Be­ren­je­na y ca­la­ba­cín

Fi­cha es­tos dos ali­men­tos sú­per sa­lu­da­bles y muy ver­sá­ti­les en la co­ci­na.

Cocina Diez - - Producto A Examen - REA­LI­ZA­CIÓN/FO­TOS: NU­RIA SE­RRANO. COOR­DI­NA­CIÓN: SIL­VIA CRIA­DO.

L as be­ren­je­nas per­te­ne­cen a la mis­ma fa­mi­lia que las pa­ta­tas o los to­ma­tes. Su al­to con­te­ni­do en po­ta­sio nos ayu­da a eli­mi­nar to­xi­nas, re­gu­la la ten­sión ar­te­rial y, gra­cias a su po­der la­xan­te, evi­ta el es­tre­ñi­mien­to. Ade­más, su con­su­mo me­jo­ra la cir­cu­la­ción san­guí­nea y ba­ja el co­les­te­rol en san­gre. Es ideal para die­tas de adel­ga­za­mien­to por­que, el 90% de su com­po­sión, es só­lo agua. En ello coin­ci­de con el ca­la­ba­cín, que tie­ne un 95% de agua. Ca­si no tie­ne ca­lo­rías pe­ro sí un buen nú­me­ro de mi­ne­ra­les y oli­go­ele­men­tos ade­más de fós­fo­ro, po­ta­sio, mag­ne­sio y cal­cio. Para apro­ve­char to­dos sus be­ne­fi­cios, de­be ser co­ci­do al va­por y de­jar­le la piel. Te des­cu­bri­mos al­gu­nas de sus va­rie­da­des.

Be­ren­je­nas

Alar­ga­da. De piel morada os­cu­ra, es muy bri­llan­te y con pul­pa ver­de. Ca­da pie­za ron­da los 180 gra­mos y es el me­jor ti­po para freír.

Chi­na. Her­ma­na asiá­ti­ca de la co­mún, su piel es más sua­ve y co­lor más cla­ro. Tie­ne me­nos se­mi­llas, por lo que su sa­bor es me­nos amar­go, ideal para woks.

Glo­bo­sa. De for­ma es­fé­ri­ca, su piel es de co­lor mo­ra­do bri­llan­te y tie­ne la pul­pa ver­de. Su pe­so me­dio ron­da los 250300 gra­mos. Es per­fec­ta para co­ci­nar­la re­lle­na y, si la ha­ces al va­por, pín­cha­la va­rias veces con un te­ne­dor para que és­te sal­ga por los ori­fi­cios.

Ra­ya­da. Tie­ne una me­jor con­ser­va­ción a la ho­ra de ma­ni­pu­lar­se. Ade­más, aguan­ta más tiem­po cor­ta­da y, a la ho­ra de co­ci­nar­la, ab­sor­be me­nos acei­te y que­da más cru­jien­te y saludable.

Ca­la­ba­ci­nes

Cla­ri­ta. Es­tá den­tro de la va­rie­dad de ti­po cla­ro. Es de un ver­de sua­ve mien­tras que el gri­són tie­ne pun­tos gri­ses.

So­fía. Es el ca­la­ba­cín ver­de de to­da la vi­da. Per­te­ne­ce a los de ti­po os­cu­ro, al igual que el Sa­ma­ra que es de co­lor ne­gro. De for­ma ci­lín­dri­ca, es la me­jor va­rie­dad para freír en ro­da­jas y para uti­li­zar para el pis­to o en el re­lleno de las em­pa­na­das.

Re­don­do de Ni­za. Tie­ne una ex­ce­len­te ca­li­dad gus­ta­ti­va. Son me­jo­res las pie­zas más pe­que­ñas por­que tie­nen me­nos pe­pi­tas y carne más fres­ca. En Ar­gen­ti­na, la va­rie­dad re­don­da más po­pu­lar es el Za­pa­lli­to de Tron­co, que pue­de ser re­don­do o lar­go. El re­don­do es ideal para ser­vir re­lleno con arroz blan­co y carne pi­ca­da.

IN­FO. En Cam­po de Calatrava, Ciu­dad Real, se cul­ti­va la be­ren­je­na de Al­ma­gro con de­no­mi­na­ción de ori­gen.

Blanca, la ra­ra avis. Es­te ti­po de be­ren­je­na de­be su nom­bre a su co­lor tan pe­cu­liar. Su tex­tu­ra es sua­ve y su for­ma más lar­ga, fi­na y re­don­dea­da que la va­rie­dad co­mún. De­bi­do a que su piel es más du­ra, es ne­ce­sa­rio pe­lar­la an­tes de co­ci­nar. Es di­fí­cil de en­con­trar en co­mer­cios.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.