Au­to­mo­ción: fu­tu­ro y uno de sus ac­to­res, Kia Gonzalo Gar­cía-Nie­to.

Gonzalo Gar­cía-Nie­to

Cinco Días - Executive Excellence - - Content Page -

El trans­por­te con fuen­tes de ener­gía al­ter­na­ti­vas al pe­tró­leo ha pa­sa­do de ser una es­pe­cu­la­ción a una reali­dad. Ca­da vez más, los fa­bri­can­tes de co­ches es­tán apos­tan­do de una ma­ne­ra muy sig­ni­fi­ca­ti­va por el incremento de su flo­ta de vehícu­los con una fuen­te de ali­men­ta­ción al­ter­na­ti­va al pe­tró­leo. La prin­ci­pal cau­sa de es­ta tran­si­ción, que de mo­men­to en Es­pa­ña es­tá sien­do len­ta pe­ro cons­tan­te, no ha si­do úni­ca­men­te el temor a que se aca­ba­ran las exis­ten­cias pe­tro­lí­fe­ras, co­mo se va­ti­ci­na­ba ha­ce ya al­gu­nos años, sino prin­ci­pal­men­te pa­ra re­du­cir la con­ta­mi­na­ción y apos­tar por me­dios de trans­por­te más lim­pios y me­nos con­ta­mi­nan­tes que los que ha ido ofre­cien­do has­ta aho­ra el mer­ca­do. Hay que te­ner en cuen­ta que en Es­pa­ña, el trans­por­te es la ac­ti­vi­dad que ge­ne­ra un mayor vo­lu­men de emi­sio­nes GEI (Gas de Efec­to In­ver­na­de­ro). Du­ran­te los úl­ti­mos 15 años, es­te sec­tor so­lo ha re­du­ci­do sus emi­sio­nes un 8%, mien­tras que los otros dos gran­des sec­to­res emi­so­res –la ge­ne­ra­ción eléc­tri­ca y la in­dus­tria–, han re­du­ci­do sus emi­sio­nes un 31% y un 32% res­pec­ti­va­men­te. Al­go muy sig­ni­fi­ca­ti­vo si se con­si­de­ra que el sec­tor del trans­por­te su­po­ne al­re­de­dor del 25% de to­das las emi­sio­nes de ga­ses de efec­to in­ver­na­de­ro pro­ce­den­tes de la ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca en Es­pa­ña.

Con el fin de in­ten­tar fre­nar las emi­sio­nes con­ta­mi­nan­tes, ca­da vez son más las me­di­das que se es­tán to­man­do des­de los or­ga­nis­mos es­ta­ta­les. Lo po­de­mos ver en ciu­da­des co­mo Ma­drid, en la que ca­da vez son más fre­cuen­tes los pla­nes an­ti­con­ta­mi­na­ción que li­mi­tan el uso del vehícu­lo en días de muy al­ta po­lu­ción pa­ra re­du­cir las emi­sio­nes de CO2. Tam­bién lo ve­mos en ciu­da­des co­mo Bar­ce­lo­na, don­de los co­ches con más de 20 años de an­ti­güe­dad no po­drán cir­cu­lar por la ciu­dad ni el área me­tro­po­li­ta­na a par­tir de 2019. Las ac­tua­cio­nes com­pren­den des­de la im­po­si­ción de un lí­mi­te de ve­lo­ci­dad has­ta la prohi­bi­ción de cir­cu­lar por la ciu­dad. Es­tas son es­tra­te­gias que, si bien pue­den re­sul­tar efec­ti­vas a cor­to pla­zo, ape­nas van a te­ner re­per­cu­sión en un me­dio y lar­go pla­zo. Es por ello que la apues­ta por un ti­po nue­vo de com­bus­ti­ble me­nos con­ta­mi­nan­te es vi­tal pa­ra ga­ran­ti­zar la ca­li­dad del ai­re en el fu­tu­ro.

En su com­pro­mi­so con el me­dio am­bien­te, Kia ha de­fi­ni­do un am­bi­cio­so plan pa­ra ser lí­der en vehícu­los ecológicos

La Unión Eu­ro­pea ha im­pues­to unos am­bi­cio­sos ob­je­ti­vos de des­car­bo­ni­za­ción pa­ra 2050. Es­pa­ña, co­mo el res­to de los Es­ta­dos miem­bros, es­tá obli­ga­da a re­du­cir sus emi­sio­nes de GEI en­tre un 80% y un 95% pa­ra me­dia­dos de siglo. El pa­pel de los vehícu­los y el trans­por­te pa­ra al­can­zar di­chos ob­je­ti­vos es fun­da­men­tal, y pa­sa por lo­grar que en nues­tro país cir­cu­len 300.000 co­ches eléc­tri­cos en 2020; en­tre 1,6 y 2 mi­llo­nes en 2025; en­tre 4,4 y 6 mi­llo­nes en 2030; y en­tre 7 mi­llo­nes (en un escenario de mo­vi­li­dad au­tó­no­ma y com­par­ti­da) y 22 mi­llo­nes (en un escenario de uso de mo­vi­li­dad co­mo el ac­tual) en 2050.

La in­ver­sión de 10.2 bi­llo­nes (US$) de 2015 a 2020 pre­ten­de re­du­cir las emi­sio­nes de CO2, en los pró­xi­mos tres-cua­tro años, a tra­vés de una me­jo­ra en el con­su­mo de sus pro­duc­tos de un 25%

Kia an­te el re­to de la des­con­ta­mi­na­ción

Las em­pre­sas de vehícu­los no son aje­nas a to­do es­to y, a día de hoy, son po­cas las mar­cas au­to­mo­vi­lís­ti­cas que no han in­cor­po­ra­do to­da­vía vehícu­los eléc­tri­cos a su flo­ta, con una in­ver­sión ca­da vez más fuer­te en I+D. KIA, en su com­pro­mi­so con el me­dioam­bien­te, ha de­fi­ni­do un am­bi­cio­so plan pa­ra ser lí­der en vehícu­los ecológicos. Pa­ra lle­var­lo a ca­bo, ha apos­ta­do por una fuer­te in­ver­sión que de­mues­tra su in­ten­ción de con­ver­tir­se en un re­fe­ren­te del sec­tor en los pró­xi­mos años. En es­te as­pec­to, la ma­triz de KIA se ha pro­pues­to in­ver­tir la no des­de­ña­ble can­ti­dad de 10.2 bi­llo­nes (US$), tal y co­mo re­fle­ja su plan ya en mar­cha des­de 2015 y has­ta 2020. Es­ta am­bi­cio­sa apues­ta pre­ten­de re­du­cir las emi­sio­nes de CO2, en los pró­xi­mos tres-cua­tro años, a tra­vés de una me­jo­ra en el con­su­mo de sus pro­duc­tos de un 25%, ven­ta­ja que no so­lo be­ne­fi­cia el me­dioam­bien­te sino tam­bién los bol­si­llos de los usua­rios.

11 mo­de­los ecológicos pa­ra 2020

Ade­más, Kia pre­ten­de se­guir am­plian­do su ga­ma de vehícu­los eléc­tri­cos e hí­bri­dos de for­ma pro­gre­si­va has­ta al­can­zar un to­tal de 11 mo­de­los di­fe­ren­tes en 2020. La mues­tra de es­te gran re­to la pu­di­mos ver ha­ce unos días en Gi­ne­bra, don­de el pa­sa­do 7 de mar­zo pre­sen­tó el nue­vo Op­ti­ma Spor­ts­wa­gon Hí­bri­do En­chu­fa­ble (que cuen­ta con me­di­das avan­za­das pa­ra el aho­rro de ener­gía que ma­xi­mi­zan el ren­di­mien­to y la au­to­no­mía en mo­do eléc­tri­co) y el nue­vo Kia Ni­ro Hí­bri­do En­chu­fa­ble (don­de las emi­sio­nes pre­vis­tas de CO2 es­ta­rán por de­ba­jo de 30 g/km) que es­ta­rán a la ven­ta en Eu­ro­pa el ter­cer tri­mes­tre de 2017. Es­tos mo­de­los se su­man a la ac­tual ga­ma de vehícu­los eléc­tri­cos e hí­bri­dos en­chu­fa­bles con los que ya cuen­ta la mar­ca.

Re­vo­lu­cio­nan­do el mer­ca­do por se­gun­da vez

La mar­ca KIA ya re­vo­lu­cio­nó el mer­ca­do au­to­mo­vi­lís­ti­co ofre­cien­do a sus clien­tes 7 años de ga­ran­tía en to­da su flo­ta, una de­ci­sión ba­sa­da en la fia­bi­li­dad de sus pro­duc­tos, so­me­ti­dos a un ex­haus­ti­vo desa­rro­llo y que, co­mo con­se­cuen­cia aña­di­da, tam­bién tie­ne un im­pac­to en la re­duc­ción de la hue­lla de car­bono: cuan­tas me­nos re­pa­ra­cio­nes se reali­cen y me­nos pie­zas se fa­bri­quen, me­nor se­rá el con­su­mo ener­gé­ti­co y, por lo tan­to, la hue­lla de car­bono. De nue­vo, KIA quie­re de­mos­trar que es ca­paz de re­vo­lu­cio­nar el sec­tor, en un pro­ce­so de tran­si­ción ló­gi­ca y pla­ni­fi­ca­da, con su gran apues­ta por los vehícu­los ecológicos. Es­to es con­se­cuen­cia de años de pla­ni­fi­ca­ción, desa­rro­llo e in­no­va­ción, res­pal­da­dos por una de las ma­yo­res in­ver­sio­nes rea­li­za­das por un gru­po au­to­mo­vi­lís­ti­co. No to­das las em­pre­sas se­rán ca­pa­ces de cam­biar su flo­ta en tan po­cos años y, pa­ra cuan­do quie­ran reac­cio­nar, pre­ve­mos que KIA ya se ha­brá asen­ta­do co­mo una de las prin­ci­pa­les mar­cas de vehícu­los eléc­tri­cos.

Pe­ro las am­bi­cio­nes de la com­pa­ñía van aún más allá. En su apues­ta por desa­rro­llar co­ches más efi­cien­tes, KIA ha anun­cia­do que lan­za­rá un vehícu­lo eléc­tri­co de hi­dró­geno con pi­la de com­bus­ti­ble pa­ra el año 2020, es de­cir, en me­nos de tres años, una de las tec­no­lo­gías con más fu­tu­ro ya es­ta­rá en la ca­lle con KIA.

Pa­ra ello es­tá tra­ba­jan­do jun­to con otras 300 com­pa­ñías aso­cia­das en el desa­rro­llo de la fu­tu­ra tec­no­lo­gía FCEV (Fuel Cell Energy Vehi­cu­le) pa­ra el mer­ca­do internacional. Los equi­pos de desa­rro­llo con­fían en que ofre­ce­rá a los con­duc­to­res un sis­te­ma de pro­pul­sión avan­za­do, con un ni­vel al­to de du­ra­bi­li­dad y den­si­dad de ener­gía. Los in­ge­nie­ros de KIA es­tán de­sa­rro­llan­do es­ta fu­tu­ra ge­ne­ra­ción de pi­las de com­bus­ti­ble pa­ra que sea un 5% más efi­cien­te y ofrez­ca un 10% más de ren­di­mien­to en las cel­das, in­clu­so con una re­duc­ción de pe­so y vo­lu­men de un 15% com­pa­ra­da con la ge­ne­ra­ción ac­tual de pi­las de com­bus­ti­ble. El re­sul­ta­do es una au­to­no­mía pre­vis­ta su­pe­rior a 800 km. sin re­car­gar y una ve­lo­ci­dad má­xi­ma de unos 170 km/h.

Me­di­das pa­ra in­cen­ti­var el cre­ci­mien­to

A pe­sar del es­fuer­zo que se es­tá ha­cien­do en la in­ves­ti­ga­ción y el desa­rro­llo de co­ches me­nos con­ta­mi­nan­tes, los con­duc­to­res es­pa­ño­les to­da­vía no han ter­mi­na­do de dar el sal­to a la ho­ra de apos­tar por vehícu­los más ecológicos. Ac­tual­men­te la pre­sen­cia en Es­pa­ña de co­ches eléc­tri­cos y de hí­bri­dos en-

La fu­tu­ra tec­no­lo­gía FCEV per­si­gue una au­to­no­mía su­pe­rior a 800 km. sin re­car­gar y una ve­lo­ci­dad má­xi­ma de unos 170 km/h

chu­fa­bles es prác­ti­ca­men­te sim­bó­li­ca, ya que se ven­die­ron en nues­tro país 4.750 vehícu­los de es­te ti­po en 2016, lo que su­pu­so, a cie­rre de año, ape­nas el 0,4% de to­dos los ma­tri­cu­la­dos. Aun así, las ma­tri­cu­la­cio­nes con res­pec­to a años an­te­rio­res si­guen au­men­tan­do. En los úl­ti­mos cua­tro me­ses en Ma­drid (de no­viem­bre a fe­bre­ro) se han ma­tri­cu­la­do 5.537 vehícu­los eléc­tri­cos, gra­cias en gran me­di­da a la lle­ga­da a la ca­pi­tal de una nue­va flo­ta de vehícu­los eléc­tri­cos de al­qui­ler, Emov. Aun­que es­to re­pre­sen­te un incremento del 90% en ma­tri­cu­la­cio­nes con res­pec­to al mis­mo pe­rio­do del año an­te­rior, to­da­vía su pre­sen­cia es muy po­co sig­ni­fi­ca­ti­va.

Su ele­va­do cos­te, la fal­ta de ayu­das por par­te de la Ad­mi­nis­tra­ción y la ca­ren­cia de in­fra­es­truc­tu­ras ha­cen que los con­su­mi­do­res no se de­can­ten, de mo­men­to, por es­tos vehícu­los.

Un es­tu­dio de la con­sul­to­ra De­loit­te pro­po­ne una lis­ta de re­co­men­da­cio­nes a im­plan­tar en nues­tro país, a fin de cum­plir el com­pro­mi­so internacional en la lu­cha contra el cam­bio cli­má­ti­co. No de­be­mos ol­vi­dar, y me­nos de­be ha­cer­lo la Ad­mi­nis­tra­ción, que las me­di­das de re­duc­ción de emi­sio­nes, co­mo nos ex­pli­ca en es­te nú­me­ro el co­mi­sa­rio eu­ro­peo Mi­guel Arias Ca­ñe­te, son vin­cu­lan­tes.

Al­gu­nas de ellas son:

1) Es­ta­ble­cer un am­bi­cio­so plan de in­cen­ti­vos –so­bre to­do fis­ca­les– a la com­pra de vehícu­los eléc­tri­cos por va­lor de 700 mi­llo­nes de eu­ros has­ta 2025. De es­ta for­ma, se re­du­ci­ría el pre­cio to­tal del co­che eléc­tri­co en un 20% fren­te a uno convencional.

2) Im­plan­tar el cie­rre gra­dual, a par­tir del año 2025, de los cen­tros de las ciu­da­des a la cir­cu­la­ción de vehícu­los con­ven­cio­na­les y es­ta­ble­cer zo­nas ur­ba­nas de ba­jas emi­sio­nes en to­das las ciu­da­des es­pa­ño­las.

3) Eli­mi­nar los in­cen­ti­vos a la com­pra de co­ches con­ven­cio­na­les y es­ta­ble­cer un ca­len­da­rio de prohi­bi­ción de ven­ta de co­ches con­ven­cio­na­les.

4) Desa­rro­llar un plan es­tra­té­gi­co pa­ra la trans­for­ma­ción de la in­dus­tria de fa­bri­ca­ción de vehícu­los y su in­dus­tria au­xi­liar en Es­pa­ña. 5) Pun­tos de re­car­ga par­ti­cu­la­res: unos 230.000 en 2020, en­tre 1,2 y 1,6 mi­llo­nes en 2025; y en­tre 2,4 y 3,4 mi­llo­nes en 2030.

6) Pos­tes en vía pú­bli­ca: unos 4.000 en 2020, en­tre 40.000 y

50.000 en 2025; en­tre 65.000 y 95.000 en 2030. 7) Elec­tro­li­ne­ras rá­pi­das y se­mi-rá­pi­das (en cen­tros de tra­ba­jo, cen­tros de ocio, es­ta­cio­nes de ser­vi­cio, ga­ra­jes pú­bli­cos y au­to­pis­tas): 11.000 en 2020, en­tre 40.000 y 50.000 en 2025; en­tre 35.000 y 50.000 en 2030.

Apli­car es­tas me­di­das se­ría dar un vuel­co ra­di­cal a lo que se ha ve­ni­do ha­cien­do has­ta aho­ra. Hay que te­ner en cuen­ta que, des­de que en 2009 se em­pe­za­ron a co­mer­cia­li­zar los vehícu­los eléc­tri­cos en Es­pa­ña, la in­ver­sión rea­li­za­da por el Es­ta­do pa­ra fa­ci­li­tar su ven­ta y con­su­mo ha si­do de ape­nas 40 mi­llo­nes de eu­ros en in­cen­ti­vos.

El Kia Ni­ro Hí­bri­do En­chu­fa­ble con­se­gui­rá unas emi­sio­nes de CO2 in­fe­rio­res a 30 g/km

El ejem­plo de No­rue­ga y Ho­lan­da

Si com­pa­ra­mos es­tas ci­fras con otros paí­ses de la Unión, co­mo No­rue­ga y Ho­lan­da, po­de­mos en­ten­der la im­por­tan­cia y la ne­ce­si­dad de que el Es­ta­do otor­gue in­cen­ti­vos pa­ra fa­ci­li­tar el ac­ce­so a es­te ti­po de vehícu­los.

Por ejem­plo, un vehícu­lo eléc­tri­co uti­li­ta­rio, en 2015, era en­tre un 15% y un 27% más eco­nó­mi­co en No­rue­ga y Ho­lan­da que un vehícu­lo convencional com­pa­ra­ble, mien­tras que en Es­pa­ña es­te ti­po de vehícu­los son en­tre un 5% y un 24% más caros que los con­ven­cio­na­les.

No obs­tan­te, co­mo des­ta­ca el es­tu­dio de De­loit­te, las ayu­das no sir­ven si no van acom­pa­ña­das de una in­fraes­truc­tu­ra que per­mi­ta un uso ra­cio­nal: Es­pa­ña cuen­ta con so­lo 1.700 pos­tes de re­car­ga en la vía pú­bli­ca, fren­te a los 18.000 de Ho­lan­da y los 7.000 de No­rue­ga.

Las con­se­cuen­cias de es­te re­tra­so (en vehícu­los eléc­tri­cos) es tal que nues­tro par­que es del 0,4% fren­te al 23% de No­rue­ga. Es evi­den­te que ur­ge que los es­fuer­zos en I+D desa­rro­lla­dos por em­pre­sas del sec­tor co­mo KIA, se vean se­cun­da­dos por la Ad­mi­nis­tra­ción lo an­tes po­si­ble n

La mar­ca ha anun­cia­do el lan­za­mien­to de un vehícu­lo eléc­tri­co de hi­dró­geno con pi­la de com­bus­ti­ble pa­ra 2020

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.