EL EVAN­GE­LIO DE LA MU­JER DE JESÚS

Clío especial - - PASADO OCULTO -

LA PU­BLI­CA­CIÓN DEL FRAG­MEN­TO DE UN PAPIRO DEL SI­GLO IV pre­sen­ta­do por la pro­fe­so­ra de la Har­vard Divinity School de Mas­sa­chu­setts (EE.UU.), Ka­ren King, se­ña­la una fra­se en cop­to que vuel­ve a re­abrir el de­ba­te de si Jesús es­tu­vo o no ca­sa­do. En es­te papiro se lee: "Jesús les di­jo, mi es­po­sa…".

King pre­sen­tó su es­tu­dio y con­clu­sio­nes en Roma du­ran­te el Con­gre­so In­ter­na­cio­nal de Es­tu­dios Cop­tos. "Des­de el co­mien­zo, los cris­tia­nos es­ta­ban en desacuer­do so­bre si era me­jor no con­traer ma­tri­mo­nio, pe­ro no fue has­ta un si­glo des­pués de la muer­te de Jesús cuan­do co­men­za­ron a di­sen­tir so­bre el es­ta­do ma­ri­tal del Me­sías pa­ra de­fen­der sus po­si­cio­nes", se­ña­ló King que cree que es­te frag­men­to po­dría per­te­ne­cer a un evan­ge­lio per­di­do que es co­no­ci­do por los in­ves­ti­ga­do­res co­mo el Evan­ge­lio de la Es­po­sa de Jesús.

La au­ten­ti­ci­dad del papiro ha si­do es­tu­dia­da por ex­per­tos co­mo el di­rec­tor del Ins­ti­tu­to pa­ra los Es­tu­dios del Mun­do An­ti­guo, Ro­ger Bag­nell, tras ana­li­zar su escritura y su com­po­si­ción, ase­gu­ran­do su veracidad. Aun­que se des­co­no­ce el ori­gen, se ba­ra­ja la po­si­bi­li­dad de que pu­die­ra ve­nir de Egip­to, por la escritura em­plea­da y que era uti­li­za­da por los cris­tia­nos du­ran­te el Im­pe­rio Ro­mano. En opi­nión de Bag­nell, "en el tro­zo de papiro en­con­tra­do re­cien­te­men­te, Jesús ha­bla de Ma­ría Mag­da­le­na co­mo su es­po­sa".

Por su par­te, la pro­fe­so­ra King ha tra­du­ci­do el tex­to legible con el si­guien­te con­te­ni­do: “…mi ma­dre me dio la vid… los dis­cí­pu­los le di­je­ron a Jesús… nie­ga que Ma­ría sea dig­na… Jesús les di­jo (a los dis­cí­pu­los): “Mi es­po­sa […] Que los mal­va­dos re­vien­ten… Ella pue­de ser mi discípula […] En cuan­to a mí, yo vi­vo con ella […]”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.