Una vida de­di­ca­da a una pa­sión

Clasicos Exclusivos - - REPORTAJE - TEX­TO Y FO­TO­GRA­FÍA ÁN­GEL BAR­TO­LO­MÉ ABAD

El per­so­na­je al que de­di­co es­tas lí­neas es un au­tén­ti­co apa­sio­na­do del mo­tor y de to­do lo que ten­ga rue­das pe­ro, an­te to­do, es un es­pe­cia­lis­ta en clá­si­cos y más con­cre­ta­men­te, en pie­zas ex­clu­si­vas. Doy fe que, gra­cias a sus ges­tio­nes, se han sal­va­do mu­chas jo­yas so­bre rue­das; de no ser por su in­ter­ven­ción aho­ra es­ta­rían en un des­güa­ce o ma­cha­ca­das y re­ci­cla­das pa­ra ser con­ver­ti­das en la­tas de to­ma­te, ma­trí­cu­las, te­ne­do­res o cual­quier otra co­sa...

El per­so­na­je del que ha­bla­mos es el se­ñor Javier Tu­lla Ma­ris­cal de Gan­te, al que su pa­sión por es­te mun­do ya le vie­ne de cu­na. En la co­che­ra de su abue­lo ma­terno era fre­cuen­te ver Ca­di­llacs, Buicks y Ols­mo­bi­le en­tre otros, cui­da­dos con mi­mo por el chó­fer de la fa­mi­lia. La fa­mi­lia le in­cul­có la pa­sión, pe­ro la afi­ción le vino gra­cias a su ami­go y pi­lo­to don Sal­va­dor Vi­la­no­va Jr.

El Sr. Tu­lla, como buen afi­cio­na­do, siem­pre ha te­ni­do va­rios co­ches de colección en su ga­ra­je. Re­cuer­da con es­pe­cial ca­ri­ño su primer clá­si­co, un pre­cio­so Peu­geot 404 Ca­brio ca­rro­za­do por Pininfarina que ad­qui­rió con 21 años y que fue su fiel com­pa­ñe­ro en mil aven­tu­ras tí­pi­cas de la ju­ven­tud (la gran ma­yo­ría de no­so­tros tam­bién re­cor­da­mos con ca­ri­ño a nues­tro primer amor). A es­te P404 le si­guie­ron mu­chos más co­ches de di­ver­sas mar­cas, con es­pe­cial in­te­rés por los clá­si­cos de­por­ti­vos. Es­tos úl­ti­mos le lle­va­ron a vin­cu­lar­se y par­ti­ci­par con más o me­nos for­tu­na en va­rios rall­yes de clá­si­cos (jun­to a su ami­go Sal­va­dor Vi­la­no­va) como el Rall­ye Cos­ta del Sol, el Rall­ye Bar­ce­lo­na-An­do­rra y va­rios rall­yes de re­gu­la­ri­dad, de los que más tar­de se­ría co­la­bo­ra­dor en unos y or­ga­ni­za­dor en otros.

A fi­na­les de los 90 de­ci­dió de­di­car­se al mun­do de los clá­si­cos de una for­ma más pro­fe­sio­nal, aun­que aún se­guía co­la­bo­ran­do de ma­ne­ra al­truis­ta con va­rias en­ti­da­des del sec­tor, tan­to en la crea­ción de sa­lo­nes como de even­tos de­por­ti­vos que lue­go de­ta­lla­ré.

Cual­quier afi­cio­na­do a es­te mun­do de los au­to­mó­vi­les clá­si­cos da­ría al­go bueno só­lo

por ver y su­bir­se en los fa­bu­lo­sos co­ches que el Sr. Javier Tu­lla a con­du­ci­do. A mo­do de ejem­plo po­de­mos ha­blar de un Fe­rra­ri 375 Amé­ri­ca (so­lo 8 uni­da­des fa­bri­ca­das); Fa­cel Vega Fa­cel III (Ca­brio 4 pl.); bar­que­ta Lo­tus B23; un Mer­cer de 1913; His­pano Sui­za H6; Lam­borg­hi­ni Coun­tach; Rolls Roy­ce Cloud II; Ja­guar Ty­pe E (va­rios mo­de­los); Bentley Con­ti­nen­tal con­ver­ti­ble; Fe­rra­ri Dino; As­ton Mar­tin DB4; DB6; Se­ne­chal Skiff del 1925; un Hobby­car (vehícu­lo an­fi­bio) e in­fi­ni­dad de Pors­che, Mor­gan, MG-A, Aus­tin Hea­ley, MG TF…. La lis­ta se ha­ría in­ter­mi­na­ble y con ca­da co­che hay una anéc­do­ta re­la­cio­na­da. Una de ellas fue el res­ca­te de dos Lam­bo Es­pa­da que es­ta­ban en una na­ve se­mi aban­do­na­da de una po­bla­ción cer­ca­na a Bar­ce­lo­na, don­de se en­con­tra­ban des­mon­ta­dos ca­si en su to­ta­li­dad y con la ma­yo­ría de sus pie­zas “dis­tri­bui­das” por to­da la na­ve. Ade­más yo es­tu­ve pre­sen­te co­la­bo­ran­do en el in­ven­ta­rio y en la lo­ca­li­za­ción de las pie­zas. Gra­cias a las ges­tio­nes de el Sr. Javier Tu­lla es­tos fan­tás­ti­cos au­to­mó­vi­les no se con­ver­ti­rán en pla­cas de ma­trí­cu­la, como he co­men­ta­do an­tes, si no que de allí par­tie­ron con su nue­vo pro­pie­ta­rio que les da­rá una me­re­ci­da res­tau­ra­ción y una nue­va vida en Ma­drid.

Su de­di­ca­ción por los clá­si­cos le ha lle­va­do a ser fun­da­dor y vo­cal del Roads­ter Club Ca­ta­lu­ña, fun­da­dor y se­cre­ta­rio Ge­ne­ral del Club Fa­cel Vega Es­pa­ña, or­ga­ni­za­dor del Sa­lon del Clá­si­co y De­por­ti­vo de Bar­ce­lo­na en el Pue­ble Es­pa­ñol (año 2009), vo­cal du­ran­te 12 años del An­tic Car Club de Ca­ta­lu­ña, vo­cal del Club Pors­che 356, or­ga­ni­za­dor jun­to con don Emi­lio Oli­va­res de Au­to Be­llo Bar­ce­lo­na (con­cur­so de ele­gan­cia de au­to­mó­vi­les y re­lo­jes du­ran­te los años 2011, 2012 y 2013) en el Real Club de Po­lo de Bar­ce­lo­na y or­ga­ni­za­dor de di­ver­sos rall­yes y sa­li­das de co­ches clá­si­cos. Aho­ra de­di­ca la ma­yor par­te de su tiem­po a la ge­ren­cia de Vico Au­to­mó­vi­les, co­mer­cio es­pe­cia­li­za­do en clá­si­cos y de­por­ti­vos de to­das las épo­cas (c/ Vico 32, 08021 Bar­ce­lo­na).

Gra­cias a los apa­sio­na­dos y afi­cio­na­dos que in­vier­ten su tiem­po y su di­ne­ro (unos con más y otros con me­nos im­pli­ca­ción) en los clá­si­cos como don Javier Tu­lla Ma­ris­cal de Gan­te po­de­mos ver y oír por nues­tras ca­rre­te­ras, sa­lo­nes y rall­yes a au­tén­ti­cas jo­yas, que sin su im­pli­ca­ción, se­ría del to­do di­fí­cil, por no de­cir im­po­si­ble.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.