SEGURIDAD EN INS­TA­LA­CIO­NES FRI­GO­RÍ­FI­CAS

ClimaNoticias - - Sumario -

Re­fri­ge­ran­tes au­to­ri­za­dos e ins­ta­la­do­res ha­bi­li­ta­dos, cla­ves

Des­de el año 2014, con la en­tra­da en vi­gor del im­pues­to so­bre los ga­ses fluo­ra­dos de efec­to in­ver­na­de­ro se han ido in­tro­du­cien­do en el mer­ca­do del frío al­gu­nos pro­duc­tos, anun­cia­dos co­mo 100% or­gá­ni­cos y eco­ló­gi­cos, sus­ti­tu­ti­vos de ga­ses re­fri­ge­ran­tes co­mo el R-22, R-134a y el R-404, en­tre otros, y con pre­sen­cia de hi­dro­car­bu­ros en su com­po­si­ción.

Co­naif ex­pli­ca que, se­gún han ad­ver­ti­do a al­gu­nas em­pre­sas de re­co­no­ci­do pres­ti­gio en el sec­tor, es­tos su­pues­tos ‘re­fri­ge­ran­tes’ no pa­gan el im­pues­to a los ga­ses fluo­ra­dos por te­ner en su com­po­si­ción una mez­cla de hi­dro­car­bu­ros, ni re­quie­ren de la cer­ti­fi­ca­ción de em­pre­sa ha­bi­li­ta­da pa­ra po­der ser ma­ni­pu­la­dos por no te­ner la con­si­de­ra­ción de ga­ses fluo­ra­dos. Es­tas hi­po­té­ti­cas ‘ven­ta­jas’, se­gún la con­fe­de­ra­ción, es­con­den sin em­bar­go una con­si­de­ra­ción de pro­duc­tos ‘al­ta­men­te in­fla­ma­bles’ que in­cre­men­ta su pe­li­gro­si­dad y ries­go.

En re­la­ción a es­te asun­to, la con­fe­de­ra­ción quie­re re­cor­dar a es­te co­lec­ti­vo pro­fe­sio­nal los si­guien­tes pun­tos que ha de te­ner en cuen­ta, re­co­gi­dos to­dos ellos en el Re­gla­men­to de Seguridad pa­ra Ins­ta­la­cio­nes Fri­go­rí­fi­cas (RSIF).

Ins­ta­la­do­res ha­bi­li­ta­dos: las ins­ta­la­cio­nes que re­quie­ran el uso de re­fri­ge­ran­tes se­rán rea­li­za­das, pues­tas en ser­vi­cio, man­te­ni­das, re­pa­ra­das, mo­di­fi­ca­das y des­man­te­la­das por pro­fe­sio­na­les ha­bi­li­ta­dos que de­be­rán po­der acre­di­tar an­te la ad­mi­nis­tra­ción com­pe­ten­te, cuan­do es­ta así lo re­quie­ra en el ejer­ci­cio de sus fa­cul­ta­des de ins­pec­ción e in­ves­ti­ga­ción, lo es­ta­ble­ci­do en el Re­gla­men­to de Ins­ta­la­cio­nes Fri­go­rí­fi­cas (RSIF), en el R.D. 115/2017 o el RITE (se­gún sea la na­tu­ra­le­za de la ins­ta­la­ción).

Em­pre­sas ins­ta­la­do­ras ha­bi­li­ta­das: to­da per­so­na que reali­ce esas ac­ti­vi­da­des ci­ta­das en el pun­to an­te­rior tie­ne que es­tar tra­ba­jan­do en el seno de una em­pre­sa ha­bi­li­ta­da.

Re­fri­ge­ran­tes per­mi­ti­dos: los re­fri­ge­ran­tes se cla­si­fi­can en grupos de acuer­do con sus efec­tos so­bre la sa­lud y la seguridad que se de­ta­llan en el apén­di­ce 1, Ta­bla A, de la IF-02 del Re­gla­men­to de Ins­ta­la­cio­nes Fri­go­rí­fi­cas (RSIF). Ahí es don­de es­tán re­co­gi­dos los que es­tán au­to­ri­za­dos.

Ins­ta­la­do­res ni­vel 2: aque­llos re­fri­ge­ran­tes cla­si­fi­ca­dos co­mo L3 (al­ta­men­te in­fla­ma­bles) y L2 (li­ge­ra­men­te in­fla­ma­bles), so­lo po­drán ser ma­ni­pu­la­dos por ins­ta­la­do­res fri­go­ris­tas ni­vel 2. No obs­tan­te, es­tá en tra­mi­ta­ción un pro­yec­to de Real De­cre­to (en cu­ya ela­bo­ra­ción ha co­la­bo­ra­do Co­naif) por el que se aprue­ban el Re­gla­men­to de Seguridad de Ins­ta­la­cio­nes Fri­go­rí­fi­cas y sus ITC, que ac­tual­men­te se en­cuen­tra en fa­se de in­for­ma­ción pú­bli­ca e in­cor­po­ra una nue­va cla­si­fi­ca­ción de re­fri­ge­ran­tes A2L (el R-32, por ejem­plo) que po­drán ser ma­ni­pu­la­dos por em­pre­sas fri­go­ris­tas ni­vel 1 y RITE.

De­no­mi­na­ción co­rrec­ta: se­gún el Re­gla­men­to (RSIF) los ga­ses re­fri­ge­ran­tes se de­no­mi­na­rán o ex­pre­sa­rán por su fór­mu­la o por su de­no­mi­na­ción quí­mi­ca o, si pro­ce­de, por su de­no­mi­na­ción sim­bó­li­ca al­fa­nu­mé­ri­ca. La de­no­mi­na­ción co­mer­cial se en­ten­de­rá co­mo un com­ple­men­to y en nin­gún ca­so se­rá su­fi­cien­te pa­ra de­no­mi­nar al re­fri­ge­ran­te. Re­gis­tro: las ins­ta­la­cio­nes fri­go­rí­fi­cas han de con­tar con un li­bro de re­gis­tro que se cum­pli­men­ta­rá ade­cua­da­men­te.

Re­qui­si­tos pa­ra los cam­bios de re­fri­ge­ran­te: a la ho­ra de rea­li­zar un cambio de re­fri­ge­ran­te en una ins­ta­la­ción exis­ten­te hay que cum­plir los re­qui­si­tos del pun­to 1.7 de la IF-17 del Re­gla­men­to (RSIF), en­tre ellos los tres si­guien­tes: con­fir­mar que el sis­te­ma de re­fri­ge­ra­ción per­mi­te el cambio del ti­po de re­fri­ge­ran­tes, com­pro­bar que to­dos los ma­te­ria­les uti­li­za­dos en el sis­te­ma de re­fri­ge­ra­ción son com­pa­ti­bles con el nue­vo ti­po de re­fri­ge­ran­te y con­si­de­rar la po­si­bi­li­dad de que pue­da so­bre­pa­sar­se la pre­sión má­xi­ma ad­mi­si­ble en al­guno de los com­po­nen­tes, tu­be­rías, in­ter­cam­bia­do­res o re­ci­pien­tes.

Por úl­ti­mo, y a fin de no mer­mar la seguridad de las ins­ta­la­cio­nes, Co­naif aler­ta del ries­go y pe­li­gro de tra­ba­jar con aque­llos ‘re­fri­ge­ran­tes eco­ló­gi­cos’ co­mer­cia­li­za­dos sin es­tar au­to­ri­za­dos por el RSIF. Re­cuer­da ade­más a los ins­ta­la­do­res y em­pre­sas ins­ta­la­do­ras fri­go­ris­tas que la prin­ci­pal nor­ma­ti­va re­la­cio­na­da con los ga­ses re­fri­ge­ran­tes, vi­gen­te en la ac­tua­li­dad a ni­vel na­cio­nal y, por tan­to, sus­cep­ti­ble de ser con­sul­ta­da, es la si­guien­te: el Real De­cre­to 138/2011, el Real De­cre­to 115/2017, el Re­gla­men­to (UE) Nº 517/2014, la Ley 16/2013 y el Real De­cre­to 1042/2013.

“ES­TAS HI­PO­TÉ­TI­CAS ‘VEN­TA­JAS’, SE­GÚN LA CON­FE­DE­RA­CIÓN, ES­CON­DEN SIN EM­BAR­GO UNA CON­SI­DE­RA­CIÓN DE PRO­DUC­TOS AL­TA­MEN­TE IN­FLA­MA­BLES”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.