Ba­se Ce­ro pa­ra re­de­fi­nir la com­pe­ti­ti­vi­dad es­pa­ño­la

Opi­nión de ex­per­tos: Be­nigno He­rre­ría.

Cinco Días - Executive Excellence - - Portada -

ELos cos­tes de­cre­cien­tes de las tec­no­lo­gías avan­za­das son una ca­rac­te­rís­ti­ca de la re­vo­lu­ción di­gi­tal, que mo­ti­va­rá nue­vas apli­ca­cio­nes y más ca­pa­ci­dad de que tra­ba­jen de ma­ne­ra com­bi­na­da

ste año se cum­ple el dé­ci­mo aniver­sa­rio del co­mien­zo de la cri­sis en Es­pa­ña. To­da­vía hoy la eco­no­mía es­pa­ño­la no ha re­cu­pe­ra­do los va­lo­res pre­vios a 2007 cuan­do es­ta­lló la bur­bu­ja in­mo­bi­lia­ria. Ese mis­mo año, re­cor­de­mos, Ap­ple lan­zó al mer­ca­do el pri­mer IPHO­NE. Pa­ra mu­chos un pun­to de in­fle­xión en la era di­gi­tal en la que el mun­do hoy es­tá in­mer­so. Le­jos que­dan ya los ejem­plos de có­mo cam­bió el mo­de­lo de con­su­mo de mú­si­ca (ITUNES, Spo­tify) o la evo­lu­ción del co­mer­cio elec­tró­ni­co en el mun­do del re­tail (Ama­zon, EBAY, etc.).

Me­dian­te la uti­li­za­ción de las nue­vas ca­pa­ci­da­des di­gi­ta­les, la em­pre­sa es­pa­ño­la ya es­tá to­man­do po­si­cio­nes res­pec­to a có­mo ga­nar más clien­tes, más mer­ca­dos, más pro­duc­tos y me­jo­res ser­vi­cios. Pa­ra ello vie­ne des­ti­nan­do una gran par­te de re­cur­sos eco­nó­mi­cos y hu­ma­nos.

Lo que aún es­tá por re­sol­ver es có­mo las nue­vas tec­no­lo­gías di­gi­ta­les ge­ne­ra­rán un sal­to de pro­duc­ti­vi­dad y efi­cien­cia en los mo­de­los em­pre­sa­ria­les. Los cos­tes de­cre­cien­tes de las tec­no­lo­gías avan­za­das son tam­bién una ca­rac­te­rís­ti­ca de la re­vo­lu­ción di­gi­tal, lo que im­pli­ca no so­lo que apa­rez­can nue­vas apli­ca­cio­nes pa­ra es­tas tec­no­lo­gías sino que ade­más au­men­te la ca­pa­ci­dad de que tra­ba­jen de ma­ne­ra com­bi­na­da, ge­ne­rán­do­se un efec­to mul­ti­pli­ca­dor.

Pa­ra be­ne­fi­ciar­se de es­ta opor­tu­ni­dad, se ne­ce­si­ta des­apren­der los pa­ra­dig­mas tra­di­cio­na­les y crear un nue­vo mo­de­lo em­pre­sa­rial en ba­se ce­ro, más efi­cien­te, y a la vez más efi­caz, pa­ra el ren­di­mien­to del ne­go­cio.

Des­ta­ca­mos cin­co ejem­plos de la apli­ca­ción de es­tas tec­no­lo­gías:

Mar­ke­ting y ven­tas on­li­ne: La cer­ve­ce­ra Carls­berg rea­li­za una ges­tión di­ná­mi­ca de pre­cios y pro­mo­cio­nes en sus ca­na­les di­rec­tos (pubs, res­tau­ran­tes, etc.) en In­gla­te­rra, ofre­cien­do ser­vi­cios adi­cio­na­les ba­sa­dos en el uso de ca­na­les di­gi­ta­les que les per­mi­te ser más efi­ca­ces en la cap­ta­ción y re­ten­ción de los clien­tes.

Co­mer­cio elec­tró­ni­co: El re­tai­ler Tes­co tie­ne un cen­tro dark sto­re en el sur de In­gla­te­rra don­de pro­ce­sa y en­vía pe­di­dos on­li­ne con una pro­duc­ti­vi­dad que tri­pli­ca la de las tien­das tra­di­cio­na­les, ofre­cien­do así un ser­vi­cio más rá­pi­do y ágil.

Block­chain: El gi­gan­te Wal­mart es­tá mo­vien­do par­te de su ca­de­na de su­mi­nis­tro de ali­men­ta­ción ha­cia la pla­ta­for­ma block­chain. Con ello bus­ca cam­biar las re­glas del jue­go con los pro­vee­do­res asiá­ti­cos en cuan­to a tra­za­bi­li­dad so­bre las mer­can­cías des­de el ori­gen, con­trol de la ca­li­dad y tiem­pos de su­mi­nis­tro.

Di­gi­tal plant / IOT: La em­pre­sa quí­mi­ca Air Li­qui­de ha lan­za­do el pro­gra­ma Con­nect que tie­ne por ob­je­ti­vo com­bi­nar di­fe­ren­tes tec­no­lo­gías –co­mo reali­dad au­men­ta­da, mo­de­li­za­do en 3D, di­gi­ta­li­za­ción del em­plea­do y los equi­pos– pa­ra rein­ven­tar la plan­ta del fu­tu­ro. Un cen­tro de con­trol úni­co en su sec­tor con­tro­la­rá las ope­ra­cio­nes de las plan­tas ins­ta­la­das.

In­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial: El gru­po fi­nan­cie­ro Gold­man Sachs lle­va va­rios años in­vir­tien­do en in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial y ma­chi­ne lear­ning. Es­tas tec­no­lo­gías no se apli­can so­lo pa­ra re­du­cir cos­tes en su bac­kof­fi­ce sino tam­bién pa­ra au­men­tar el ren­di­mien­to del ne­go­cio: ac­ti­vi­da­des co­mo la va­lo­ra­ción de com­pa­ñías y la to­ma de de­ci­sio­nes de in­ver­sión de cier­tos fon­dos es­tán hoy en día 100% au­to­ma­ti­za­das.

No se tra­ta ya so­lo de ob­ser­var las me­jo­res prác­ti­cas y bench­marks del com­pe­ti­dor de turno, ni si­quie­ra ob­ser­var las prác­ti­cas adop­ta­das en otros sec­to­res. Hoy en día, se plan­tea la ne­ce­si­dad de aña­dir en la ecua­ción la ca­pa­ci­dad que ten­ga una com­pa­ñía de fi­jar un nue­vo es­tán­dar de pro­duc­ti­vi­dad y efi­cien­cia.

Es ho­ra pues de pre­pa­rar una em­pre­sa y un país más com­pe­ti­ti­vos crean­do nue­vos mo­de­los em­pre­sa­ria­les con el ob­je­to de ga­nar en pro­duc­ti­vi­dad y efi­ca­cia, de­jan­do atrás los úl­ti­mos años de re­cor­tes en cos­tes dis­cre­cio­na­les. La tec­no­lo­gía desem­pe­ña un rol cla­ve en es­te via­je. So­lo así se aco­me­te­rán las nue­vas es­tra­te­gias em­pre­sa­ria­les y, quien lo ha­ga pri­me­ro, es­ta­rá más y me­jor pre­pa­ra­do pa­ra com­pe­tir… si no quie­re des­apa­re­cer

Se ne­ce­si­ta des­apren­der los pa­ra­dig­mas tra­di­cio­na­les y crear un nue­vo mo­de­lo em­pre­sa­rial más efi­cien­te y efi­caz pa­ra el ren­di­mien­to del ne­go­cio

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.