Ba­na­nas y plá­ta­nos: sá­ca­les más par­ti­do en la cocina.

Unas fru­tas muy sa­lu­da­bles y con infinitas po­si­bi­li­da­des en la cocina.

Cocina Diez - - Sumario - COOR­DI­NA­CIÓN: MAR SAN­TA­MA­RÍA. FO­TOS: AN­GÉ­LI­CA HE­RAS.

S anas, ri­cas y ver­sá­ti­les. ¿Quie­res co­no­cer­las me­jor? To­ma no­ta. Jo­sé Ma­ría Ibá­ñez, chef del res­tau­ran­te Tweed, nos ha­bla so­bre las ba­na­nas Or­se­ro.

Ba­na­nas.

◗ Hay mu­chí­si­ma di­fe­ren­cia a la ho­ra de co­ci­nar con plá­ta­nos y ba­na­nas de ca­li­dad, co­mo las de Or­se­ro, si­mi­lar a la sen­sa­ción de co­mer una gam­ba o un gam­bón. A la ho­ra de co­ci­nar con es­te pro­duc­to, la di­fe­ren­cia es más que evi­den­te. Es cuan­do se per­ci­be el sa­bor más fino y de­li­ca­do. Siem­pre re­co­mien­do es­te pro­duc­to tan­to a de­por­tis­tas co­mo a mu­je­res em­ba­ra­za­das, ya que es in­creí­ble­men­te sa­lu­da­ble y ri­co en fós­fo­ro. Pa­ra co­ci­nar, ofre­ce múl­ti­ples po­si­bi­li­da­des. Por ejem­plo, en el res­tau­ran­te Tweed uno de nues­tros pos­tres es­tre­lla es el Ba­nof­fee. Es un pas­tel de ori­gen bri­tá­ni­co, que no­so­tros ser­vi­mos en ver­sión in­di­vi­dual, en co­pa de Cam­pa­ri. Uti­li­za­mos un pu­ré de ga­lle­tas de ba­se, a con­ti­nua­ción lá­mi­nas de ba­na­na, dul­ce de le­che, na­ta mon­ta­da y co­ro­na­do de un cru­jien­te de cho­co­la­te blan­co/ne­gro, nueces ra­lla­das y mi to­que se­cre­to, un po­co de jen­gi­bre ra­lla­do, que ade­más es afro­di­sía­co. No obs­tan­te, el uso de la ba­na­na en cocina no se li­mi­ta só­lo a los pos­tres. En Tweed de­fen­de­mos día a día los pla­tos tra­di­cio­na­les, y uno de mis fa­vo­ri­tos es el arroz a la cubana. Lo sir­vo a la ma­ne­ra au­tén­ti­ca: arroz blan­co con to­ma­te y una guar­ni­ción de plá­tano fri­to. Pe­ro tam­bién prac­ti­co la cocina de con­tras­tes: uno de mis snacks más so­li­ci­ta­dos pa­ra abrir el ape­ti­to son los cru­jien­tes de ba­na­na fri­tos pa­ra "mo­jar" en un pu­ré de agua­ca­te pi­can­ti­to, al que aña­do sal de re­ga­liz.

◗ Plá­ta­nos. El plá­tano de Ca­na­rias sue­le te­ner me­nor ta­ma­ño que las ba­na­nas y la piel mo­tea­da; es ideal pa­ra pos­tres, pe­ro tam­bién pa­ra en­tran­tes y guar­ni­cio­nes (com­bi­na muy bien con po­llo y con gam­bas). El plá­tano ma­cho se con­su­me co­ci­na­do (fri­to o al horno) y es per­fec­to pa­ra en­tran­tes y acom­pa­ñar arro­ces. El ba­na­ni­to tie­ne un sa­bor dul­ce y per­fu­ma­do y por su pe­que­ño ta­ma­ño es ideal pa­ra ser­vir en­te­ro en pla­tos dul­ces o sa­la­dos.

JO­SÉ MA­RÍA IBÁ­ÑEZ,

Chef del res­tau­ran­te Tweed. Pa­seo de la Cas­te­lla­na, 13. Ma­drid Tel: 913 082 970.

www.twee­dres­tau­ran­te.com

Ba­na­nas Or­se­ro. Pa­ra más in­for­ma­ción en­tra en:

www.fra­te­llior­se­ro.it/es

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.