Edi­to­rial

Cinco Días - Executive Excellence - - Editorial - Fe­de­ri­co Fer­nán­dez de San­tos Or­tiz Edi­tor de Exe­cu­ti­ve Ex­ce­llen­ce

CL,一百五十, האמ …םישימח ¡150! He­mos lle­ga­do don­de nun­ca es­pe­rá­ba­mos lle­gar, y por eso que­re­mos ofre­cer­les un nú­me­ro que nos ayu­de a re­fle­xio­nar so­bre los cam­bios ex­pe­ri­men­ta­dos en es­ta

úl­ti­ma dé­ca­da, la de ma­yor innovación en la his­to­ria de la hu­ma­ni­dad. En 2007 no so­lo na­cie­ron los pri­me­ros sín­to­mas de la re­ce­sión; tam­bién na­ció el iP­ho­ne y gra­cias a Ha­doop se hi­zo po­si­ble el big da­ta; na­ció Gi­tHub, la pla­ta­for­ma co­la­bo­ra­ti­va de có­di­go abier­to pa­ra di­se­ñar y ob­te­ner soft­wa­re, y Fa­ce­book em­pe­zó a cre­cer. Twit­ter se con­vir­tió en una pla­ta­for­ma in­de­pen­dien­te, pros­pe­ran­do a es­ca­la glo­bal, y se ges­tó chan­ge.org. Goo­gle lan­zó An­droid y Ama­zon pre­sen­tó Kind­le; ex­plo­sio­na­ron el trá­fi­co de da­tos mó­vi­les y el de tu­ris­tas por Airbnb; Bit­coin em­pe­zó a desa­rro­llar­se al tiem­po que IBM creó Wat­son, el pri­mer or­de­na­dor cog­ni­ti­vo. Tam­bién en 2007 In­tel sen­tó las ba­ses de una nue­va ge­ne­ra­ción de pro­ce­sa­do­res no ba­sa­dos en si­li­cio y na­ció la clean energy, y es a par­tir de 2007 cuan­do po­de­mos pa­gar un pre­cio ra­zo­na­ble por se­cuen­ciar nues­tros ge­no­mas... To­do lo des­cri­to ocu­rrió tan so­lo en año de una dé­ca­da in­creí­ble, que ha su­pues­to un cam­bio ra­di­cal en nues­tra so­cie­dad. Por ello, y apro­ve­chan­do el hi­to que re­pre­sen­ta lle­gar a 150 nú­me­ros, en Exe­cu­ti­ve

Ex­ce­llen­ce he­mos reuni­do a las per­so­nas y em­pre­sas más im­por­tan­tes pa­ra no­so­tros, pa­ra que nos cuen­ten có­mo ha si­do es­ta tra­ve­sía; que nos ex­pli­quen las trans­for­ma­cio­nes vi­vi­das y las lec­cio­nes apren­di­das. Sin em­bar­go, no to­do ha si­do siem­pre po­si­ti­vo en es­te pe­rio­do; co­mo di­ría Leo­nar­do Scias­cia “la con­cien­cia crí­ti­ca de Ita­lia”, tam­bién ha exis­ti­do el spre­co, pa­la­bra que en­glo­ba de­rro­char, des­per­di­ciar, mal­gas­tar, ma­lo­grar y des­apro­ve­char… Afir­ma­ba Pe­ter Druc­ker que: “La pla­ni­fi­ca­ción a lar­go pla­zo no se ocu­pa de las de­ci­sio­nes fu­tu­ras, sino del fu­tu­ro con las de­ci­sio­nes ac­tua­les”, y por ello les trae­mos ejem­plos de lo im­por­tan­te que es el li­de­raz­go y có­mo el dis­cu­rrir de los años da y qui­ta ra­zo­nes. Isi­dro Fai­né o John de Zu­lue­ta son dos re­fe­ren­tes, y sus apor­ta­cio­nes a es­ta re­vis­ta co­bran más sen­ti­do con el pa­so del tiem­po. Des­de Exe­cu­ti­ve Ex­ce­llen­ce desea­mos se­guir ofre­cién­do­les con­te­ni­dos de ca­li­dad, que es­pe­ra­mos sean úti­les pa­ra el cre­ci­mien­to de di­rec­ti­vos y em­pre­sa­rios, apor­tan­do al mis­mo tiem­po ar­gu­men­tos e in­for­ma­ción pa­ra ayu­dar a que crez­ca la so­cie­dad ci­vil. Ha­blar de to­dos los que nos acom­pa­ñan en es­ta edi­ción ocu­pa­ría mu­cho es­pa­cio, que es mejor de­di­car a ex­po­ner sus ideas, pe­ro no por eso que­re­mos de­jar de agra­de­cer­les que ha­yan creí­do en no­so­tros y nos ha­yan per­mi­ti­do lle­gar has­ta aquí. To­dos y ca­da uno de ellos son par­te de es­te pro­yec­to que con­ti­núa sien­do ab­so­lu­ta­men­te in­de­pen­dien­te, que pro­cu­ra ser ob­je­ti­vo y, so­bre to­do, que sien­te pa­sión por lo que ha­ce; y ade­más se lo pa­sa bien ha­cién­do­lo. No hay mejor tra­ba­jo que el que te gus­ta… y si ade­más per­mi­te apren­der de quie­nes tie­nen TA­LEN­TO, ¡qué más se pue­de pe­dir!

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.