Triumph Do­lo­mi­te DMH I

Clasicos Exclusivos - - PRÓXIMO NÚMERO -

Se cree que Triumph cons­tru­yó tres cha­sis com­ple­tos y seis mo­to­res de 1991cc y 140bhp an­tes de que la di­rec­ti­va can­ce­la­ra el pro­yec­to en 1936. De esos tres, só­lo so­bre­vi­ven dos.

El pri­me­ro, el DMH 1, su­frió un gra­ve ac­ci­den­te una no­che de nie­bla en di­ciem­bre de 1935 al ini­cio del rally de Mon­te Car­lo cuan­do Hea­ley cho­có con­tra un tren en un pa­so a ni­vel da­nés. El se­gun­do cha­sis, el DMH 2 es­ta­ba des­ti­na­do al Sa­lón Olym­pia de 1934 pe­ro la fá­bri­ca no lle­gó a po­ner­le la carrocería.

La di­rec­ción de Triumph ac­ce­dió a re­cons­truir el co­che de Mon­te Car­lo pa­ra un se­gun­do even­to y pa­ra ello usa­ron el ter­cer bas­ti­dor in­com­ple­to. Con un mo­tor sin so­bre­ali­men­ta­ción ac­tua­li­za­do a 2485cc y, mis­te­rio­sa­men­te, fre­nos más pe­que­ños sus­ti­tu­yen­do los tam­bo­res Al­fin de 16” ori­gi­na­les, Hea­ley sa­lió de Ta­llin, Es­to­nia. En el Mon­te Car­lo más re­la­ja­do en años, lle­gó a la Cos­ta Azul en cuar­ta po­si­ción, pe­ro por un ex­tra­ño error en la úl­ti­ma prue­ba en el fren­te ma­rí­ti­mo de Mó­na­co aca­bó oc­ta­vo.

Triumph su­frió un año fi­nan­cie­ro te­rri­ble en 1936 y aca­bó can­ce­lan­do el cos­to­so pro­yec­to del 8 ci­lin­dros. El co­che de Mon­te Car­lo y to­das sus pie­zas fue­ron ad­qui­ri­dos por el jo­ven de 19 años Tony Rolt –su ma­dre pa­gó los 1190€. Sin los ale­ti­nes y con un nue­vo so­bre­ali­men­ta­dor, se ins­cri­bió en la 200-Mi­le de 1937 en Do­ning­ton, don­de ter­mi­nó en una dig­na oc­ta­va po­si­ción en­tre una pa­rri­lla de mo­no­pla­zas que in­cluía ERAS y Ma­se­ra­ti.

Cuan­do Rolt com­pró a “Re­mus” – ERA R5B- el Triumph y sus pie­zas pa­sa­ron a ma­nos de los con­ce­sio­na­rios de Lon­dres. High Speed Mo­tors pi­dió a los ca­rro­ce­ros Cor­si­ca que rehi­cie­ran el co­che de Mon­te Car­lo, y el se­gun­do cha­sis se com­ple­tó tam­bién con una nue­va ca­lan­dra ho­rro­ro­sa.

El mo­tor ori­gi­nal del Triumph se ex­tra­jo más ade­lan­te pa­ra co­lo­car­lo en la lan­cha mo­to­ra de Lord Ri­ley, y se sus­ti­tu­yó pri­me­ro por un Aus­tin “Six” y más ade­lan­te por un SS100. Por suer­te, el co­che se reunió con su mo­tor de nue­vo en los 60.

Pin­ta­do ro­jo, el Do­lo­mi­te fue ad­qui­ri­do por la fa­mi­lia Maj­zub que, tras una re­cons­truc­ción me­cá­ni­ca de la mano de Dun­can Ric­ketts, lo dis­fru­tó am­plia­men­te – in­clui­do un via­je a la Mi­lle Mi­glia don­de ca­si vuel­ve a cho­car con un tren.

El Do­lo­mi­te fue fi­nal­men­te ven­di­do en Fran­cia en el 2000 pe­ro aho­ra ha re­gre­sa­do al Reino Uni­do con Jo­nat­han Tur­ner, que tam­bién tie­ne un Squi­re en su im­pre­sio­nan­te colección. En cuan­to lo com­pró, lo lle­vó al es­pe­cia­lis­ta Bla­ke­ney-Ed­wards Mo­tors­port pa­ra una res­tau­ra­ción com­ple­ta. Tras una re­cons­truc­ción me­cá­ni­ca, la carrocería de Cor­si­ca se al­te­ró un po­co pa­ra evo­car el es­ti­lo ori­gi­nal de Wal­ter Bel­gro­ve – el equi­po de Bla­ke­ney-Ed­ward di­se­ñó va­rias pie­zas que iban ator­ni­lla­das, como las ta­pas del ca­pó, el in­ter­mi­ten­te la­te­ral cro­ma­do o un ale­tín es­ti­lo Al­fa, ade­más de pre­ser­var el es­ti­lo su­per­vi­vien­te.

Clá­si­cos Ex­clu­si­vos

47

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.