Con his­to­ria.

Cocina Diez - - Producto A Examen -

El ár­bol del ca­cao es el ori­gen de to­do. Tie­ne tres va­rie­da­des: crio­llo, el me­jor y más aro­má­ti­co; tri­ni­ta­rio, hí­bri­do de Tri­ni­dad, y fo­ras­te­ro, el más usa­do. Su fru­to es el ha­ba de ca­cao que cam­bia de co­lor al ma­du­rar.

El cho­co­la­te siem­pre ha si­do ese de­li­cio­so ca­pri­cho al que re­sul­ta di­fí­cil re­sis­tir­se. Es una mez­cla ho­mo­gé­nea de pas­ta, li­cor o pol­vo de ca­cao con man­te­ca de ca­cao y azú­car. Co­mo mí­ni­mo, de­be con­te­ner el 35% de com­po­nen­tes del ca­cao. Ri­co en ca­lo­rías, gra­sas y azú­ca­res, se re­co­mien­da consumirlo con mo­de­ra­ción, aun­que tam­bién tie­ne múl­ti­ples be­ne­fi­cios. Es an­ti­oxi­dan­te, pre­vie­ne en­fer­me­da­des car­dio­vas­cu­la­res y su­be el áni­mo. És­tas son las va­rie­da­des más uti­li­za­das.

A la ta­za. Es una ta­ble­ta a la que aña­den ha­ri­nas y otros com­po­nen­tes que ayu­dan a su di­so­lu­ción en agua o le­che en­te­ra.

Blan­co. No se le de­be­ría lla­mar cho­co­la­te por­que no con­tie­ne su li­cor, sino que se ela­bo­ra con man­te­ca de ca­cao que de­be es­tar pre­sen­te en un mí­ni­mo del 20%. Lle­va, ade­más, azú­car y ma­te­rias só­li­das de la le­che.

Ca­cao en pol­vo. Se ob­tie­ne al pren­sar el li­cor de cho­co­la­te pa­ra eli­mi­nar to­da la gra­sa. Se uti­li­za fre­cuen­te­men­te en co­mi­da por su ba­jo con­te­ni­do en gra­sa y por­que con­ser­va un fuer­te sa­bor a ca­cao.

IN­FO. Los es­pa­ño­les con­su­mi­mos cua­tro kilos de cho­co­la­te por per­so­na y año. Los sui­zos to­man diez kilos en ese pe­rio­do.

Cho­co­la­te 72%. Un por­cen­ta­je ele­va­do de ca­cao, co­mo mí­ni­mo del 70%, be­ne­fi­cia nues­tra sa­lud por­que tie­ne me­nos azú­car y gra­sa, es ri­co en mi­ne­ra­les y an­ti­oxi­dan­tes.

Con al­men­dras. Es cho­co­la­te al que se agre­ga de un 8 a un 40% de es­te fru­to se­co. Se pue­de ha­cer con otros co­mo ave­lla­nas o nue­ces.

Con le­che. Es el más con­su­mi­do y el que tie­ne más ver­sio­nes. A los ingredientes tí­pi­cos de es­te ri­co pro­duc­to, se le aña­de siem­pre le­che.

Con na­ran­ja y fru­tos ro­jos. Procede de un cho­co­la­te so­lo o con le­che al que se su­man en­tre un 5 y un 40% de fru­tas, en­te­ras o tro­cea­das, deseca­das o con­fi­ta­das. La más apreciada es la que lle­va tro­zos de na­ran­ja.

De co­ber­tu­ra. Pue­de ser ne­gro o ma­rrón se­gún sus com­po­nen­tes y es el que se uti­li­za pa­ra re­cu­brir pos­tres y ali­men­tos. Es el que se uti­li­za en las fuen­tes de cho­co­la­te.

Ne­gro. De­be con­te­ner, co­mo mí­ni­mo, un 43% de ca­cao. Cuan­to ma­yor sea el con­te­ni­do de ca­cao, más amar­go es su sa­bor y me­nor es el por­cen­ta­je de azú­ca­res y gra­sas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.