EL DA­TO

Clio Seleccion - - ATENTADOS POBLACIÓN CIVIL -

AÚN LE QUE­DA­BA OTRA GUE­RRA POR VI­VIR: EN ENERO DE 1938, Bet­hu­ne se mar­chó a Chi­na pa­ra unir­se al ejér­ci­to ro­jo que es­ta­ba lu­chan­do con­tra Ja­pón en la lla­ma­da Se­gun­da Gue­rra Chino-Ja­po­ne­sa. Ejer­ció co­mo ci­ru­jano de cam­pa­ña, sal­vó cien­tos de vi­das con sus trans­fu­sio­nes, reali­zó ta­reas de for­ma­ción pa­ra los po­co pre­pa­ra­dos mé­di­cos lo­ca­les y es­cri­bió va­rios ma­nua­les ilus­tra­dos pa­ra doc­to­res y en­fer­me­ras. Pe­ro en no­viem­bre de 1939, mien­tas rea­li­za­ba una in­ter­ven­ción, se cor­tó ac­ci­den­tal­men­te en un de­do con tan ma­la suer­te que la he­ri­da de­ri­vó en una in­fec­ción que ter­mi­nó con su vi­da po­cos días des­pués, el 12 de no­viem­bre.

El mis­mí­si­mo Mao Ze­dong le de­di­có un li­bre­to ti­tu­la­do En me­mo­ria de Nor­man Bet­hu­ne, pu­bli­ca­do en 1940, pe­ro in­clui­do pos­te­rior­men­te en el vo­lu­mi­no­so Li­bro Ro­jo, que se aca­bó con­vir­tien­do en la Bi­blia del maoís­mo.

En 1950, su cuer­po fue tras­la­da­do al Ce­men­te­rio de los Már­ti­res en

Shi­jiaz­huang, jus­to en fren­te del Mu­seo Bet­hu­ne y del Hos­pi­tal Nor­man pa­ra la Paz In­ter­na­cio­nal. Bet­hu­ne es to­da una ins­ti­tu­ción en Chi­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.