O

Clío especial - - MÚSICA -

Una com­po­si­to­ras im­por­tan­tes de la An­ti­güe­dad fue más co­no­ci­da co­mo Na­ci­da en Cons­tan­ti­no­pla a prin­ci­pios del si­glo IX, nos ha de­ja­do una im­por­tan­te co­lec­ción de him­nos que aún se can­tan en l os ofi­cios or­to­do­xos. Quien sa­be si Kas­sia tal vez i ngre­sa­ría en un mo­nas­te­rio pa­ra que así la de­ja­sen com­po­ner ale­ja­da de las con­tro­ver­sias ico­no­clas­tas que tan­to la per­ju­di­ca­ron.

Pe­ro el pri­mer nom­bre que bri­lla con l uz pro­pia en l a his­to­ria de la com­po­si­ción mu­si­cal f eme­ni­na de­bi­do a l as múl­ti­ples f ace­tas de su ta­len­to y a l a i ns­pi­ra­ción de su mú­si­ca, es el de Hil­de­gard von Bi­gen (1098-1179). Co­mo en tan­tos otros ca­sos, per­te­ne­cía a una fa­mi­lia no­ble, ya que en aque­llos días no so­lo l as mu­je­res, sino has­ta l os hom­bres, de­bían per­te­ne­cer a una fa­mi­lia de abo­len­go pa­ra po­der de­di­car­se a las ar­tes.

De ca­rác­ter mís­ti­co, vi­sio­na­ria des­de su j uven­tud, l a ex­pre­si­vi­dad de sus obras de­no­ta una per­so­na­li­dad ori­gi­nal. A los 38 años asu­mió la di­rec­ción de un con­ven­to y pa­sa­da la cua­ren­te­na se de­di­có a pre­di­car el sig­ni­fi­ca­do de sus vi­sio­nes. Pa­ra los es­pe­cia­lis­tas en ocul­tis­mo, Hil­de­gar von Bin­gen ex­pe­ri­men­ta­ba la de­no­mi­na­da “Mú­si­ca dic­ta­da por los án­ge­les”, un fe­nó­meno que com-

ARRI­BA DEL TO­DO, Fanny Me­dels­sohn. De­ba­jo de ella, Al­ma Mah­ler. A la de­re­cha, Nan­nerl Mo­zart. En la otra pá­gi­na, arri­ba, Cla­ra Schu­mann.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.