UN MA­TAHA­RI ES­PA­ÑOL

Clío - - ¿FUE ESPAÑA NEUTRAL EN LA GRAN GUERRA? -

que tra­ba­ja­ron pa­ra los di­ver­sos ser­vi­cios de in­for­ma­ción de los paí­ses con­ten­dien­tes. El ins­pec­tor de policía Ma­nuel Bravo Por­ti­llo tie­ne el du­do­so ho­nor de ha­ber si­do un per­so­na­je re­le­van­te en es­te sub­mun­do del es­pio­na­je y la do­ble trai­ción. Des­cri­to co­mo ele­gan­te, po­lí­glo­ta y cul­to, por su ca­rác­ter jac­tan­cio­so, sus ac­ti­vi­da­des in­con­fe­sa­bles y su bru­ta­li­dad se ga­nó el apo­do de “el chu­lo del dis­tri­to quin­to” en Bar­ce­lo­na. Por­ti­llo tra­ba­jó pa­ra la red de es­pio­na­je ale­ma­na fa­ci­li­tan­do da­tos de los mer­can­tes y sus ru­tas pa­ra que los sub­ma­ri­nos los tor­pe­dea­ran. Así hun­die­ron va­rios bar­cos es­pa­ño­les.

Pe­ro, ya aca­ba­da la gue­rra, fue ase­si­na­do en os­cu­ras cir­cuns­tan­cias, y no es­tá na­da cla­ro quién lo ma­tó y por­qué. El cri­men se atri­bu­yó ini­cial­men­te a una ven­gan­za anar­quis­ta por la re­pre­sión du­rí­si­ma que ejer­ció siem­pre co­mo ins­pec­tor de policía en una Bar­ce­lo­na muy con­flic­ti­va. Los he­chos cuen­tan que Bravo Por­ti­llo fue de­te­ni­do en di­ciem­bre de 1918 por la pro­pia policía, y acu­sa­do de gra­ves de­li­tos, en­tre otros el de ven­der in­for­mes a los ale­ma­nes. No obs­tan­te, la jus­ti­cia es­pa­ño­la qui­so echar tie­rra so­bre el asun­to e in­ten­tó ab­sol­ver­lo, pe­ro la pre­sión de la opi­nión pú­bli­ca lo im­pi­dió. Al fi­nal, las au­to­ri­da­des ju­di­cia­les con­si­de­ra­ron de­jar­lo en li­ber­tad pro­vi­sio­nal, aun­que se le se­pa­ró del ser­vi­cio.

Bravo Por­ti­llo re­gre­só a Bar­ce­lo­na don­de fue con­tra­ta­do por la Ca­pi­ta­nía Ge­ne­ral co­mo ase­sor, y por la Aso­cia­ción de Pa­tro­nos que le pa­gó pa­ra eli­mi­nar anar­quis­tas. Se cuen­ta que el día an­tes de su ase­si­na­to, y an­te la no­ti­cias de la aper­tu­ra de un nue­vo jui­cio, el ex-policía ma­ni­fes­tó es­tar can­sa­do de tan­ta acu­sa­ción, y que iba a ti­rar de la man­ta pa­ra que le de­ja­ran en paz. Unos dis­pa­ros se la pro­por­cio­na­ron de­fi­ni­ti­va­men­te.

EL PO­LI­CÍA BRA­VO POR­TI­LLO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.