si­glo XXI se cen­tró en el cre­ci­mien­to ur­bano, pos­ter­gan­do la reha­bi­li­ta­ción en un mo­men­to en el que la co­yun­tu­ra eco­nó­mi­ca era muy fa­vo­ra­ble y per­mi­tía dis­po­ner de los re­cur­sos ne­ce­sa­rios pa­ra re­no­var un par­que de vi­vien­das pre­ma­tu­ra­men­te en­ve­je­ci­do. Tras el es­ta­lli­do de la bur­bu­ja fi­nan­cie­ra, el enor­me stock de vi­vien­das va­cías por ven­der y la pé­si­ma si­tua­ción eco­nó­mi­ca pro­vo­ca­ron que la reha­bi­li­ta­ción, le­jos de cre­cer y ac­tuar co­mo equi­li­brio an­ti­cí­cli­co, se re­du­je­se, de 2006 a 2013, en un 24,3%, apro­xi­ma­da­men­te.

En los úl­ti­mos años, la ur­gen­cia de re­no­var nues­tras ciu­da­des, edi­fi­cios y vi­vien­das se ha he­cho ca­da vez más pa­ten­te, tan­to pa­ra po­der mi­ti­gar el cam­bio cli­má­ti­co (más del 35% de las emi­sio­nes de CO2 y el 40% del con­su­mo ener­gé­ti­co en Eu­ro­pa pro­ce­de de los edi­fi­cios) co­mo pa­ra ade­cuar nues­tro pa­tri­mo­nio in­mo­bi­lia­rio al mo­do de vi­da y a las ne­ce­si­da­des ac­tua­les, que ya en po­co se pa­re­cen a las de an­ta­ño.

Por tan­to, lle­va­mos más de un cuar­to de si­glo pro­nos­ti­can­do un fu­tu­ro (cen­tra­do en la reha­bi­li­ta­ción) que no lle­ga. Es­pe­ran­do que al­gún cam­bio de cir­cuns­tan­cias o ali­nea­ción de acon­te­ci­mien­tos lo ha­gan po­si­ble, ya que nos en­con­tra­mos en la co­la eu­ro­pea en reha­bi­li­ta­ción, con un 0,08% en con­cep­to de gran reha­bi­li­ta­ción en 2016, se­gún la or­ga­ni­za­ción Ze­bra. Si que­re­mos es­tar pre­pa­ra­dos pa­ra los ob­je­ti­vos 2020, de­be­mos asu­mir que, co­mo di­jo Eins­tein, “si bus­cas re­sul­ta­dos dis­tin­tos, no ha­gas siem­pre lo mis­mo”.

Im­pul­so con va­len­tía de un cam­bio drás­ti­co

Lle­va­mos tres dé­ca­das prác­ti­ca­men­te con el mis­mo mar­co nor­ma­ti­vo, fis­cal y ad­mi­nis­tra­ti­vo. La evo­lu­ción so­cial, me­dioam­bien­tal y del sec­tor exi­gen que de­je­mos de es­pe­rar que la reha­bi­li­ta­ción “des­pe­gue” por sí so­la e im­pul­sar, con va­len­tía, un cam­bio drás­ti­co en aque­llo que aho­ra la fre­na. El or­de­na­mien­to so­bre edi­fi­ca­ción, cu­yo có­di­go téc­ni­co es­tá pen­sa­do pa­ra cons­truir nue­vos edi­fi­cios, no se ade­cua­rá al im­pul­so de la reha­bi­li­ta­ción con solo una fle­xi­bi­li­za­ción. Ne­ce­si­ta un re­plan­teo que la orien­te y prio­ri­ce ese ob­je­ti­vo. Lo mis­mo su­ce­de en ur­ba­nis­mo y pla­nea­mien­to, don­de tam­bién se­gui­mos uti­li­zan­do he­rra­mien­tas di­ri­gi­das a pro­du­cir nue­vo sue­lo ur­ba­ni­za­do, cuan­do la prio­ri­dad de­be ser dis­po­ner de un nue­vo ins­tru­men­tal pa­ra fa­ci­li­tar el ya ur­ba­ni­za­do.

Los pro­ce­sos ad­mi­nis­tra­ti­vos, más di­se­ña­dos pa­ra la con­ten­ción y con­trol del cre­ci­mien­to que pa­ra el im­pul­so de la reha­bi­li­ta­ción, de­ben re­de­fi­nir fór­mu­las que, man­te­nien­do las garantías pú­bli­cas so­bre aque­llo que es de in­te­rés ge­ne­ral, co­mo la se­gu­ri­dad de las per­so­nas, la ca­li­dad ar­qui­tec­tó­ni­ca y de las cons­truc­cio­nes o su res­pe­to al pa­tri­mo­nio, no fre­nen sino que im­pul­sen la ac­ti­vi­dad en re­no­va­ción ur­ba­na.

Y fi­nal­men­te, ne­ce­si­ta­mos una po­lí­ti­ca fis­cal y de in­cen­ti­vos pú­bli­cos que, con­jun­ta­men­te con el res­to de cam­bios des­cri­tos, nos per­mi­ta al­can­zar un 2020 en que la reha­bi­li­ta­ción y la re­no­va­ción ur­ba­na ya no sean el fu­tu­ro, sino un pre­sen­te que im­pul­se el sec­tor y le dé un sen­ti­do y la uti­li­dad so­cial por la que los pro­fe­sio­na­les y los co­le­gios que los re­pre­sen­ta­mos es­ta­mos tra­ba­jan­do.

123RF

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.