Fa­ce­book ad­mi­te que ras­trea có­mo mue­ven el ra­tón los usua­rios

La em­pre­sa eli­mi­na­rá la pu­bli­ci­dad de las em­pre­sas mal va­lo­ra­das por los usua­rios

Cinco Días - - Capital / Compañías - M. J.

Fa­ce­book ha ad­mi­ti­do en una car­ta en­via­da por su fun­da­dor Mark Zuc­ker­berg al senado de EE UU que la com­pa­ñía re­gis­tra los mo­vi­mien­tos del ra­tón so­bre la pan­ta­lla mien­tras los usua­rios na­ve­gan. En di­cha car­ta, de 229 pá­gi­nas, el di­rec­ti­vo res­pon­de a pre­gun­tas de los se­na­do­res que se que­da­ron sin con­tes­tar du­ran­te la com­pa­re­cen­cia del di­rec­ti­vo en el Senado y el Con­gre­so tras el es­cán­da­lo de Cam­brid­ge Analy­ti­ca. Zuc­ker­berg ex­pli­ca que con es­te ras­treo pue­den dis­tin­guir en­tre hu­ma­nos y bots, y tam­bién sa­ber si la pan­ta­lla de bús­que­da que ha car­ga­do Fa­ce­book se en­cuen­tra en pri­mer o se­gun­do plano.

Pe­ro la in­for­ma­ción que re­co­pi­la la red so­cial no aca­ba aquí. Se­gún in­for­ma­ron me­dios co­mo Bu­si­ness In­si­der o Fas­tCom­pany.com, la com­pa­ñía re­co­ge de­ta­lles so­bre el sis­te­ma ope­ra­ti­vo de los dis­po­si­ti­vos, las ver­sio­nes de hard­wa­re y soft­wa­re, el ni­vel de ba­te­ría, la ca­pa­ci­dad de al­ma­ce­na­mien­to dis­po­ni­ble, las se­ña­les Bluet­hooth o los nom­bres de las apli­ca­cio­nes ins­ta­la­das y de los ar­chi­vos y sus ti­pos. Tam­po­co se le es­ca­pan a la red so­cial los da­tos re­fe­ri­dos al ope­ra­dor uti­li­za­do por el usua­rio, o la ve­lo­ci­dad de co­ne­xión.

La com­pa­ñía tam­bién ha con­fe­sa­do que re­co­pi­la da­tos de usua­rios que no tie­nen cuen­ta en su red so­cial con fi­nes pu­bli­ci­ta­rios, al­go que ha­ría a tra­vés de webs y de ser­vi­cios con bo­to­nes de Fa­ce­book. El co­no­ci­mien­to de to­dos es­tos de­ta­lles no ayu­da a ele­var la con­fian­za en la red so­cial, se­gún ex­pli­can al­gu­nos ana­lis­tas.

Por otra par­te, Fa­ce­book ha in­tro­du­ci­do es­ta se­ma­na una fun­ción ( De­jar feed­back), que per­mi­te a sus usua­rios va­lo­rar los ser­vi­cios de las em­pre­sas que se anun­cian en el ser­vi­cio de pu­bli­ci­dad Fa­ce­book Ads. La red so­cial ase­gu­ra que pro­por­cio­na­rá las va­lo­ra­cio­nes ne­ga­ti­vas que re­co­pi­le me­dian­te es­ta he­rra­mien­ta (por ejem­plo, so­bre re­tra­sos en los pla­zos de en­tre­ga) a las em­pre­sas afec­ta­das co­mo mé­to­do de ad­ver­ten­cia an­tes de to­mar me­di­das con­tra ellas, co­mo re­du­cir la can­ti­dad de anun­cios pa­ra las em­pre­sas mal va­lo­ra­das o in­clu­so su blo­queo de Fa­ce­book Ads. La fir­ma no quie­re en su pla­ta­for­ma em­pre­sas que no ten­gan bue­na repu­tación.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.