Dun­can McLaren

Mi­nia­tu­ras cons­trui­das des­de ce­ro

Clasicos Exclusivos - - ARTE -

Dun­can McLaren, de Glas­gow, lle­va mon­tan­do mi­nia­tu­ras des­de que era jo­ven, pe­ro nun­ca le han gus­ta­do los kits que ven­den. “Si no eran co­rrec­tos”, di­ce, “los des­man­te­la­ba pa­ra me­jo­rar­los y aña­dir de­ta­lles”. Como en el Cly­de exis­te una gran tra­di­ción de cons­truc­ción de bar­cos, las ma­que­tas náu­ti­cas van muy bus­ca­das y McLaren en­tró como apren­diz en John Brown & Co: “David Hous­ton fue mi maes­tro; era un crea­dor de pa­tro­nes fan­tás­ti­co cu­ya fi­lo­so­fía era: si no es­tá he­cha de ma­de­ra y me­tal, no es una bue­na ma­que­ta”.

Como te­nía ex­pe­rien­cia con la fi­bra de vi­drio, McLaren em­pe­zó a ayu­dar a al­gu­nos ami­gos que com­pe­tían en For­mu­la Ford los fi­nes de se­ma­na y aca­bó in­vo­lu­cra­do con los equi­pos: “Los pi­lo­tos em­pe­za­ron a pe­dir­me que les hi­cie­ra una ma­que­ta de su co­che. La pri­me­ra fue un Che­vron B16, de la que en se­gui­da me hi­cie­ron 10 pe­di­dos. Le si­guie­ron pe­ti­cio­nes pa­ra Ja­guar – tan­to C como D ty­pe – y una ré­pli­ca del Le Mans de Fra­zer Nash”.

El res­pe­to por el en­fo­que me­ticu­loso de McLaren le lle­vó a un tra­ba­jo de en­sue­ño ayu­dan­do a los es­pe­cia­lis­tas en bó­li­dos his­tó­ri­cos Hall & Hall: “Los BRM son muy es­pe­cia­les pa­ra mí y no po­día creer mi suer­te cuan­do me to­có cui­dar el Ty­pe 160 ven­ce­dor de Mon­za en 1970. Mi primer pe­di­do de un Al­fa me lle­gó tras pro­bar un 6C-1750 en la Mi­lle Mi­glia. El pro­pie­ta­rio me pre­gun­tó si le ha­ría una ma­que­ta”. Des­de en­ton­ces ha crea­do va­rios com­ple­jos mo­de­los ita­lia­nos de ce­ro como un GP Ti­po B y un Os­ca V12.

McLaren pre­fie­re la es­ca­la 1:16, pe­ro el año pa­sa­do re­ci­bió una pe­ti­ción pa­ra un 8C-2300 a 1:8. 12 me­ses des­pués, en­tre­ga­ba es­ta be­lle­za al pro­pie­ta­rio del co­che ori­gi­nal: “Em­pe­cé por la ca­ja de di­rec­ción por­que que­ría ver có­mo fun­cio­na­ban los en­gra­na­jes in­te­rio­res. Es fá­cil de­jar­se lle­var por­que me gus­ta que los en­la­ces fun­cio­nen. El pro­yec­to re­quie­re mi­les de fo­tos a par­tir de las que rea­li­zo un con­jun­to de bo­ce­tos a es­ca­la. El co­bre blan­co y el la­tón se tra­ba­jan bien pe­ro son muy su­cios”.

Una vi­si­ta a los ta­lle­res de Jim Sto­kes mar­có un pun­to de in­fle­xión: “No lo hu­bie­ra lo­gra­do sin su equi­po y las tar­je­tas de me­mo­ria con fo­tos de re­fe­ren­cia iban arri­ba y abajo”.

Los desafíos pa­ra el 8C in­clu­yen los pa­tro­nes pa­ra el mo­tor, la cons­truc­ción de las llan­tas de 72 ra­dios y cor­tar las ren­di­jas de ai­rea­ción. “Ten­go que pin­tar­lo pa­ra ter­mi­nar­lo pe­ro me en­can­ta ver­lo en co­lor me­tal na­tu­ral”.

Si McLaren tu­vie­ra tiem­po pa­ra ha­cer una mi­nia­tu­ra pa­ra él, se­ría la del Ja­guar D-ty­pe XKD 406 que ga­nó en Le Mans en el 56. Ron Flock­hart es mi hé­roe de la in­fan­cia. Fui­mos a ver­le co­rrer con el BRM P25 en Ain­tree, y ja­más ol­vi­da­ré cuan­do me subió a la ba­rra del box pa­ra ha­blar con­mi­go. Era el amo”. MW

Iz­quier­da: To­das las puer­tas del Tou­ring Al­fa se abren. Arri­ba: Una im­pre­sio­nan­te ca­ja de cam­bios y pe­da­les. Abajo: Pie­zas pin­ta­das y lis­tas pa­ra el mon­ta­je; cha­sis; pa­ne­les; in­te­rior de cue­ro; el in­creí­ble de­ta­lle del com­par­ti­men­to del mo­tor

Pa­ra más in­for­ma­ción, lla­mar al 0141 956 3007 o man­dar un e-mail a dun­canm­cla­re­na­corn@gmail.com

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.