Ar­te

Ciclismo a Fondo - - EDITORIAL -

A ve­ces una re­so­lu­ción mag­ní­fi­ca, unos bre­ves mi­nu­tos de ge­nia­li­dad que lle­van al pú­bli­co al éx­ta­sis, de­jan en el ol­vi­do lo que ha si­do una com­pe­ti­ción de­cep­cio­nan­te, en la que las ex­pec­ta­ti­vas des­per­ta­das no se cum­plen ni por aso­mo. Es la sen­sa­ción que me de­ja la Mi­lán-San Re­mo de 2018. No re­cuer­do una edi­ción de de­sa­rro­llo tan ano­dino en los úl­ti­mos vein­te años. Ni un ata­que en la Ci­pres­sa; nin­gu­na ofen­si­va en el llano que con­du­ce al Pog­gio de los hom­bres po­ten­tes pe­ro sin la chis­pa ni la ve­lo­ci­dad que re­quie­re el desen­la­ce de la prue­ba; to­dos los sprin­ters en­tran­do en el gru­po ca­be­ce­ro sal­vo el ac­ci­den­ta­do Ca­ven­dish y el de­bu­tan­te -y po­co men­ta­li­za­do- Kit­tel, etc. Cir­cuns­tan­cias que no in­di­can que una ca­rre­ra va­ya a pa­sar a la his­to­ria -más bien lo con­tra­rio- y sin em­bar­go el re­cuer­do de es­ta Clas­si­cis­si­ma per­du­ra­rá mu­chos años en la me­mo­ria de los apa­sio­na­dos de las dos rue­das. Vin­cen­zo Nibali se sa­có de la chis­te­ra una ac­tua­ción ma­ra­vi­llo­sa, ines­pe­ra­da pa­ra to­dos -la pren­sa ci­ta­ba en la pre­via a Mos­con, Vi­via­ni y Col­bre­lli co­mo los tres ita­lia­nos con ma­yo­res op­cio­nes-, in­clu­so pa­ra sí mis­mo que, co­mo nos cuen­ta Ai­na­ra Her­nan­do en su cró­ni­ca, no es­ta­ba con­ven­ci­do de par­ti­ci­par y fue su en­tre­na­dor el que le ani­mó alu­dien­do al ca­rác­ter im­pre­vi­si­ble del pri­mer mo­nu­men­to. La ma­nio­bra del crack del Bah­rain-Me­ri­da fue tan con­mo­ve­do­ra que bue­na par­te de los que se­guía­mos las imá­ge­nes por te­le­vi­sión su­fri­mos con él en la ba­ja­da mar­ca de la ca­sa que pro­ta­go­ni­zó y se nos hi­cie­ron tan eter­nos co­mo al fu­tu­ro ga­na­dor los an­gus­tio­sos dos ki­ló­me­tros fi­na­les de per­se­cu­ción. Su apo­teó­si­ca en­tra­da en me­ta fue un ac­to de jus­ti­cia poé­ti­ca en el que las na­cio­na­li­da­des y los fa­vo­ri­tis­mos ya da­ban lo mis­mo. Nibali nos re­di­mió de un tos­tón ma­yúscu­lo con una obra maes­tra. En muy con­ta­das oca­sio­nes, pe­da­lear tam­bién es un ar­te.

Unuo­mo­so­loaSa­nRe­mo. No po­de­mos re­sis­tir­nos a to­mar pres­ta­do el de­li­cio­so ti­tu­lar con el que los co­le­gas de la abrie­ron la pre­cio­sa por­ta­da que ilus­tra­ba el triun­fo de Vin­cen­zo Nibali. La ges­ta del ci­clis­ta si­ci­liano no hu­bie­ra des­agra­da­do al mí­ti­co...

Mi­guel Án­gel Chi­co Di­rec­tor ma­chi­co@mpib.es @Car­li­ka07 boy­mi­ke72

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.