DOS MUN­DOS EN UNO

Clasicos Exclusivos - - VUESTROS CLÁSICOS -

Siem­pre me han atraí­do los co­ches, pe­ro es­pe­cial­men­te los to­do­te­rreno y, des­de ha­ce unos años, tam­bién los clá­si­cos. Su­pon­go que es por todo es­to por lo que me atra­jo el Su­zu­ki SJ410, pues de al­gu­na ma­ne­ra aú­na los dos mun­dos: es un to­do­te­rreno de los pu­ros y, por otro la­do, es un clá­si­co, tan­to por edad (26 añi­tos tie­ne) co­mo por es­tar pre­sen­te en la me­mo­ria co­lec­ti­va de los que aho­ra es­ta­mos en la cua­ren­te­na.

Hay que te­ner en cuen­ta que ha­bla­mos de los años 80 y que en ese mo­men­to se abrió un nue­vo ni­cho en el mer­ca­do es­pa­ñol con es­te mo­de­lo, un to­do­te­rreno pu­ro (trac­ción to­tal co­nec­ta­ble y re­duc­to­ra) y ur­bano a la vez. Se po­día ver es­te co­che tan­to en el mon­te co­mo de­lan­te de una dis­co­te­ca de mo­da; era pe­que­ño, ma­ne­ja­ble, ra­zo­na­ble­men­te có­mo­do en ca­rre­te­ra (siem­pre que no lle­va­ras mu­cho equi­pa­je) y más to­da­vía des­de que lan­za­ron el mo­de­lo con cin­co mar­chas, efi­cien­te en el cam­po y al­go más ba­ra­to que los to­do­te­rre­nos coe­tá­neos, so­bre todo el La­da Ni­va, su ri­val di­rec­to.

Mi SJ410, en con­cre­to, es del año 1986, por lo que creo que per­te­ne­ce a las pri­me­ras se­ries que sa­lie­ron con cin­co mar­chas. Lo com­pré con 87.000 km en un con­ce­sio­na­rio de otra mar­ca al que ha­bía lle­ga­do por la ra­zón que fue­re. La cues­tión es que de me­cá­ni­ca pa­re­cía es­tar bien, aun­que de cha­pa es­ta­ba un po­co des­cui­da­do, pe­ro sin óxi­do por nin­gu­na par­te, así que lo com­pré y des­de en­ton­ces lo he dis­fru­ta­do, ha­cién­do­le al­gún apa­ño yo mis­mo (lim­pie­za, pu­li­men­to y al­go de pin­tu­ra). Aho­ra lo dis­fru­to ca­da vez que pue­do acer­car­me al pue­blo, don­de lo ten­go pa­ra sa­lir a los ca­mi­nos por el mon­te.

El SJ410 es un co­che pe­que­ño, mi­de 3,44 me­tros de lar­go, 1,46 de an­cho y 1,68 de al­to, con una ba­ta­lla de 2 me­tros. Es­to lo ha­ce ra­zo­na­ble­men­te ha­bi­ta­ble pa­ra cua­tro per­so­nas... sin equi­pa­je, cla­ro. Si te­ne­mos que lle­var al­go de car­ga ten­dre­mos que sa­cri­fi­car al­gu­na de las pla­zas tra­se­ras, aun­que es­to se ha­ce sin la me­nor di­fi­cul­tad, ple­gan­do los asien­tos ha­cia de­lan­te por se­pa­ra­do y que­dan­do re­co­gi­dos y su­je­tos a los la­te­ra­les me­dian­te unas ti­ras de cue­ro pre­pa­ra­das al efec­to.

El mo­tor es un cua­tro ci­lin­dros de ga­so­li­na y 970 cc que rin­de 45 CV a 5.500 rpm, pe­que­ño pe­ro re­sul­tón pa­ra mo­ver los 890 kg con fa­ci­li­dad. El en­cen­di­do es por pla­ti­nos, que in­ten­to lim­piar y mi­mar por el mie­do a no en­con­trar re­cam­bio con fa­ci­li­dad, y la ali­men­ta­ción es me­dian­te un car­bu­ra­dor mo­no­cuer­po.

Es­tas dos ca­rac­te­rís­ti­cas que aca­bo de co­men­tar, el ta­ma­ño y el

El Su­zu­ki SJ410, un to­do­te­rreno clá­si­co muy ca­paz y di­ver­ti­do en el cam­po. En la otra pá­gi­na: nues­tro lec­tor po­sa or­gu­llo­so jun­to a su co­che

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.