ALI­CIEN­TE ES­TE­LAR EN STUTT­GART

Clasicos Exclusivos - - MUSEO -

Mer­ce­des- Benz po­see una lar­ga tra­di­ción en la pre­ser­va­ción de su in­creí­ble le­ga­do, ex­pues­to en un mu­seo ex­tra­or­di­na­rio di­se­ña­do por el estudio de ar­qui­tec­tu­ra ho­lan­dés UNS­tu­dio. Inau­gu­ra­do en 2006, es­tá con­si­de­ra­do una de las me­jo­res ex­po­si­cio­nes mo­no­mar­ca del mun­do.

Los 160 ejem­pla­res ex­pues­tos es­tán se­lec­cio­na­dos en­tre una co­lec­ción de más de mil, des­de el Benz de 1886 has­ta el McLa­ren MP4-23 cam­peón del mun­do con Le­wis Ha­mil­ton en 2008, agru­pa­dos por te­mas.

La vi­si­ta em­pie­za por arri­ba, co­mo en el Gug­gen­heim de Nue­va York. Al sa­lir del as­cen­sor, nos re­ci­be el so­ni­do del ga­lo­pe de un ca­ba­llo, aho­ga­do por el tra­que­teo de un mo­no­ci­lín­dri­co al en­trar en la pri­me­ra sa­la. Aquí, di­ver­sos vehícu­los –au­to­mo­tor, bar­ca y avión– ilus­tran las apli­ca­cio­nes del in­no­va­dor mo­tor de Karl Benz, el ori­gen de la fa­mo­sa es­tre­lla de tres pun­tas.

Las ram­pas que ba­jan por las sa­las en or­den cro­no­ló­gi­co po­nen los vehícu­los en el con­tex­to de la his­to­ria mun­dial. Las pa­re­des es­tán cu­bier­tas con ma­te­ria­les apro­pia­dos, des­de la ba­que­li­ta has­ta el re­ves­ti­mien­to del air­bag, y la mú­si­ca de l a épo­ca real­za el am­bien­te. El es­pec­tácu­lo acús­ti­co au­men­ta en la sa­la de las fle­chas de pla­ta, con el so­ni­do de los mo­to­res que re­sue­na en­tre el mag­ní­fi­co gru­po.

Ade­más de mo­no­pla­zas, la sa­la de­di­ca­da a la com­pe­ti­ción tam­bién aco­ge co­ches de ra­llies, en­ca­be­za­dos por el 500 SLC de Björn Wal­de­gaard, ven­ce­dor en el Ban­da­ma de 1980, y el 280 E que se im­pu­so en el ma­ra­tón Lon­dres-Síd­ney de 1977, con An­drew Co­wan, Co­lin Mal­kin y Mi­ke Broad.

Cues­ta lo su­yo sa­car al­go de aquí me­dian­te tram­pi­llas y mon­ta­car­gas, pe­ro los co­ches fa­mo­sos sue­len acu­dir a aniver­sa­rios es­pe­cia­les, co­mo el 300 SLR ‘722’ de las Mi­lle Mi­glia de 1955, que vol­ve­rá a Ita­lia el año que vie­ne con el equi­po de la mar­ca.

Tam­bién hay vehícu­los co­mer­ci al es, co­ches de prue­bas y li­mu­si­nas de es­ta­do. Aquí des­ta­can la es­plén­di­da ofi­ci­na de co­rreos mó­vil so­bre un O 10000 de tres ejes de 1938; la re­crea­ción del Renn­trans­por­ter azul, con su 300 SLR y to­do, y el ‘pa­pa­mó­vil’ 230G blin­da­do de 1980.

En­tre los Mer­ce­des de fa­mo­sos es­tán el 190 de Rin­go Starr, con pre­pa­ra­ción E23 AMG, y el 500 SL de lady Di.

Ade­más de la des­lum­bran­te co­lec­ción de vehícu­los, el mu­seo ofre­ce un mon­tón de ex­po­si­cio­nes te­má­ti­cas, co­mo mo­to­res ae­ro­náu­ti­cos, ves­ti­men­ta de ca­rre­ras, ma­que­tas y se­gu­ri­dad. En la plan­ta ba­ja, des­pi­den al vi­si­tan­te una mag­ní­fi­ca tien­da, la ca­fe­te­ría gour­met y la ex­po­si­ción con­me­mo­ra­ti­va del bó­li­do ven­ce­dor del GP del ACF de 1914 (véa­se pág. 36).

Arri­ba: un Sim­plex de 1902 sin res­tau­rar, en­tre los ve­te­ra­nos. Dcha.: laim­pe­di­men­ta de Ca­rac­cio­la. Aba­jo: ga­ma 300, con el gla­mu­ro­soca­brio­let y el im­pre­sio­nan­te SL; el 500 SLC y el 280 E de ra­llies

El AMG de Rin­go en el gru­po de ce­le­bri­da­des. Dcha.: be­lle­zas de los años 30. Aba­jo: el Renn­trans­por­ter y el 300 SLR; los bó­li­dos de1914; DTM y Gru­po C

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.