Bi­blio­te­ca re­co­men­da­da

Un ri­gu­ro­so es­tu­dio so­bre el estilo de go­bierno de la Com­pa­ñía de Je­sús des­de Ig­na­cio de Lo­yo­la has­ta nues­tros días.

Cinco Días - Executive Excellence - - Contents - Au­tor: Javier Fernández Agua­do Edi­to­rial: LID

En el si­glo XVI fue­ron mu­chos los em­pren­de­do­res que le­van­ta­ron pro­yec­tos en el ám­bi­to re­li­gio­so: San­ta Teresa de Ávi­la; Et­to­re Ver­na­za; Fe­li­pe Ne­ri; Mat­teo da Bas­cio; An­to­nio Ma­ría Zac­ca­ria; San Je­ró­ni­mo Emi­li­ani… Sin em­bar­go, la Com­pa­ñía de Je­sús, fun­da­da por San Ig­na­cio de Lo­yo­la, ha si­do la ins­ti­tu­ción que más ini­cia­ti­vas ha pro­mo­vi­do en to­do el pla­ne­ta. No es de ex­tra­ñar, por tan­to, que di­ri­gen­tes tan di­ver­sos como Le­nin o Hitler pro­pu­sie­ran el mo­de­lo de los je­sui­tas como ideal pa­ra sus se­gui­do­res.

Pe­ro, ¿cuá­les son los mo­ti­vos que han per­mi­ti­do a la ins­ti­tu­ción tras­cen­der el tiempo y el es­pa­cio? El li­bro, Je­sui­tas, li­de­rar ta­len­to li­bre ex­po­ne las claves del management que con­tri­bu­yen a ex­pli­car el pro­gre­so y sos­te­ni­bi­li­dad de la Com­pa­ñía de Je­sús. Su au­tor, Javier Fernández Agua­do, de­ta­lla la pro­pues­ta de un estilo de di­rec­ción ba­sa­do en la mo­ti­va­ción de per­so­nas ha­bi­li­do­sas que ac­túan con sa­na au­to­no­mía, cen­trán­do­se en las tres cua­li­da­des as­pi­ra­cio­na­les que de­fi­nen a la or­ga­ni­za­ción: li­de­raz­go, ta­len­to y li­ber­tad. “Es­tu­diar el management de los je­sui­tas es mu­cho más que des­en­tra­ñar la his­to­ria de una or­ga­ni­za­ción, exige en­gol­far­se en un apa­sio­nan­te abis­mo de ti­ta­nes im­pli­ca­dos en un pro­yec­to. Aunque Le­nin y Hitler se que­da­ban en un nivel muy su­per­fi­cial, sí acer­ta­ron al con­si­de­rar que los je­sui­tas ve­nían a ser como un es­pe­cial cuer­po de marines au­da­ces, re­cios, con­sis­ten­tes, con el que cual­quier di­rec­ti­vo an­he­la con­tar”, afir­ma Fernández Agua­do.

La obra ofre­ce un re­tra­to de los Je­sui­tas im­pli­ca­dos en el pro­yec­to de una ges­tión or­ga­ni­za­ti­va efi­caz­men­te pro­ba­da. Tam­bién in­ten­ta de­mos­trar que los se­gui­do­res de Ig­na­cio de Lo­yo­la tie­nen una ca­pa­ci­dad de di­rec­ción ba­sa­da en el ta­len­to y cua­li­da­des per­so­na­les pa­ra di­ri­gir la so­cie­dad. La ca­pa­ci­dad de li­de­raz­go no se des­bor­da en so­lu­cio­nes de opre­sión, sino que se ad­mi­nis­tra en li­ber­tad. “El vo­ca­bu­la­rio y la es­truc­tu­ra del li­bro con­fir­man su en­fo­que em­pre­sa­rial. El len­gua­je es a me­nu­do ex­pre­si­vo: no se ha­bla de su­pe­rio­res sino de di­rec­ti­vos o di­ri­gen­tes; la Com­pa­ñía es ca­li­fi­ca­da como or­ga­ni­za­ción, ad­mi­nis­tra­ción o ins­ti­tu­ción; y la ac­ti­vi­dad apos­tó­li­ca se de­no­mi­na au­to­ría y ges­tión. Los enun­cia­dos de los ca­pí­tu­los ex­pre­san la pro­ble­má­ti­ca de un pro­yec­to em­pre­sa­rial: li­de­raz­go, mitos, cap­ta­ción del ta­len­to, descubrimiento de ca­mi­nos, apren­der a go­ber­nar, bús­que­da de so­lu­cio­nes, for­ma­ción, obs­tácu­los, in­tra­em­pren­de­do­res, di­si­den­tes, fue­go ami­go, com­pe­ten­cia, hu­mor, ex­pan­sión, ri­gi­dez, ce­sa­ro­pa­pis­mo, lu­ces y som­bras, fi­nan­cia­ción, pér­di­da y re­cu­pe­ra­ción del pro­yec­to”, afir­ma en el pró­lo­go P. Ma­nuel Re­vuel­ta S.J., prin­ci­pal his­to­ria­dor con­tem­po­rá­neo de la com­pa­ñía.

Se tra­ta, asi­mis­mo, de una his­to­ria rea­lis­ta que no ob­via los pro­ble­mas que en de­ter­mi­na­dos mo­men­tos atra­ve­só la ins­ti­tu­ción. “La his­to­ria nu­clear de la Com­pa­ñía de Je­sús es la su­ma de exis­ten­cias he­roi­cas con un pro­pó­si­to co­mún: ser­vir a la Igle­sia Ca­tó­li­ca como és­ta es­pe­ra­ba ser ser­vi­da. Do­ce­nas de mi­les de per­so­nas do­na­ron su vi­da por el pro­yec­to y en múl­ti­ples oca­sio­nes fir­ma­ron con san­gre su com­pro­mi­so. Se tra­ta, por tan­to, de una his­to­ria llena de luminarias. Pe­ro, como en cual­quier or­ga­ni­za­ción, no fal­tan som­bras, tan­to por el com­por­ta­mien­to in­di­vi­dual como por el gru­pal en es­pe­cí­fi­cos mo­men­tos. La su­ma glo­bal es al­ta­men­te po­si­ti­va, pe­ro una sa­na ob­je­ti­vi­dad de­man­da re­cor­dar si­quie­ra con bre­ve­dad pa­sa­jes me­nos bri­llan­tes. La mix­tu­ra de luz y som­bras per­mi­te dis­fru­tar de un cua­dro en ple­ni­tud. Si una or­ga­ni­za­ción se plan­tea so­lo como su­ma­to­rio de éxi­tos, la fal­se­dad que­da­ría in­me­dia­ta­men­te de ma­ni­fies­to”, re­cal­ca el au­tor.

De esta for­ma, el lec­tor pue­de re­co­rrer los en­tre­si­jos de nu­me­ro­sas en­se­ñan­zas que, pe­se a con­tar con 500 años de his­to­ria, son per­fec­ta­men­te apli­ca­bles hoy. Buen go­bierno, com­pe­ten­cia y li­bre al­be­drío es­tán pre­sen­tes en un li­bro re­ple­to de pro­fun­di­dad an­tro­po­ló­gi­ca y en­se­ñan­zas apli­ca­bles.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.