Cho­llo

Clasicos Exclusivos - - OPINIÓN -

Quién no ha so­ña­do con te­ner un pre­cio­so clá­si­co? Unos lo so­ña­rán des­ca­po­ta­ble, pa­ra otros se­rá un pre­cio­so de­por­ti­vo coupé... en fin, to­dos te­ne­mos nues­tro gus­to y por aho­ra so­ñar si­gue sien­do gratis, no sé has­ta cuan­do, pe­ro aún si­gue sien­do gratis. Pues bien, des­pués de un sue­ño con cua­tro rue­das con for­ma de... del co­che clá­si­co que más nos gus­te (aquí no voy a po­ner nin­gún ejem­plo, ca­da uno que sue­ñe con su fa­vo­ri­to) so­le­mos ir al kios­co y ad­qui­ri­mos una re­vis­ta del sec­tor ( pre­fe­ri­ble­men­te Clá­si­cos Ex­clu­si­vos, como no) pa­ra cu­rio­sear lo que allí se ofer­ta de oca­sión. Des­gra­cia­da­men­te a to­dos nos gus­ta lo bueno y si en­con­tra­mos el co­che de nues­tros sue­ños en un es­ta­do ex­ce­len­te se­gún el anun­cio, sue­le ser ca­ro, muy ca­ro, pe­ro no desis­ti­mos y es­ta­re­mos ojo avizor a la sec­ción de clá­si­cos de oca­sión de es­ta re­vis­ta, de pá­gi­nas de in­ter­net, de fo­ros...has­ta acu­di­re­mos a al­gún es­pe­cia­lis­ta y le pre­gun­ta­re­mos por al­gún ejem­plar de nues­tro so­ña­do au­to. Pue­de coin­ci­dir que el ven­de­dor ten­ga al­guno pa­ra ven­der o se­pa de un clien­te su­yo que lo ven­da, pe­ro al co­men­tar­nos el pre­cio por lo que pue­de ron­dar, le di­re­mos que buscamos al­go más eco­nó­mi­co, más ba­ra­to... en fin, que lo que es­ta­mos bus­can­do es un cho­llo, a lo que el ven­de­dor nos in­di­ca­rá que cuan­do en­cuen­tre ese cho­llo nos lo co­mu­ni­ca­rá y se des­ha­ce de no­so­tros, por­que si se ali­nea­sen los as­tros y apa­re­cie­se tal cho­llo (co­sa hoy en día har­to di­fí­cil, ca­si más lo del au­to que lo de los as­tros), se­ría él quien se que­da­se ese co­che pa­ra dis­fru­tar­lo, co­mer­ciar o lo que crea me­nes­ter ha­cer con él, to­do me­nos ofre­cér­nos­lo al pre­cio de gan­ga.

An­ta­ño, sin la in­for­ma­ción y me­dios de los que dis­po­ne­mos hoy en día (con­cen­tra­cio­nes, fo­ros, re­vis­tas, pro­fe­sio­na­les y la re­so­lu­ti­va World Wide Web) si se po­dían en­con­trar esos cho­llos, apa­re­cían au­tén­ti­cas jo­yas en gra­ne­ros o ga­ra­jes aban­do­na­dos. Sin ir más le­jos, ha­ce unas se­ma­nas, acom­pa­ñé a un pro­fe­sio­nal y ami­go de es­te mun­di­llo de los clá­si­cos a una na­ve se­mi aban­do­na­da en un pue­blo de la pro­vin­cia de Bar­ce­lo­na. Te­nía­mos que in­ven­ta­riar, cla­si­fi­car y en­tre­gar pa­ra su ven­ta ( el com­pra­dor es­ta­ba de ca­mino) par­te de lo que allí ha­bía, que eran dos Lam­borg­hi­ni Es­pa­da des­mon­ta­dos (uno ca­si en su to­ta­li­dad y el otro con so­lo la me­cá­ni­ca fue­ra del co­che). Hay que des­ta­car que en esa na­ve, tam­bién des­can­sa­ban tres Lo­tus en un es­ta­do de­plo­ra­ble, un Eu­ro­pa y dos Elan, to­dos de mi­tad de los se­sen­ta, un Ma­se­rat­ti Me­rak en buen es­ta­do, le­van­ta­do en

98

Clá­si­cos Ex­clu­si­vos ca­ba­lle­tes pa­ra que no to­quen las rue­das al sue­lo y con sín­to­mas de es­tar in­ver­na­do (bien), un Lan­cia Fulvia y un As­ton Mar­tin DB6, es­tos dos úl­ti­mos tam­bién en buen es­ta­do.Tam­bién ha­bía mu­cho re­cam­bio, so­bre to­do de Lo­tus, ya que un Elan ha­bía si­do pre­pa­ra­do pa­ra com­pe­tir; ha­bía has­ta un mol­de pa­ra cons­truir frontales de Elan. To­do in­di­ca­ba que en esa sec­ción de la na­ve ha­cía mu­chí­si­mos años que no en­tra­ba na­die. Es­ta mis­ma es­ce­na ha­ce trein­ta años hu­bie­ra si­do un ne­go­cio muy lu­cra­ti­vo pa­ra quien hu­bie­ra co­mer­cia­do con el con­te­ni­do de la na­ve, ya que nor­mal­men­te, el in­tere­sa­do en va­ciar­la allí so­lo ve­ría cha­ta­rra, co­ches vie­jos, ro­tos e in­com­ple­tos que no rue­dan y le es­tor­ban, los hu­bie­ra ven­di­do a pe­so o los hu­bie­ra re­ga­la­do a quien se los lle­va­se, ya que su prio­ri­dad hu­bie­ra si­do va­ciar y lim­piar la na­ve. Hoy en día lo pri­me­ro que hi­cie­ron fue ase­so­rar­se de lo que allí ha­bía, de su va­lor y de po­si­bles com­pra­do­res in­tere­sa­dos en aque­llo, ya que to­da esa “cha­ta­rra” po­si­ble­men­te val­ga más que la pro­pia na­ve y no era pre­ci­sa­men­te pe­que­ña.

Otro día, con­ta­ré la his­to­ria de un His­pano Sui­za 20/30 de 1904 que apa­re­ció en un al­ma­cén de al­ga­rro­bas en Car­ta­ge­na en el año 1957, eso sí fue un cho­llo.

Por eso, hoy en día, cuan­do nos cuen­tan que “he com­pra­do un cho­llo”, lo más pro­ba­ble es que ha­ya en­con­tra­do a un ven­de­dor real­men­te há­bil (no quie­ro de­cir que le ha­yan en­ga­ña­do) pe­ro se­gu­ra­men­te no es tal cho­llo. A mi en­ten­der sí que po­dría­mos ade­lan­tar­nos y ad­qui­rir un “cho­llo”, me ex­pli­co... hoy en día hay mo­de­los con una co­ti­za­ción al­go baja que se es­tán re­va­lo­ri­zan­do. Por po­ner un ejem­plo, ya se co­men­tó en el n º 94 de es­ta re­vis­ta las ex­ce­len­cias del Pors­che 928, un vehícu­lo de ca­li­dad, que se po­dría con­du­cir to­dos los días ( si no nos im­por­ta el con­su­mo, cla­ro), con una tasación no muy al­ta, con dis­po­ni­bi­li­dad de re­cam­bios, con un man­te­ni­mien­to con­te­ni­do y que se­gu­ro su co­ti­za­ción su­bi­rá con los años. Otros pue­den ser los E31 de BMW (840ci, 850ci, csi), fan­tás­ti­cos vehícu­los de al­ta ga­ma que se fa­bri­ca­ron des­de fi­na­les de los 80 a fi­na­les de los 90 (ma­yo del 99 con­cre­ta­men­te). Son co­ches con una me­dia de vein­te años, con un man­te­ni­mien­to tam­bién con­te­ni­do y con po­cas ave­rías, con el va­lor aña­di­do de BMW y su dis­po­ni­bi­li­dad de re­cam­bios, con ta­sa­cio­nes aho­ra ba­jas que sin du­da ten­de­rán a su­bir. Es­tos son dos ejem­plos, pe­ro hay mu­chos más: de­por­ti­vos de los se­ten­ta, ochen­ta y, por­qué no, tam­bién de los no­ven­ta, como el Ford Ca­pri, Volks­wa­gen Sci­roc­co y Co­rra­do, Lan­cia Be­ta, Nis­san 300, Mit­su­bis­hi Eclip­se... en fin, la lis­ta pue­de ser muy lar­ga, de bue­nos y bo­ni­tos co­ches aho­ra eco­nó­mi­cos que de aquí a unos años au­men­ta­rán bas­tan­te su va­lor, unos an­tes que otros por cues­tio­nes ob­vias como la po­pu­la­ri­dad del mo­de­lo, años, fia­bi­li­dad, etc.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.