FAS­CIS­MO ITA­LIANO

Clio Seleccion - - TOTALITARISMOS ENTREGUERRAS -

EN ITA­LIA EL FUN­DA­DOR DEL FAS­CIS­MO FUE MUS­SO­LI­NI, un an­ti­guo miem­bro del ala ra­di­cal del Par­ti­do So­cia­lis­ta que ter­mi­nó con­vir­tién­do­se en un na­cio­na­lis­ta ex­tre­mo de­fen­sor de una agre­si­va po­lí­ti­ca ex­te­rior y de la lu­cha con­tra la re­vo­lu­ción bol­che­vi­que. En 1919 creó los Fas­cios Ita­lia­nos de Com­ba­te, un gru­po pa­ra­mi­li­tar ul­tra­de­re­chis­ta, cu­yos miem­bros se iden­ti­fi­ca­ban por ves­tir con una ca­mi­sa ne­gra. Los Fas­cios es­ta­ban for­ma­dos por un gru­po muy po­co ho­mo­gé­neo de in­di­vi­duos, ya que en­tre ellos ha­bía an­ti­guos anar­quis­tas, sin­di­ca­lis­tas re­vo­lu­cio­na­rios, so­cia­lis­tas, ul­tra­de­re­chis­tas, na­cio­na­lis­tas y ex­com­ba­tien­tes. En 1922, en una reunión de di­ri­gen­tes fas­cis­tas en Ná­po­les se de­ci­dió ini­ciar la Mar­cha so­bre Roma con el ob­je­ti­vo de exi­gir un go­bierno con pre­sen­cia del mo­vi­mien­to. En la ca­pi­tal, Víc­tor Ma­nuel II, sin nin­gún ti­po de apo­yos, se vio obli­ga­do a so­li­ci­tar a Mus­so­li­ni que for­ma­ra Go­bierno. El pri­mer pa­so pa­ra el es­ta­ble­ci­mien­to de la dic­ta­du­ra fas­cis­ta ya es­ta­ba da­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.