La Fun­da­ción Ban­ca­ria “la Cai­xa” rinde ho­me­na­je a los in­ves­ti­ga­do­res mé­di­cos

Cinco Días - Executive Excellence - - News - “la Cai­xa”.

Cu­rar el cán­cer, de­rro­tar la ma­la­ria, pre­ve­nir el alz­héi­mer o en­con­trar una va­cu­na con­tra el si­da. És­tos son só­lo al­gu­nos de los re­tos que per­si­guen los in­ves­ti­ga­do­res que tra­ba­jan a dia­rio pa­ra en­con­trar una so­lu­ción a las en­fer­me­da­des más gra­ves a las que se en­fren­ta la Hu­ma­ni­dad.

Con el ob­je­ti­vo de re­co­no­cer la im­por­tan­cia de la in­ves­ti­ga­ción en el bienestar de las per­so­nas y po­ner en va­lor la con­tri­bu­ción de los cien­tí­fi­cos que de­di­can su vi­da a lu­char con­tra es­tas y otras en­fer­me­da­des, la Fun­da­ción Ban­ca­ria “la Cai­xa” ha pues­to en mar­cha una cam­pa­ña que gi­ra en torno a una úni­ca pa­la­bra: Im­pres­cin­di­bles. La cam­pa­ña cons­ta de sie­te anuncios que re­co­gen los tes­ti­mo­nios de al­gu­nos de los más im­por­tan­tes in­ves­ti­ga­do­res es­pa­ño­les y es­tre­chos co­la­bo­ra­do­res de la Fun­da­ción Ban­ca­ria “la Cai­xa”: Jo­sep Ba­sel­ga, director mé­di­co del Hos­pi­tal Me­mo­rial Sloan Ket­te­ri­ng Can­cer de Nueva York y pre­si­den­te del Co­mi­té Cien­tí­fi­co In­terno del Vall d’He­bron Ins­ti­tu­to de On­co­lo­gía; Ma­ría Blas­co, di­rec­to­ra del Cen­tro Na­cio­nal de In­ves­ti­ga­cio­nes On­co­ló­gi­cas; Va­len­tí Fus­ter, director del Cen­tro Na­cio­nal de In­ves­ti­ga­cio­nes Car­dio­vas­cu­la­res y del Mount Si­nai de Nueva York; Maite Men­dio­roz, di­rec­to­ra del La­bo­ra­to­rio de Epi­ge­né­ti­ca-Alz­héi­mer de Na­va­rra­bio­med; Eduard Gra­ta­cós, director del Cen­tro de Me­di­ci­na Fe­tal del Hos­pi­tal Clí­nic-Sant Joan de Déu; Bo­na­ven­tu­ra Clo­tet, director del Ins­ti­tu­to de In­ves­ti­ga­ción del Si­da Ir­siCai­xa, y Pe­dro Alon­so, fun­da­dor de ISG­lo­bal y director del Pro­gra­ma Mun­dial de Ma­la­ria de la OMS.

To­dos ellos tra­ba­jan en cues­tio­nes de gran trans­cen­den­cia, co­mo crear fár­ma­cos con­tra el cán­cer, pro­mo­ver la sa­lud car­dio­vas­cu­lar, des­cu­brir nue­vas vías pa­ra pre­ve­nir el alz­héi­mer, sal­var la vi­da de mi­llo­nes de ni­ños an­tes de na­cer, con­se­guir una va­cu­na con­tra el si­da, o erra­di­car la ma­la­ria y otras en­fer­me­da­des aso­cia­das a la po­bre­za.

90 mi­llo­nes pa­ra in­ves­ti­ga­ción

La co­la­bo­ra­ción con to­das es­tas en­ti­da­des per­mi­te a la Fun­da­ción Ban­ca­ria ”la Cai­xa” desa­rro­llar su pa­pel co­mo lí­der de las ins­ti­tu­cio­nes que im­pul­san la in­ves­ti­ga­ción del sec­tor pri­va­do en Es­pa­ña. De he­cho, el Plan Es­tra­té­gi­co 2016-2019 in­ten­si­fi­ca es­te apo­yo tri­pli­can­do el pre­su­pues­to de­di­ca­do a la in­ves­ti­ga­ción has­ta al­can­zar los 90 mi­llo­nes de eu­ros en 2019. Un es­fuer­zo que con­vier­te a la Fun­da­ción en la se­gun­da de Eu­ro­pa y la ter­ce­ra del mun­do en tér­mi­nos de fi­lan­tro­pía.

El ob­je­ti­vo de la nueva cam­pa­ña es re­co­no­cer la con­tri­bu­ción de los cien­tí­fi­cos que de­di­can su vi­da a lu­char con­tra las en­fer­me­da­des y pre­ser­var la sa­lud

Con el im­pul­so a los pro­gra­mas de in­ves­ti­ga­ción, la Fun­da­ción Ban­ca­ria ”la Cai­xa” con­tri­bu­ye a am­pliar las fron­te­ras del co­no­ci­mien­to orien­tan­do su in­ter­ven­ción ha­cia la bús­que­da de so­lu­cio­nes a los gran­des re­tos de la Hu­ma­ni­dad, mu­chos de ellos re­la­cio­na­dos con la sa­lud, y me­jo­rar así la vi­da de mi­llo­nes de per­so­nas. Es­ta es una de las lí­neas de ac­tua­ción es­tra­té­gi­cas de la en­ti­dad.

“Pa­ra la Fun­da­ción Ban­ca­ria ”la Cai­xa”, las cam­pa­ñas de pu­bli­ci­dad son mu­cho más que una ac­ción de di­fu­sión. Con ellas que­re­mos sen­si­bi­li­zar y mo­vi­li­zar a la sociedad. En es­te ca­so, lo ha­ce­mos en fa­vor de la tras­cen­den­cia del pa­pel que desem­pe­ña la in­ves­ti­ga­ción y de la im­por­tan­cia del mece-

La en­ti­dad pre­vé tri­pli­car los re­cur­sos des­ti­na­dos a in­ves­ti­ga­ción has­ta al­can­zar los 90 mi­llo­nes de eu­ros en 2019. Es­te es­fuer­zo la con­vier­te en la se­gun­da en­ti­dad de Eu­ro­pa y la ter­ce­ra del mun­do en tér­mi­nos de fi­lan­tro­pía

naz­go en la lu­cha con­tra las en­fer­me­da­des más ex­ten­di­das. Re­co­no­ce­mos y apo­ya­mos de ma­ne­ra muy de­ci­di­da el im­pres­cin­di­ble tra­ba­jo de nues­tros cien­tí­fi­cos”, ex­pli­ca Isi­dro Fai­né, pre­si­den­te de la Fun­da­ción Ban­ca­ria ”la Cai­xa”.

Los anuncios re­co­gen el tes­ti­mo­nio de al­gu­nos de los cien­tí­fi­cos es­pa­ño­les más im­por­tan­tes, de ta­lla in­ter­na­cio­nal, y to­dos ellos es­tre­chos co­la­bo­ra­do­res de la Fun­da­ción Ban­ca­ria ”la Cai­xa”

En los sie­te anuncios que for­man par­te de la cam­pa­ña, los cien­tí­fi­cos explican las gran­des lí­neas de in­ves­ti­ga­ción en las que es­tán tra­ba­jan­do, y ha­cen es­pe­cial hin­ca­pié en la im­por­tan­cia del me­ce­naz­go cien­tí­fi­co pa­ra po­der se­guir in­ves­ti­gan­do y en­con­trar las claves que re­suel­van las en­fer­me­da­des que más afec­tan al con­jun­to de la sociedad.

To­dos ellos coin­ci­den en la im­por­tan­cia del me­ce­naz­go cien­tí­fi­co pa­ra lo­grar que la cien­cia avan­ce y, al mis­mo tiem­po, del desa­rro­llo de una eco­no­mía ba­sa­da en el co­no­ci­mien­to y el pro­gre­so de las so­cie­da­des. Por­que pa­ra un país, la in­ver­sión en cien­cia es un fac­tor que fa­vo­re­ce el desa­rro­llo de una eco­no­mía ba­sa­da en el co­no­ci­mien­to.

Im­pres­cin­di­bles pa­ra la sa­lud

Es­ta cam­pa­ña quie­re ren­dir ho­me­na­je a los in­ves­ti­ga­do­res que de­di­can su ta­len­to y es­fuer­zo a en­con­trar so­lu­cio­nes y tra­ta­mien­tos pa­ra al­gu­nas de las en­fer­me­da­des que afec­tan a más per­so­nas.

“A menudo se di­ce que no hay na­die im­pres­cin­di­ble, pe­ro la sa­bi­du­ría po­pu­lar no siem­pre acier­ta. Con­ta­mos con in­ves­ti­ga­do­res en el campo de la bio­me­di­ci­na que son ver­da­de­ra­men­te im­pres­cin­di­bles por la la­bor que ha­cen pa­ra me­jo­rar nues­tro bienestar, nues­tra sa­lud y la de nues­tros hi­jos. Son emi­nen­cias que me­re­cen que nos acor­de­mos de ellos y se­pa­mos va­lo­rar­los y re­co­no­cer­los. Te­ne­mos la suer­te de te­ner una in­ves­ti­ga­ción mé­di­ca pio­ne­ra en nues­tro país que ha­ce que que el con­jun­to de Es­pa­ña es­té en la van­guar­dia de la in­ves­ti­ga­ción bio­mé­di­ca en es­te mo­men­to”, afir­ma Jau­me Gi­ró, director ge­ne­ral de la Fun­da­ción Ban­ca­ria ”la Cai­xa”.

Las ci­fras ha­blan por sí so­las y explican por qué es­tos in­ves­ti­ga­do­res son im­pres­cin­di­bles:

El cán­cer es una de las prin­ci­pa­les cau­sas de mor­bi­li­dad y mor­ta­li­dad en to­do el mun­do. Se­gún da­tos de la Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de la Sa­lud (OMS), en 2015 se re­gis­tra­ron 8,8 mi­llo­nes de muer­tes re­la­cio­na­das con es­ta en­fer­me­dad. Se pre­vé que el nú­me­ro au­men­te apro­xi­ma­da­men­te un 70% en los pró­xi­mos 20 años. Se­gún la Sociedad Es­pa­ño­la de On­co­lo­gía Mé­di­ca (SEOM), se es­ti­ma que uno de ca­da dos hom­bres y una de ca­da tres mu­je­res su­fri­rá un cán­cer a lo lar­go de su vi­da.

“In­ves­ti­gar su­po­ne co­no­cer la en­fer­me­dad des­de los fun­da­men­tos, por­qué se pro­du­ce, có­mo lle­ga a diag­nos­ti­car­se, los di­fe­ren­tes ti­pos de en­fer­me­da­des que hay… co­no­cer las al­te­ra­cio­nes que tie­ne la en­fer­me­dad nos per­mi­te tra­tar a los en­fer­mos de la me­jor ma­ne­ra po­si­ble, lo que lla­ma­mos me­di­ci­na de pre­ci­sión”, re­co­no­ce Jo­sep Ba­sel­ga, director mé­di­co del Hos­pi­tal Me­mo­rial Sloan Ket­te­ri­ng Cán­cer de Nueva York y pre­si­den­te del Co­mi­té Cien­tí­fi­co In­terno del Vall d’He­bron Ins­ti­tu­to de On­co­lo­gía.

“En el CNIO tra­ba­ja­mos pa­ra ace­le­rar el des­cu­bri­mien­to de nue­vos fár­ma­cos con­tra el cán­cer. Gra­cias a la Obra So­cial “la Cai­xa” con­ta­mos ca­da vez con más in­ves­ti­ga­do­res que se es­fuer­zan por me­jo­rar la ca­li­dad de vi­da de las per­so­nas”, afir­ma Ma­ría Blas­co, di­rec­to­ra del Cen­tro Na­cio­nal de In­ves­ti­ga­cio­nes On­co­ló­gi­cas.

Las en­fer­me­da­des car­dio­vas­cu­la­res son la pri­me­ra cau­sa de muer­te en el mun­do. Se­gún la OMS en 2015, más de 17 mi­llo­nes de per­so­nas mu­rie­ron por cau­sas re­la­cio­na­das con

en­fer­me­da­des car­dio­vas­cu­la­res. De ellas, 7,4 mi­llo­nes mu­rie­ron por car­dio­pa­tías co­ro­na­rias y 6,7 por ac­ci­den­tes ce­re­bro­vas­cu­la­res.

“Hay dos claves pa­ra pro­mo­ver la sa­lud car­dio­vas­cu­lar: la cien­cia y la edu­ca­ción. En es­te sen­ti­do, el com­pro­mi­so de la Obra So­cial “la Cai­xa” es fun­da­men­tal y lo se­gui­rá sien­do”, re­cal­ca Va­len­tí Fus­ter, director del Cen­tro Na­cio­nal de In­ves­ti­ga­cio­nes Car­dio­vas­cu­la­res y del Mount Si­nai de Nueva York.

Re­du­cir la mor­ta­li­dad

En el mun­do hay unos 47 mi­llo­nes de per­so­nas que su­fren de­men­cia, con 9,9 mi­llo­nes de ca­sos nue­vos ca­da año, lo que su­po­ne la sép­ti­ma cau­sa de muer­te en el mun­do, se­gún la OMS. Ca­da tres se­gun­dos se diag­nos­ti­ca un nue­vo ca­so. Si no se en­cuen­tra una cu­ra efec­ti­va, se pre­vé que en el año 2050 el nú­me­ro de ca­sos se ha­brá tri­pli­ca­do y el alz­héi­mer se ha­brá con­ver­ti­do en una de las en­fer­me­da­des más im­por­tan­tes del si­glo XXI.

“El alz­hei­mer es una en­fer­me­dad si­len­cio­sa que afec­ta a mi­llo­nes de per­so­nas. Nues­tra prio­ri­dad se­ría que con un sim­ple aná­li­sis de san­gre pu­dié­ra­mos diag­nos­ti­car­lo a tiem­po”, se­ña­la Maite Men­dio­roz, di­rec­to­ra del La­bo­ra­to­rio de Epi­ge­né­ti­ca-Alz­héi­mer de Na­va­rra­bio­med quien, ade­más, pi­de que se pro­mue­va un pac­to de Es­ta­do por la cien­cia. “So­bre to­do hay que in­ver­tir en Re­cur­sos Hu­ma­nos. Hay mu­chas per­so­nes que sa­len de nues­tro país por­que no pue­den desa­rro­llar su ca­rre­ra aquí. Pe­ro hay que te­ner en cuen­ta que el cos­te que su­po­ne crear un ki­ló­me­tro de AVE es equi­va­len­te al cos­te sa­la­rial anual de 300 in­ves­ti­ga­do­res en Es­pa­ña. Hay que pro­mo­ver un pac­to de Es­ta­do por la cien­cia pa­ra po­der es­ta­bi­lit­zar las po­lí­ti­cas de in­ves­ti­ga­ción en nues­tro país”, re­cla­ma.

Los be­bés que su­fren pro­ble­mas en el úte­ro au­men­tan el ries­go de pa­de­cer dis­ca­pa­ci­dad o pro­ble­mas car­dio­vas­cu­la­res o me­ta­bó­li­cos de por vi­da. Se­gún la OMS, se es­ti­ma que ca­da año na­cen en el mun­do unos 15 mi­llo­nes de be­bés an­tes de las 37 se­ma­nas de em­ba­ra­zo, lo que su­po­ne más de un 10% de pre­ma­tu­ros. En el año 2015, más de un mi­llón de esos ni­ños pre­ma­tu­ros mu­rie­ron por com­pli­ca­cio­nes en el par­to. La pre­ma­tu­ri­dad es la pri­me­ra cau­sa de mor­ta­li­dad en los ni­ños me­no­res de cin­co años.

Tal y co­mo afir­ma Eduard Gra­ta­cós, director del Cen­tro de Me­di­ci­na Fe­tal del Hos­pi­tal Clí­nic-Sant Joan de Déu, “la me­di­ci­na y la ci­ru­gía fe­tal per­mi­ten sal­var la vi­da de mi­les de ni­ños an­tes de que naz­can, pe­ro pa­ra po­der se­guir tra­ba­jan­do ne­ce­si­ta­mos que al­guien apues­te por no­so­tros”.

Los in­ves­ti­ga­do­res in­sis­ten en la im­por­tan­cia del me­ce­naz­go cien­tí­fi­co pa­ra lo­grar que la cien­cia avan­ce y que se desa­rro­lle una eco­no­mía ba­sa­da en el co­no­ci­mien­to

En el ca­so del si­da, en 2016 la OMS es­ti­mó que 1,8 mi­llo­nes de per­so­nas se in­fec­ta­ron con el VIH y que un mi­llón de per­so­nas mu­rie­ron por es­ta cau­sa. Se­gún el Ins­ti­tu­to de Sa­lud Car­los III, ca­da día hay 10 nue­vos diag­nós­ti­cos de VIH en Es­pa­ña.

“La lu­cha con­tra el si­da po­dría dar un pa­so de gi­gan­te en los pró­xi­mos años. En­con­trar una va­cu­na se­ría co­mo un sue­ño he­cho reali­dad”, sos­tie­ne Bo­na­ven­tu­ra Clo­tet, director del Ins­ti­tu­to de In­ves­ti­ga­ción del Si­da Ir­siCai­xa.

En cuan­to a las en­fer­me­da­des in­fec­cio­sas, ca­da año se de­tec­tan 212 mi­llo­nes de ca­sos de ma­la­ria en el mun­do, la ma­yo­ría de ellos, en ni­ños me­no­res de cin­co años re­si­den­tes en Áfri­ca, se­gún la OMS. Y anual­men­te se des­cu­bren 10,4 mi­llo­nes de nue­vos ca­sos de tu­bercu­losis que ge­ne­ran 1,8 mi­llo­nes de muer­tes; es la no­ve­na cau­sa de mor­ta­li­dad en el mun­do.

Las en­fer­me­da­des car­dio­vas­cu­la­res son la pri­me­ra cau­sa de muer­te en el mun­do. Se­gún la OMS, más de 17 mi­llo­nes de per­so­nas mu­rie­ron en 2015 por es­ta cau­sa

“La ma­la­ria aca­ba con la vi­da de más de medio mi­llón de per­so­nas ca­da año. Por eso, nos de­di­ca­mos a bus­car nue­vas he­rra­mien­tas pa­ra erra­di­car es­ta en­fer­me­dad y nos ha­ce fal­ta un res­pal­do co­mo el de la Obra So­cial “la Cai­xa”, in­sis­te Pe­dro Alon­so, fun­da­dor de ISG­lo­bal y director del Pro­gra­ma Mun­dial de Ma­la­ria de la OMS.

Más de 30 años im­pul­san­do la in­ves­ti­ga­ción

El com­pro­mi­so de la Fun­da­ción Ban­ca­ria ”la Cai­xa” con el bienestar de las per­so­nas ha mar­ca­do la ac­ción de la en­ti­dad des­de su na­ci­mien­to en 1904. Y si­gue más vi­gen­te que nun­ca. Su prin­ci­pal ob­je­ti­vo: con­tri­buir a la cons­truc­ción de una sociedad me­jor y más jus­ta, dan­do opor­tu­ni­da­des a las per­so­nas que más lo ne­ce­si­tan, con la vo­lun­tad de con­so­li­dar e in­ten­si­fi­car la la­bor de la Obra So­cial. Es­te com­pro­mi­so se ha tra­du­ci­do en un au­men­to de su pre­su­pues­to has­ta al­can­zar los 510 mi­llo­nes de eu­ros en 2017, fren­te a los 500 de los nue­ve años an­te­rio­res. Glo­bal­men­te, en 2016 ha im­pul­sa­do cer­ca de 50.000 ini­cia­ti­vas, de las que se han be­ne­fi­cia­do más de 10,5 mi­llo­nes de per­so­nas.

Ha­ce más de 30 años que la Fun­da­ción Ban­ca­ria apo­ya la in­ves­ti­ga­ción de ex­ce­len­cia. En es­tas tres dé­ca­das, la en­ti­dad ha des­ti­na­do más de 380 mi­llo­nes de eu­ros a apo­yar la in­ves­ti­ga­ción a tra­vés de 352 pro­yec­tos; ha otor­ga­do 4.348 be­cas de ex­ce­len­cia pa­ra pro­mo­ver la for­ma­ción de jó­ve­nes en un cen­te­nar de uni­ver­si­da­des y cen­tros es­pa­ño­les, y ha im­pul­sa­do 1629 en­sa­yos clí­ni­cos de nue­vos tra­ta­mien­tos pa­ra pa­cien­tes de cán­cer, si­da o ma­la­ria, en­tre otras en­fer­me­da­des. Ade­más, en el año 2016 ha ayu­da­do a con­tra­tar a más de 650 in­ves­ti­ga­do­res, con­tri­bu­yen­do así a la in­cor­po­ra­ción de nue­vo per­so­nal en cen­tros de in­ves­ti­ga­ción

Ca­da año se de­tec­tan 212 mi­llo­nes de ca­sos de ma­la­ria en el mun­do, la ma­yo­ría de ellos, en ni­ños me­no­res de cin­co años re­si­den­tes en Áfri­ca

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.