Chi­na

Cinco Días - - Capital / Inversión -

El 6 de

ju­lio en­tró en vi­gor la pri­me­ra tan­da de aran­ce­les de EE UU a Chi­na por im­por­te de 34.000 mi­llo­nes de dó­la­res. Pekín, que en las úl­ti­mas se­ma­nas se ha ca­rac­te­ri­za­do por man­te­ner una ac­ti­tud co­me­di­da, no se ha que­da­do de bra­zos cru­za­dos y res­pon­dió al gol­pe con aran­ce­les si­mi­la­res. Cuan­do pa­re­cía que la cal­ma ha­bía re­gre­sa­do al mer­ca­do, Do­nald Trump anun­ció nue­vas me­di­das. Es­ta vez el ob­je­ti­vo de la Ad­mi­nis­tra­ción es­ta­dou­ni­den­se pa­sa por la im­po­si­ción de gra­vá­me­nes por va­lor de 200.000 mi­llo­nes de dó­la­res. En con­tra de los ca­bría es­pe­rar, el gi­gan­te asiá­ti­co ha op­ta­do por la pru­den­cia. El vi­ce­mi­nis­tro de Co­mer­cio chino, Wang Shou­wen, mos­tró su pre­dis­po­si­ción a re­to­mar las ne­go­cia­cio­nes. Koon Chow, ana­lis­ta de mercados emer­gen­tes y di­vi­sas de UBP, de­fien­de que a pe­sar del ale­ja­mien­to que exis­te a día de hoy en­tre las dos po­ten­cias, los nue­vos im­pues­tos anun­cia­dos por Trump po­drían lle­gar a evi­tar­se si Chi­na es ca­paz de ofre­cer ma­yor pro­tec­ción a la pro­pie­dad in­te­lec­tual de empresas es­ta­dou­ni­den­ses. El ex­per­to señala que si el gi­gan­te asiá­ti­co “ofre­ce al­gu­nas con­ce­sio­nes a EE UU, el pre­si­den­te Trump re­ba­ja­rá las ten­sio­nes, es­pe­cial­men­te tras las elecciones que se ce­le­bra­rán en no­viem­bre pa­ra la re­no­va­ción” del Se­na­do y la Cá­ma­ra de Re­pre­sen­tan­tes.

Juan Jo­sé Fer­nán­dez-Fi­ga­res, di­rec­tor de aná­li­sis de Link Se­cu­ri­ties, afir­ma que en ca­so de un re­cru­de­ci­mien­to de la si­tua­ción Chi­na en­con­tra­ría pro­ble­ma por­que el im­por­te to­tal de las im­por­ta­cio­nes pro­ce­den­tes de EE UU no su­pera los 150.000 mi­llo­nes. “Si quie­re con­tra­rres­tar la ac­ti­tud pro­tec­cio­nis­ta de Trump de­be­rá adop­tar otro ti­po de me­di­das, co­mo di­fi­cul­tar por me­dios bu­ro­crá­ti­cos la ope­ra­ti­va de las empresas es­ta­dou­ni­den­ses en su país”, sos­tie­ne.

El 3,2% del PIB

En la nue­va cru­za­da abier­ta en­tre EE UU y Chi­na pa­ra ha­cer­se con el li­de­raz­go de la eco­no­mía mun­dial, el equi­po de aná­li­sis de JP Mor­gan con­si­de­ra que en el peor de los es­ce­na­rios el que más tie­ne que per­der es el país asiá­ti­co “da­do que los 450.000 mi­llo­nes de dó­la­res de im­por­ta­cio­nes chi­nas que po­drían ser gra­va­das re­pre­sen­tan el 3,2% del PIB chino”.

Mien­tras los in­ver­so­res aguar­dan a co­no­cer el desen­la­ce de la ba­ta­lla co­mer­cial, las ven­tas ga­nan la par­ti­da en la Bol­sa chi­na. El ín­di­ce de Shang­hái acu­mu­la una caí­da del 14,2% en lo que va de 2018. Por su par­te, el ren­min­bi con­si­gue es­qui­var la de­va­lua­ción que vi­ven las di­vi­sas emer­gen­tes y en lo que va de ejer­ci­cio su­be un 2,4% en su cru­ce con­tra el dó­lar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.