Las ver­du­ri­tas mi­ni

Su ta­ma­ño las con­vier­te en un in­gre­dien­te tan nu­tri­ti­vo co­mo de­co­ra­ti­vo.

Cocina Diez - - Producto A Examen - COOR­DI­NA­CIÓN/FO­TOS: NU­RIA SE­RRANO. TEX­TO: MAR SAN­TA­MA­RÍA.

as ver­du­ri­tas de pe­que­ño ta­ma­ño ca­da vez es­tán más de mo­da en gas­tro­no­mía. Man­tie­nen los mis­mos nu­trien­tes que los ve­ge­ta­les de ma­yor ta­lla, pe­ro re­sul­tan más tier­nas y aro­má­ti­cas y, so­bre to­do, muy vis­to­sas en el pla­to. Al­gu­nas va­rie­da­des se re­co­lec­tan an­tes de que al­can­cen el ta­ma­ño gran­de, lo que im­pli­ca un cui­da­do y aten­ción má­xi­mo al desa­rro­llo de ca­da plan­ta y al mo­men­to óp­ti­mo de re­co­gi­da y otras se cul­ti­van di­rec­ta­men­te en va­rie­dad mi­ni (co­mo los to­ma­tes cherry, por ejem­plo). En cual­quier ca­so, es­tas mi­ni hor­ta­li­zas han pa­sa­do de las car­tas de los chefs con es­tre­lla Mi­che­lin a la ces­ta de la com­pra, pues ya se pue­den en­con­trar en mu­chos su­per­mer­ca­dos.

LNa­bos. En su for­ma­to mi­ni ne­ce­si­tan me­nos tiem­po de coc­ción y re­sul­tan ex­qui­si­tos al va­por, en­ha­ri­na­dos y fri­tos, (una guar­ni­ción ideal pa­ra car­nes y pes­ca­dos en sal­sa). Tam­bién se pue­den co­cer, cor­tar­les la par­te su­pe­rior, re­lle­nar (con po­llo, otras ver­du­ras...), hor­near y pre­sen­tar con la par­te cor­ta­da a mo­do de ta­pa.

IN­FO. Es­tas ver­du­ri­tas son más de­li­ca­das y con­vie­ne no con­ser­var­las más de 2 ó 3 días en la par­te me­nos fría de la ne­ve­ra.

Ro­ma­nes­co. Una de las co­les más lla­ma­ti­vas que en va­rie­dad mi­ni, se sue­le co­ci­nar y pre­sen­tar en­te­ra pa­ra ob­te­ner pla­tos muy vis­to­sos. Bas­tan con 7-8 mi­nu­tos de coc­ción pa­ra te­ner­lo "al den­te" y es­tá ri­quí­si­mo gra­ti­na­do o acom­pa­ña­do de una sal­sa de que­so cu­ra­do.

Ca­la­ba­ci­nes. Que­dan es­pec­ta­cu­la­res si se cor­tan a lo lar­go y se re­lle­nan de ja­món y que­so, de pes­ca­do y gam­bas, de po­llo y bei­con... Tam­bién es­tán de­li­cio­sos en tem­pu­ra. Si se pre­sen­tan con su flor, se con­si­gue un pla­to de lu­jo.

Za­naho­rias. Son una op­ción ge­nial pa­ra unas cru­di­tés con sal­sa o pa­ra una guar­ni­ción (sal­tea­das, ca­ra­me­li­za­das...). Se pue­den ser­vir con una par­te del ta­llo y en ela­bo­ra­cio­nes co­mo el ta­ji­ne que­dan muy vis­to­sas. Pa­ra sor­pren­der, se pue­den pre­sen­tar "plan­ta­das" en cuen­cos que imi­ten ma­ce­ti­tas so­bre una cre­ma de ver­du­ras cu­bier­ta con "tie­rra" de acei­tu­nas ne­gras hor­nea­das y des­me­nu­za­das.

Co­li­flor. Al igual que el ro­ma­nes­co, es mejor co­ci­nar­la y ser­vir­la en­te­ra acom­pa­ña­da de un so­fri­to de ajos y pi­men­tón o de una sal­sa de fru­tos se­cos.

Pa­ta­tas. Per­fec­tas pa­ra ape­ri­ti­vos y guar­ni­cio­nes. Se pue­den co­cer o asar y re­lle­nar de ja­món, que­so y hue­vo de co­dor­niz.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.