LA IM­POR­TAN­CIA DE ME­JO­RAR LOS HÁ­BI­TOS DE CON­SU­MO

ClimaNoticias - - Editorial -

Es­te mes de oc­tu­bre aco­ge, en su día vi­gé­si­mo pri­me­ro, el Día Mun­dial del Aho­rro de Ener­gía. Po­dría ser un día mun­dial más, pe­ro no lo es. Es cru­cial pa­ra la per­ma­nen­cia del pla­ne­ta, de­ter­mi­nan­te pa­ra no ter­mi­nar con él. La con­cien­cia­ción que to­dos y ca­da uno de no­so­tros de­be­ría­mos te­ner en re­la­ción a la im­por­tan­cia de me­jo­rar nues­tros há­bi­tos de con­su­mo en ma­te­ria de ener­gía pa­ra dis­mi­nuir el in­gen­te em­pleo de re­cur­sos na­tu­ra­les es cru­cial. Y con ello, con­tro­lar de al­gún mo­do, si es que aún es po­si­ble, la con­ta­mi­na­ción. En di­cho mar­co, tie­ne una es­pe­cial im­por­tan­cia el aho­rro de ener­gía pre­ci­sa­men­te en el apar­ta­do que nos com­pe­te, la cli­ma­ti­za­ción y pro­duc­ción de ACS. Los ho­ga­res tie­nen mu­cho que de­cir, mu­chí­si­mo, en es­te sen­ti­do. ¿La ra­zón? Que a día de hoy más del 40% de la ener­gía con­su­mi­da en la UE es­tá li­ga­da de ma­ne­ra di­rec­ta a los ho­ga­res y edi­fi­cios re­si­den­cia­les. En nú­me­ros con­cre­tos, Jun­kers nos re­cuer­da que de to­da esa ener­gía, un 71% co­rres­pon­de al con­su­mo en cli­ma­ti­za­ción, mien­tras que un 17% co­rres­pon­de al con­su­mo de luz y un 12% al de agua ca­lien­te. En es­te con­tex­to, con la lle­ga­da del oto­ño ade­más es­te mis­mo aho­rro ener­gé­ti­co se con­vier­te en uno de los prin­ci­pa­les re­tos de las fa­mi­lias pa­ra que la eco­no­mía do­més­ti­ca no se re­sien­ta. Pa­ra ello, la úni­ca so­lu­ción es ha­cer un uso efi­cien­te de la ener­gía que se em­plea pa­ra man­te­ner las vi­vien­das cá­li­das y aco­ge­do­ras. Al­gu­nas de las me­di­das de aho­rro de ener­gía re­co­men­da­bles a te­ner en cuen­ta son las si­guien­tes: pres­tar es­pe­cial aten­ción a las eti­que­tas ener­gé­ti­cas de los dis­tin­tos apa­ra­tos, apro­ve­char los dis­tin­tos pla­nes Re­no­ve que po­de­mos en­con­trar en las dis­tin­tas co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas que nos ayu­dan a sus­ti­tuir la an­ti­gua cal­de­ra por una más efi­cien­te, el uso de los ter­mos­ta­tos in­te­li­gen­tes que se ade­cuan de ma­ne­ra pre­ci­sa a las ne­ce­si­da­des de ca­da es­pa­cio, ase­gu­rar­se de un fun­cio­na­mien­to co­rrec­to de los equi­pos me­dian­te la con­tra­ta­ción de un ser­vi­cio de man­te­ni­mien­to ofi­cial, uti­li­zar ener­gías re­no­va­bles... Tan­to el me­dio am­bien­te co­mo el bol­si­llo se­gu­ro que nos lo agra­de­ce­rán.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.