La py­me se que­da fue­ra de la for­ma­ción bo­ni­fi­ca­da

Cinco Días - - Capital / Compañías - LUCÍA VE­RA HERVÁS

Du­ran­te 2017 las pe­que­ñas y me­dia­nas em­pre­sas que rea­li­za­ron for­ma­ción bo­ni­fi­ca­da se re­du­je­ron un 3%. Así se ex­trae del in­for­me For­ma­ción pro­gra­ma­da por las em­pre­sas en las co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas, rea­li­za­do por el sin­di­ca­to Co­mi­sio­nes Obre­ras. En es­te do­cu­men­to se ana­li­za la si­tua­ción y la evo­lu­ción de la for­ma­ción bo­ni­fi­ca­da en las em­pre­sas en Es­pa­ña. En­tre las prin­ci­pa­les con­clu­sio­nes, se pue­de ob­ser­var có­mo la ten­den­cia de los úl­ti­mos años ha con­ti­nua­do: las com­pa­ñías de ma­yor ta­ma­ño ac­ce­den a más for­ma­ción bo­ni­fi­ca­da que las py­mes.

Des­de que en el año 2015 en­tra­ra en vi­gor la Ley de For­ma­ción Pro­fe­sio­nal pa­ra el Em­pleo, las pe­que­ñas y me­dia­nas em­pre­sas han ido per­dien­do par­ti­ci­pa­ción en la for­ma­ción, en de­tri­men­to de la gran em­pre­sa. Son 355.507 las fir­mas que han rea­li­za­do for­ma­ción en 2017, un 3% me­nos que el año an­te­rior, y, de ellas, to­das son py­mes. To­das con una plantilla in­fe­rior a 50 tra­ba­ja­do­res.

Se­gún da­tos de la Fun­da­ción Es­ta­tal pa­ra la For­ma­ción en el Em­pleo (Fun­dae), el 21,2% de las em­pre­sas es­pa­ño­las se be­ne­fi­cian de es­ta for­ma­ción, y da co­ber­tu­ra al 31,7% de los asa­la­ria­dos, pe­ro exis­te una gran di­fe­ren­cia en­tre re­gio­nes.

De­sigual­da­des

Es­to se ha­ce la­ten­te en co­mu­ni­da­des co­mo Ex­tre­ma­du­ra y Cas­ti­lla-La Mancha y las ciu­da­des au­tó­no­mas de Ceu­ta y Me­li­lla. En es­tas re­gio­nes la for­ma­ción so­lo da co­ber­tu­ra al 25% de los tra­ba­ja­do­res; sin em­bar­go, en Ma­drid es­te por­cen­ta­je es del 42,4%. Ca­ta­lu­ña, Eus­ka­di o Na­va­rra su­pe­ran el 35% de nú­me­ro de em­plea­do que se be­ne­fi­cian de la ini­cia­ti­va.

Se­gún se re­co­ge en el in­for­me de CC OO, la di­fe­ren­cia en­tre hom­bres y mu­je­res es tam­bién muy sig­ni­fi­ca­ti­va en al­gu­nas co­mu­ni­da­des. La me­dia na­cio­nal de par­ti­ci­pa­ción fe­me­ni­na en for­ma­ción es del 44%, mien­tras que en Mur­cia, Cas­ti­lla-La Mancha y Ceu­ta las ta­sas se ubi­can en­tre el 36 y el 38%. Ba­lea­res, Ca­na­rias o Ma­drid re­gis­tran, no obs­tan­te, una al­ta par­ti­ci­pa­ción de mu­je­res en la for­ma­ción, en torno al 48%, su­peran­do, así, la me­dia na­cio­nal. “Te­ne­mos que tra­ba­jar des­de el seno de las em­pre­sas pa­ra ex­ten­der la cul­tu­ra de la for­ma­ción y am­pliar el ac­ce­so en aque­llas áreas geo­grá­fi­cas don­de las per­so­nas tra­ba­ja­do­ras ape­nas re­ci­ben for­ma­ción en sus em­pre­sas, dan­do cum­pli­mien­to al de­re­cho a la for­ma­ción de to­das las plan­ti­llas”, se­gún ha de­cla­ra­do Lo­la San­ti­lla­na, se­cre­ta­ria con­fe­de­ral de em­pleo y cua­li­fi­ca­ción pro­fe­sio­nal.

Te­le­for­ma­ción

El in­for­me del sin­di­ca­to tam­bién po­ne de ma­ni­fies­ta la re­la­ción di­rec­ta en­tre la for­ma­ción a dis­tan­cia y las em­pre­sas más pe­que­ñas. En las co­mu­ni­da­des en las que las mi­cropy­mes son más abun­dan­tes, la te­le­for­ma­ción tie­ne una im­por­tan­cia ma­yor. De es­ta ma­ne­ra, An­da­lu­cía, Ex­tre­ma­du­ra, Cas­ti­lla-La Mancha y Ceu­ta y Me­li­lla tie­nen un ma­yor nú­me­ro de mi­cropy­mes, por lo que la te­le­for­ma­ción re­pre­sen­ta en­tre el 27% y el 44%, cuan­do la me­dia es­pa­ño­la es del 24%. Por el con­tra­rio, Ma­drid, Ba­lea­res, Na­va­rra y Eus­ka­di son las co­mu­ni­da­des con em­pre­sas más gran­des, por lo que la for­ma­ción pre­sen­cial es la más con­so­li­da­da.

“La si­tua­ción pa­ra los tra­ba­ja­do­res de las py­mes no es es­pe­ran­za­do­ra. Es in­cues­tio­na­ble que hay que re­di­se­ñar la for­ma­ción pro­fe­sio­nal pa­ra el em­pleo y acer­car­la de una vez por to­das a es­tas em­pre­sas y a sus em­plea­dos que, en la prác­ti­ca, es­tán sien­do ex­pul­sa­dos del sis­te­ma”, en pa­la­bras de San­ti­lla­na. Se­gún ase­gu­ra, es ne­ce­sa­rio que se in­clu­ya y se fa­ci­li­te la for­ma­ción de ma­ne­ra igua­li­ta­ria a to­dos los ti­pos de em­pre­sas, sea cual sea el ta­ma­ño, en igual­dad de con­di­cio­nes.

Con­te­ni­do y ma­te­rias

Otro de los as­pec­tos que se eva­lúa en el in­for­me es el con­te­ni­do de la for­ma­ción de los tra­ba­ja­do­res. Se ob­ser­va que prác­ti­ca­men­te to­dos los te­ma­rios son trans­ver­sa­les. Se po­drían re­su­mir en po­cas temáticas: los que es­tán re­la­cio­na­dos con el me­dio am­bien­te, la se­gu­ri­dad o la ad­mi­nis­tra­ción y ges­tión. A es­tas ma­te­rias les si­guen el co­mer­cio o el mar­ke­ting.

Sin em­bar­go, se echa en fal­ta la fi­na­li­dad es­pe­cí­fi­ca que de­ter­mi­na y ca­rac­te­ri­za el ori­gen y na­tu­ra­le­za de la fi­nan­cia­ción de la for­ma­ción en la em­pre­sa: ga­ran­ti­zar una for­ma­ción útil. Por es­ta ra­zón, a jui­cio del sin­di­ca­to, es ne­ce­sa­rio que se ar­bi­tren los me­ca­nis­mos ne­ce­sa­rios que ga­ran­ti­cen los de­re­chos re­gu­la­dos tan­to en el Es­ta­tu­to de los Tra­ba­ja­do­res co­mo en la Ley de For­ma­ción Pro­fe­sio­nal pa­ra el Em­pleo.

Es­pe­cial­men­te, se quie­re dar im­por­tan­cia a las pe­que­ñas y me­dia­nas em­pre­sas. Son es­tas las que tie­nen ma­yo­res di­fi­cul­ta­des pa­ra adap­tar­se a los cam­bios y las que cuen­tan con me­no­res re­cur­sos pa­ra ac­ce­der a otro ti­po de for­ma­ción. Es por ello que la for­ma­ción bo­ni­fi­ca­da pue­de ser una de las me­jo­res op­cio­nes pa­ra las py­mes.

Des­de el sin­di­ca­to se so­li­ci­ta una ma­yor aten­ción a es­te ti­po de em­pre­sas pa­ra que la for­ma­ción bo­ni­fi­ca­da las ten­ga más en cuen­ta.

El sin­di­ca­to re­cla­ma una for­ma­ción igua­li­ta­ria sea cual sea el ta­ma­ño de la em­pre­sa

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.