Có­mo afec­ta a la ges­tión la nue­va clasificación

El es­tán­dar ha ex­pe­ri­men­ta­do cam­bios pa­ra tres de los on­ce sec­to­res que in­clu­ye

Cinco Días - - Portada - por Pau­la Mer­ca­do

El pa­sa­do 28 de sep­tiem­bre co­men­za­ron a apli­car­se cam­bios es­truc­tu­ra­les al Es­tán­dar Glo­bal de Clasificación In­dus­trial (GICS, por sus si­glas en in­glés), uti­li­za­do pa­ra ca­te­go­ri­zar com­pa­ñías por sec­tor, in­dus­tria y subin­dus­tria. Crea­do por S&P y MSCI en 1999, es un sis­te­ma re­co­no­ci­do y acep­ta­do por los in­ver­so­res co­mo re­fe­ren­cia pa­ra ana­li­zar com­pa­ñías, asig­nar ac­ti­vos y ges­tio­nar car­te­ras.

Aun­que ha afec­ta­do úni­ca­men­te a 3 de los 11 sec­to­res GICS, su­po­ne un cam­bio sig­ni­fi­ca­ti­vo pa­ra esos 3 y es de es­pe­cial im­por­tan­cia pa­ra los in­ver­so­res en ren­ta va­ria­ble, prin­ci­pal­men­te pa­ra los que usan es­tra­te­gias de se­gui­mien­to de ín­di­ces. Es im­por­tan­te en­ten­der qué es lo que es­tá cam­bian­do y el im­pac­to que esos cam­bios tie­ne en las ca­rac­te­rís­ti­cas cla­ve de es­tos sec­to­res.

A par­tir de los cam­bios men­cio­na­dos, el sec­tor de ser­vi­cios de te­le­co­mu­ni­ca­ción (te­le­com) des­apa­re­ce, y sus com­po­nen­tes pa­san a for­mar par­te de un nue­vo sec­tor de­no­mi­na­do ser­vi­cios de co­mu­ni­ca­ción. Ade­más de in­cluir to­das las com­pa­ñías del ya an­ti­guo sec­tor, ser­vi­cios de co­mu­ni­ca­ción ab­sor­be tam­bién al­gu­nas em­pre­sas de los sec­to­res de con­su­mo dis­cre­cio­nal y tec­no­lo­gías de la in­for­ma­ción (IT), in­clu­yen­do com­pa­ñías in­vo­lu­cra­das en fa­ci­li­tar una de­fi­ni­ción de co­mu­ni­ca­ción más am­plia y ac­tua­li­za­da, de for­ma que re­fle­je la evo­lu­ción de la co­mu­ni­ca­ción.

Por otra par­te, pues­to que al­gu­nos de los an­ti­guos com­po­nen­tes de los sec­to­res de con­su­mo dis­cre­cio­nal e IT pa­sa­rán a ser­vi­cios de co­mu­ni­ca­ción, re­pre­sen­ta­rán un por­cen­ta­je me­nor del mer­ca­do de ren­ta va­ria­ble de Es­ta­dos Uni­dos que an- tes. Con­se­cuen­te­men­te, ser­vi­cios de co­mu­ni­ca­ción su­pon­drá un por­cen­ta­je ma­yor que el re­pre­sen­ta­do por el an­te­rior Te­le­com. Pues­to que las com­pa­ñías que van a cam­biar de sec­tor son bien co­no­ci­das y de gran ca­pi­ta­li­za­ción, los ín­di­ces lar­ge-cap (de gran ca­pi­ta­li­za­ción) son los más afec­ta­dos por los cam­bios GICS.

En los sec­to­res de con­su­mo dis­cre­cio­nal e IT, los cam­bios en cuan­to a ex­po­si­ción por es­ti­lo de com­pa­ñía –va­lor o cre­ci­mien­to ( va­lue o growth)– vie­nen da­dos por la mi­gra­ción de al­gu­nos de sus com­po­nen­tes an­te­rio­res. La ma­yor ex­po­si­ción a es­ti­lo growth en con­su­mo dis­cre­cio­nal se de­be­rá prin­ci­pal­men­te a Ama­zon. com Inc., que su­pon­drá una pon­de­ra­ción ma­yor den­tro del sec­tor. En el ca­so de IT, los cam­bios en el es­tán­dar GICS re­sul­ta­rán en una me­nor ex­po­si­ción a ac­cio­nes growth de va­lo­ra­ción más al­ta, por lo que el por­cen­ta­je de ac­cio­nes de am­bos es­ti­los ha au­men­ta­do des­de el 28 de sep­tiem­bre.

El sec­tor de ser­vi­cios de te­le­co­mu­ni­ca­ción tie­ne a par­tir de la fe­cha de cam­bio una ex­po­si­ción a es­ti­los muy di­fe­ren­te al an­te­rior sec­tor de Te­le­com des­apa­re­ci­do. El nue­vo sec­tor cuen­ta con una im­por­tan­te pon­de­ra­ción de ac­cio­nes growth, in­clu­yen­do Fa­ce­book, Net­flix y Alp­ha­bet, que pue­den co­mo gru­po in­fluir de for­ma no­ta­ble en ade­lan­te. Es­tas y un buen nú­me­ro de otras com­pa­ñías in­clui­das en es­te sec­tor tien­den a be­ne­fi­ciar­se de pu­bli­ci­dad on­li­ne/mó­vil y de una cre­cien­te mo­ne­ti­za­ción de con­te­ni­do de me­dios on­li­ne.

Los cam­bios des­cri­tos tie­nen un im­pac­to en las es­tra­te­gias de ges­tión pa­si­va. Los ges­to­res de es­tra­te­gias pa­si­vas que usan el sis­te­ma GICS han adop­ta­do di­fe­ren­tes en­fo­ques pa­ra adap­tar­se a los cam­bios sec­to­ria­les re­cien­tes, mi­gran­do ha­cia los nue­vos pe­sos y com­po­si­cio­nes de los sec­to­res afec­ta­dos, bien con ra­pi­dez o de for­ma gra­dual.

Es­tas reali­nea­cio­nes pue­den ge­ne­rar cier­ta pre­sión en los pre­cios a cor­to pla­zo, co­mo con­se­cuen­cia de la ven­ta de ac­cio­nes re­cla­si­fi­ca­das. Sin em­bar­go, pues­to que los cam­bios sec­to­ria­les pro­du­ci­dos se han ve­ni­do anun­cian­do con an­te­la­ción, pue­de que el im­pac­to no sea sig­ni­fi­ca­ti­vo. Ade­más, al­gu­nos fon­dos co­ti­za­dos (ETF) que re­pli­can sec­to­res es­pe­cí­fi­cos o bien no uti­li­zan la es­truc­tu­ra GICS o ya han he­cho la tran­si­ción. Es­tos fac­to­res po­drían ha­ber mi­ni­mi­za­do la vo­la­ti­li­dad pues­to que las es­tra­te­gias se ajus­tan en ba­se a la reali­nea­ción sec­to­rial. En el ca­so de la ges­tión ac­ti­va, los cam­bios en el es­tán­dar GICS su­po­nen un po­ten­cial de ries­go sig­ni­fi­ca­ti­vo pa­ra los ges­to­res fo­ca­li­za­dos en es­tra­te­gias mix­tas (va­lor y cre­ci­mien­to) o de cre­ci­mien­to en los sec­to­res de ser­vi­cios de co­mu­ni­ca­ción y con­su­mo dis­cre­cio­nal. El sec­tor de ser­vi­cios de te­le­co­mu­ni­ca­ción que­da po­si­ble­men­te muy in­fluen­cia­do por cua­tro va­lo­res: dos de cre­ci­mien­to, Fa­ce­book y Alp­ha­bet, y dos de orientación va­lue, Ve­ri­zon y AT&T. Su do­mi­nan­cia po­dría su­po­ner un ries­go ac­ti­vo sus­tan­cial, es­pe­cial­men­te en el ca­so de ges­to­res que bus­quen úni­ca­men­te ren­ta­bi­li­dad por di­vi­den­do o ca­rac­te­rís­ti­cas de ele­va­do cre­ci­mien­to, y pa­ra los que se pro­pon­gan co­mo ob­je­ti­vo un ma­yor equi­li­brio en­tre ren­ta­bi­li­dad por di­vi­den­do y growth. El pre­do­mi­nio de ac­cio­nes con ca­rac­te­rís­ti­cas muy va­ria­das en es­te sec­tor pue­de ha­cer que al­gu­nas car­te­ras ges­tio­na­das ac­ti­va­men­te pue­dan ca­re­cer de por­cen­ta­jes sig­ni­fi­ca­ti­vos en el sec­tor de ser­vi­cios de te­le­co­mu­ni­ca­ción.

En el ca­so de con­su­mo dis­cre­cio­nal, au­men­ta­rá po­si­ble­men­te la in­fluen­cia de Ama­zon. Por lo tan­to, man­te­ner una con­si­de­ra­ble in­fra­pon­de­ra­ción en es­te va­lor po­dría te­ner co­mo con­se­cuen­cia fluc­tua­cio­nes sig­ni­fi­ca­ti­vas en los re­tor­nos re­la­ti­vos del sec­tor en una es­tra­te­gia da­da. Po­dría, asi­mis­mo, ha­cer que re­sul­ta­ra ca­da vez más di­fí­cil, pa­ra los ges­to­res di­ver­si­fi­ca­do­res de cre­ci­mien­to, te­ner

PAU­LA MER­CA­DO

Di­rec­to­ra de aná­li­sis de VDOS Sto­chas­tics y Que­fon­dos.com

El sec­tor de ser­vi­cios de te­le­co­mu­ni­ca­ción que­da muy in­fluen­cia­do por cua­tro va­lo­res: Fa­ce­book, Alp­ha­bet, Ve­ri­zon y AT&T

una ex­pec­ta­ti­va po­si­ti­va en cuan­to al va­lor aña­di­do de Ama­zon en su car­te­ra, da­do el in­cre­men­to de pre­sen­cia en su sec­tor. Los ges­to­res ac­ti­vos en es­ta si­tua­ción po­drían bus­car otras opor­tu­ni­da­des de ele­va­do cre­ci­mien­to, co­mo por ejem­plo com­pa­ñías re­la­cio­na­das con el soft­wa­re, que ayu­den a fa­ci­li­tar pla­ta­for­mas de co­mer­cio elec­tró­ni­co pa­ra co­mer­cia­li­za­do­res y em­pre­sas de pa­go di­gi­tal que ha­gan po­si­ble la com­pra on­li­ne.

Co­mo mí­ni­mo, pue­de que los ges­to­res ac­ti­vos re­ba­lan­ceen sus car­te­ras pa­ra adap­tar­se a la re­vi­sión de pon­de­ra­cio­nes del sec­tor. Aun­que, en sí mis­mo, es­to no de­be­ría afec­tar a la vo­la­ti­li­dad de las ac­cio­nes in­vo­lu­cra­das de for­ma sig­ni­fi­ca­ti­va, es una po­si­bi­li­dad que de­be con­tem­plar­se a lo lar­go de los pró­xi­mos me­ses. Por ejem­plo, una po­si­ble con­se­cuen­cia den­tro del sec­tor de ser­vi­cios de co­mu­ni­ca­ción po­dría ser que los ges­to­res que si­guen de cer­ca las asig­na­cio­nes de los ín­di­ces S&P 500 o Rus­sell 3000 pue­dan ne­ce­si­tar aña­dir po­si­cio­nes den­tro del sec­tor de ser­vi­cios de co­mu­ni­ca­ción, pa­ra acer­car las pon­de­ra­cio­nes de la car­te­ra a las de los ín­di­ces. Otra po­si­bi­li­dad es que los ges­to­res fo­ca­li­za­dos en com­pa­ñías de cre­ci­mien­to po­drían sus­ti­tuir par­te de la ex­po­si­ción perdida a IT, por el tras­va­se de al­gu­nas tec­no­ló­gi­cas cla­ve de IT a ser­vi­cios de co­mu­ni­ca­ción, co­mo Fa­ce­book y Alp­ha­bet,

Mi­ran­do ha­cia el fu­tu­ro, los in­ver­so­res que quie­ran di­ver­si­fi­car en di­fe­ren­tes te­mas tec­no­ló­gi­cos –in­for­ma­ción en la nu­be, pa­gos di­gi­ta­les o co­mer­cio elec­tró­ni­co, en­tre otros– ne­ce­si­ta­rán ana­li­zar al me­nos es­tos tres sec­to­res pa­ra ese ti­po de opor­tu­ni­da­des: con­su­mo dis­cre­cio­nal, IT y ser­vi­cios de co­mu­ni­ca­ción. Los in­ver­so­res que bus­quen ex­po­si­ción a em­pre­sas de cre­ci­mien­to rá­pi­do en es­tos tres sec­to­res, equi­li­bran­do al mis­mo tiem­po el ries­go, po­drían con­si­de­rar in­ver­tir en es­tra­te­gias de ges­tión ac­ti­va. Los ges­to­res ac­ti­vos cuen­tan con la fle­xi­bi­li­dad de iden­ti­fi­car la cuo­ta de mer­ca­do po­ten­cial de ga­na­do­res en es­tos sec­to­res, al mis­mo tiem­po que tra­ba­jan en la ges­tión de ries­gos de va­lo­ra­ción y se ase­gu­ran una diversificación ade­cua­da.

GETTY IMA­GES

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.