La caí­da del eu­ro per­mi­te al Ibex po­ner a ti­ro los 10.000 pun­tos

Cinco Días - - Capital / Mercados - G. ESCRIBANO

vi­sa co­mu­ni­ta­ria, y con la inquietud por la ten­sión co­mer­cial y la ame­na­za pro­tec­cio­nis­ta de EE UU y los in­di­ca­do­res que mues­tran un cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co en la zo­na eu­ro más dé­bil.

Ita­lia, un epi­so­dio lo­cal

El pre­si­den­te del BCE qui­so ma­rcar las dis­tan­cias de lo su­ce­di­do a fi­na­les de ma­yo en Ita­lia, cuan­do la in­cer­ti­dum­bre po­lí­ti­ca pro­vo­có un fuer­te re­pun­te de su pri­ma de ries­go, y la cri­sis del eu­ro de 2012. Pa­ra Drag­hi, lo su­ce­di­do fue “un epi­so­dio lo­cal” que no tu­vo con­ta­gio al res­to de la zo­na eu­ro ni pu­so en pe­li­gro a la di­vi­sa. El pre­si­den­te del BCE apro­ve­chó ade­más pa­ra lan­zar un cla­ro men­sa­je en de­fen­sa del eu­ro. Se­ña­ló que la di­vi­sa eu­ro­pea es hoy día “irre­ver­si­ble, fuer­te, cuen­ta con el apo­yo de la po­bla­ción”, ade­más de que “sus be­ne­fi­cios es­tán fue­ra de to­da dis­cu­sión”. Pa­ra Drag­hi, cues­tio­nar la idea de la irre­ver­si­bi­li­dad del eu­ro “so­lo cau­sa da­ños”. Con­ten­ción. Esa fue la nor­ma im­pe­ran­te en los mer­ca­dos tras co­no­cer la de­ci­sión del BCE. Ma­rio Drag­hi no de­frau­dó, pe­ro, si­guien­do los pa­sos de Ja­net Ye­llen al fren­te de la Re­ser­va Fe­de­ral de EE UU, el res­pon­sa­ble de la po­lí­ti­ca mo­ne­ta­ria en la zo­na eu­ro dio una de cal y otra de are­na. Ges­to su­fi­cien­te pa­ra no desatar una tor­men­ta en los mer­ca­dos fi­nan­cie­ros.

Uno de los ac­ti­vos más sen­si­bles ayer fue el eu­ro. Na­da más co­no­cer­se el co­mu­ni­ca­do del BCE la di­vi­sa eu­ro­pea es­ca­ló has­ta los 1,184 dó­la­res. La mo­ne­da úni­ca, que un día an­tes lo­gró man­te­ner el ti­po an­te el en­du­re­ci­mien­to del len­gua­je de la Fed, fue des­in­flán­do­se con­for­me Drag­hi com­pa­re­cía en la rue­da de pren­sa. Al cie­rre de los mer­ca­dos eu­ro­peos, caía un 1,6%, has­ta per­der el ni­vel de los 1,16 bi­lle­tes ver­des. Las me­di­das adop­ta­das ayer en el con­se­jo eu­ro­peo se man­tie­nen en lí­nea con las ex­pec­ta­ti­vas de los ana­lis­tas. De he­cho, la ins­ti­tu­ción re­tra­sa a la se­gun­da mi­tad de 2019 el al­za de los ti­pos.

La caí­da del eu­ro sir­vió de ali­vio a las Bol­sas eu­ro­peas, que tras una se­sión du­bi­ta­ti­va se de­can­ta­ron al cie­rre por las com­pras. El se­lec­ti­vo es­pa­ñol se si­tuó a la co­la de los as­cen­sos con una subida del 0,59%, que­dan­do a las puer­tas de los

1,1996 10.000. El Dax ale­mán su­mó un 1,68%; el Cac fran­cés, un 1,39% fren­te al 1,22% del Mib.

La ban­ca, sec­tor que en las úl­ti­mas se­ma­nas ha­bía ser­vi­do de im­pul­so a la Bol­sa, ac­tuó ayer co­mo las­tre. El he­cho de que el BCE no an­ti­ci­pe el al­za de ti­pos a los pri­me­ros me­ses del año no gus­tó a las en­ti­da­des que ven que sus cuen­tas de re­sul­ta­dos con­ti­nua­rán pe­na­li­za­das por las ta­sas ba­jas. Es de­cir, su ca­pa­ci­dad de in­cre­men­tar már­ge­nes se­gui­rá sien­do muy re­du­ci­da. Ban­kia fue el ban­co más cas­ti­ga­do con una caí­da del 2%. A él le si­guie­ren Ban­kin­ter (-1,79%), Cai­xaBank (-1,76%), Sa­ba­dell (-1,71%) y BBVA (-0,1%). San­tan­der (0,34%), que ayer con­tó con la me­jo­ra de su re­co­men­da­ción, es­ca­pó a las pér­di­das.

El sec­tor de las ener­gé­ti­co, el otro con fuer­te pre­sen­cia en el se­lec­ti­vo, res­pi­ró des­pués de con­fir­mar que se­gui­rán go­zan­do de unos

El men­sa­je aco­mo­da­ti­cio del BCE lle­va el in­te­rés del bono es­pa­ñol a diez años al 1,35%

EFE

Ma­rio Drag­hi jun­to a otros miem­bros del con­se­jo de go­bierno del BCE, en­tre los que es­ta­ba

Luis de Guin­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.