ES­FIN­GES: BA­JO EL SIGNO DE LOS TIEM­POS

Clío - - LA ESFINGE -

AUN­QUE EL VO­CA­BLO “ES­FIN­GE” SUE­LE RE­LA­CIO­NAR­SE con Egip­to, en reali­dad pro­ce­de del grie­go sfigx (“es­tran­gu­la­dor”), lo que ha crea­do cier­ta con­fu­sión. Se cree que la de Gizeh es la es­fin­ge más an­ti­gua, por eso pue­de que la en reali­dad in­ven­ta­sen los egip­cios y la adap­ta­sen con pos­te­rio­ri­dad los grie­gos.

Aun­que se des­co­no­ce exac­ta­men­te des­de cuán­do, sí se sa­be que las es­fin­ges es­tu­vie­ron muy pre­sen­tes en el an­ti­guo Egip­to. El león an­dro­cé­fa­lo, sím­bo­lo de la fuer­za del rey, no de­jó de amol­dar­se a las mo­das de la es­ta­tua­ria y a las trans­for­ma­cio­nes so­cio­po­lí­ti­cas. Cam­bió de ta­ma­ño y de apa­rien­cia, in­clu­so de se­xo (la es­fin­ge más an­ti­gua co­no­ci­da, da­ta­da en el rei­na­do de Di­du­fri, es de re­du­ci­do ta­ma­ño y as­pec­to fe­me­nino), pe­ro con­si­guió so­bre­vi­vir. En la An­ti­güe­dad, el león era vis­to co­mo un ani­mal pro­tec­tor y re­sis­ten­te al com­ba­te ( las dos prin­ci­pa­les ca­rac­te­rís­ti­cas que de­bía re­unir un fa­raón). A pe­sar de que va­rios re­yes de la di­nas­tía VI, en­tre ellos Pe­pi I, se re­pre­sen­ta­ron en for­ma de es­fin­ge, és­ta re­sul­ta mu­cho más ha­bi­tual du­ran­te el Im­pe­rio Me­dio, so­bre todo en la di­nas­tía XII. Fue en­ton­ces cuan­do el ne­mes se sus­ti­tu­yó por una me­le­na leo­ni­na. Du­ran­te la XVIII di­nas­tía, ya en el Im­pe­rio Nue­vo, con la reina Hats­hep­sut, la es­fin­ge vol­vió a fe­mi­ni­zar­se.

LA REINA HATS­HEP­SUT re­pre­sen­ta­da co­mo una es­fin­ge.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.