El Es­ta­do de­be tra­tar sus lo­te­rías con la mis­ma fir­me­za que el res­to de juegos de azar

Cinco Días - - Opinión / Las Claves -

Em­pre­sas

El Es­ta­do res­trin­ge la pu­bli­ci­dad del ta­ba­co o el al­cohol, por su ries­go de adic­ción, pe­ro no los ven­de; en cam­bio, pre­ten­de aho­ra ha­cer lo pro­pio con el sec­tor del jue­go, don­de es juez y par­te, e im­por­tan­te ade­más. Es ob­vio que el au­ge de los juegos de azar, ca­ta­pul­ta­dos por las ca­sas on­li­ne, re­quie­re to­mar me­di­das que li­mi­ten en lo po­si­ble efec­tos da­ñi­nos en la gen­te, pe­ro el Es­ta­do de­be ha­cer au­to­crí­ti­ca y tra­tar las lo­te­rías pú­bli­cas con la mis­ma fir­me­za que el res­to de con­cur­sos, por muy ven­ta­jo­sos pa­ra Ha­cien­da que sean los in­gre­sos que pro­por­cio­nan.

EFE

Ga­na­do­res del úl­ti­mo Gor­do de Na­vi­dad, en Má­la­ga.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.