El pe­li­gro de que se dis­pa­re la mo­ro­si­dad per­si­gue a la ban­ca en la cri­sis del Co­vid

La ta­sa de im­pa­ga­dos podría ba­tir ré­cord y su­pe­rar el 15% El Ban­co de Es­pa­ña avi­sa de la ne­ce­si­dad de re­du­cir cos­tes

Cinco Días - - Economía - ÁN­GE­LES GON­ZA­LO

El Ban­co de Es­pa­ña ha apro­ve­cha­do el In­for­me anual 2019 pa­ra in­ci­dir en las tra­di­cio­na­les recetas des­ti­na­das al sec­tor fi­nan­cie­ro. En el aná­li­sis el su­per­vi­sor aler­ta de los efec­tos que ten­drá la cri­sis del Co­vid en la ban­ca, aun­que no se de­tec­ta­rán has­ta fi­na­les del pre­sen­te ejer­ci­cio, con ex­ten­sión en 2021 y ya en me­nor me­di­da en 2022, año en el que se es­pe­ra una fuer­te recuperaci­ón de la eco­no­mía, se­gún ex­pli­ca el Ban­co de Es­pa­ña en su aná­li­sis.

Una de las prin­ci­pa­les con­se­cuen­cias pa­ra la ban­ca de es­ta pan­de­mia se­rá el cre­ci­mien­to de su mo­ro­si­dad. El su­per­vi­sor na­cio­nal, de he­cho, no des­car­ta que los im­pa­gos al­can­cen un nue­vo máximo his­tó­ri­co, aun­que pre­fie­re ser pru­den­te y ase­gu­ra que aún es pron­to pa­ra ha­cer una es­ti­ma­ción. Pe­se a ello, sus cálcu­los más pe­si­mis­tas apun­tan a una ta­sa de mo­ro­si­dad su­pe­rior al 15,3%, por­cen­ta­je ma­yor al 13,6% al­can­za­do en la cri­sis fi­nan­cie­ra.

El Ban­co de Es­pa­ña, no obs­tan­te, con­si­de­ra que el fuer­te re­pun­te de la ac­ti­vi­dad pro­yec­ta­do pa­ra 2021 im­pli­ca­ría una re­duc­ción del ra­tio más rá­pi­do que en otros pe­rio­dos de recuperaci­ón de cri­sis eco­nó­mi­cas pa­sa­das, se­gún re­co­no­ció el di­rec­tor general de eco­no­mía y es­ta­dís­ti­ca del Ban­co de Es­pa­ña, Ós­car Ar­ce. En el In­for­me anual 2019, el or­ga­nis­mo ha ana­li­za­do los da­tos tri­mes­tra­les de mo­ra des­de la cri­sis fi­nan­cie­ra de 2008 has­ta la ac­tua­li­dad. A par­tir de di­chos da­tos ha es­ti­ma­do una co­rre­la­ción que in­di­ca que una caí­da de un pun­to por­cen­tual en el PIB va aso­cia­da a un au­men­to de 0,7 pun­tos de la ra­tio de mo­ra agre­ga­da.

La ta­sa de mo­ra ce­rró en el 4,8% en 2019 y el Ban­co de Es­pa­ña pre­vé que el PIB se hun­da en­tre un 9% y un 15,1% en 2020, por lo que apli­car di­cha co­rre­la­ción su­pon­dría ele­var la mo­ro­si­dad en 2020 en­tre el 11,1% y el 15,3%, cuan­do el máximo al­can­za­do fue del 13,61% a fi­na­les de 2013. El in­for­me di­ce que “no se des­car­ta un efec­to no li­neal que lle­ve a un au­men­to de la ta­sa de mo­ra ma­yor que la es­ti­ma­da con los da­tos his­tó­ri­cos so­bre la ba­se de mo­de­los li­nea­les”, por lo que su subida podría ser to­da­vía más acen­tua­da.

El or­ga­nis­mo que en­ca­be­za Pa­blo Hernández de Cos tam­bién apun­ta que la trans­mi­sión de la caí­da del PIB a la mo­ro­si­dad de­be­ría ver­se re­du­ci­da por las me­di­das de po­lí­ti­ca eco­nó­mi­ca en res­pues­ta a la cri­sis, co­mo las mo­ra­to­rias, o los ava­les del ICO, o las fa­ci­li­da­des del BCE. El Ban­co de Es­pa­ña es­pe­ra que la cri­sis del Co­vid-19 afec­te de for­ma de­sigual a los dis­tin­tos sec­to­res, por lo que la evo­lu­ción de la ta­sa de mo­ra agre­ga­da tam­bién de­pen­de­rá de la dis­tri­bu­ción de la car­te­ra de cré­di­to.

Tam­po­co es ho­mo­gé­nea la co­rre­la­ción his­tó­ri­ca en­tre las ta­sas de im­pa­ga­dos por ra­mas de ac­ti­vi­dad y su res­pec­ti­vo va­lor aña­di­do bru­to (VAB), pues los da­tos ana­li­za­dos mues­tran que, pa­ra el con­jun­to de la ac­ti­vi­dad de co­mer­cio, trans­por­te y hos­te­le­ría, la re­la­ción en­tre el VAB y el ra­tio de mo­ra sec­to­rial es in­clu­so ma­yor que pa­ra el con­jun­to de to­da la car­te­ra cre­di­ti­cia. Es­te sec­tor, que in­clu­ye sub­sec­to­res co­mo el de co­mer­cio, hos­te­le­ría y trans­por­te “más vul­ne­ra­bles a las dis­rup­cio­nes ge­ne­ra­das por la pan­de­mia y a las me­di­das de dis­tan­cia­mien­to so­cial adop­ta­das”, ha in­cre­men­ta­do su pe­so den­tro del con­jun­to de cré­di­to ban­ca­rio des­ti­na­do a ac­ti­vi­da­des pro­duc­ti­vas des­de el 35% de 2008 al 55% de 2019.

El re­to de la efi­cien­cia

El or­ga­nis­mo su­per­vi­sor se­ña­la, ade­más, que la ca­pa­ci­dad de re­sis­ten­cia de las en­ti­da­des tam­bién de­pen­de de los ele­men­tos de ab­sor­ción de pér­di­das de los que dis­po­nen: tan­to pro­vi­sio­nes (des­ti­na­das a la co­ber­tu­ra de las pér­di­das es­pe­ra­das), co­mo ca­pi­tal (ca­pa­ci­dad de ab­sor­ción de las pér­di­das ines­pe­ra­das).

Am­bos se han am­plia­do en com­pa­ra­ción con la an­te­rior cri­sis, por lo que la ban­ca tie­ne una ma­yor ca­pa­ci­dad de ab­sor­ción de las pér­di­das ines­pe­ra­das de­ri­va­das del au­men­to de la mo­ro­si­dad que pre­vi­si­ble­men­te cau­se la ac­tual cri­sis es­te año.

La me­jo­ra de la efi­cien­cia de la ban­ca es una de las eter­nas recetas que los su­per­vi­so­res acon­se­jan. Re­du­cir el nú­me­ro de ofi­ci­nas o las fu­sio­nes ban­ca­rias son cla­ves pa­ra ga­nar efi­cien­cia, se­gún han coin­ci­di­do siem­pre los di­fe­ren­tes vi­gi­lan­tes del sec­tor fi­nan­cie­ro. En es­te ca­so, ni en el in­for­me del Ban­co de Es­pa­ña, ni el di­rec­tor general de eco­no­mía y es­ta­dís­ti­ca, Ós­car Ar­ce, han men­cio­na­do es­tos me­dios. Aun­que el téc­ni­co cree que en al­gu­nos ca­sos es­to pue­de ser una so­lu­ción, se­gún res­pon­dió en la pre­sen­ta­ción del in­for­me anual.

Pe­se a ello, pre­ci­só que “na­die me­jor que los ban­cos pa­ra sa­ber qué ob­tie­nen de una su­cur­sal y cuán­to les cues­ta. Son las pro­pias en­ti­da­des las que de­ben es­co­ger la es­tra­te­gia de acuer­do a sus pro­pios ob­je­ti­vos de ren­ta­bi­li­dad. Es una de­ci­sión de ín­do­le pu­ra­men­te em­pre­sa­rial”, ex­pli­có Ar­ce.

Pa­ra me­jo­rar la efi­cien­cia el in­for­me del Ban­co de Es­pa­ña sí ci­ta la ne­ce­si­dad de ace­le­rar la di­gi­ta­li­za­ción en el sec­tor, una re­ce­ta que tam­bién vie­ne rea­li­zan­do des­de ha­ce ya unos años.

El su­per­vi­sor cree que una rá­pi­da recuperaci­ón en 2022 si­tua­ría la mo­ra en su es­ta­do ac­tual

El ín­di­ce de mo­ro­si­dad es del 4,8% y la ta­sa más al­ta fue del 13,6% en 2013

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.