Diez con­se­jos pa­ra per­so­nas dia­bé­ti­cas

Cocina Vegetariana Extra - - ALIMENTACIÓN DIETÉTICA PARA DIABÉTICOS -

1 Apro­ve­cha los ali­men­tos que con­tie­nen po­cas ca­lo­rías. Hor­ta­li­zas co­mo las za­naho­rias, pe­pi­nos o apio aña­di­dos a las co­mi­das pue­den sa­ciar el ham­bre a la vez que apor­tan vi­ta­mi­nas, mi­ne­ra­les, en­zi­mas y fi­bra. 2 Evi­ta el acei­te en la en­sa­la­da y re­em­plá­za­lo por vi­na­gre o zu­mo de li­món. Pue­des pro­bar el vi­na­gre de vino, de si­dra o de plan­tas. 3 Ex­pe­ri­men­ta con di­ver­sos ti­pos de hier­bas aro­má­ti­cas pa­ra sus­ti­tuir la sal de tu die­ta. 4 In­ten­ta be­ber in­fu­sio­nes de plan­tas en lu­gar de té o ca­fé. Hay una lar­ga lis­ta pa­ra es­co­ger. Pue­des aña­dir una piz­ca de nuez mos­ca­da o de ca­ne­la, o una go­ta de vainilla a tu in­fu­sión en lu­gar de azú­car o un edul­co­ran­te ar­ti­fi­cial. 5 Si com­pras zu­mo de fru­ta ad­quie­re só­lo el que no es­té-edul­co­ra­do. La fru­ta fres­ca es me­jor, ya que no ha perdido las vi­ta­mi­nas ni los mi­ne­ra­les. 6 Es me­jor que no con­su­mas pro­duc­tos de pas­te­le­ría. El pan in­te­gral bien mas­ti­ca­do pue­de sa­tis­fa­cer tus de­seos de dul­ce. Pe­ro si ad­quie­res un dul­ce ar­ti­fi­cial, lee bien sus in­gre­dien­tes. Ade­más de azú­car, miel, me­la­zas y si­ro­pe, las pa­la­bras dex­tro­sa, lac­to­sa, glu­co­sa, sor­bi­tol y ma­ni­to! tam­bién son equi­va­len­tes a azú­car. Por otra par­te, es­tos pro­duc­tos con­tie­nen gra­sas y sal en ex­ce­so. 7 «Die­té­ti­co:» en una eti­que­ta no sig­ni­fi­ca «dia­bé­ti­co:». Nor­mal­men­te es­tos ali­men­tos tie­nen menos ca­lo­rías. pe­ro su con­su­mo pue­de no es­tar in­di­ca­do. Ade­más, «die­té­ti­co:» pue­de que­rer de­cir mu­chas co­sas. Por ejem­plo, pue­de in­di­car que el con­te­ni­do en sal es mí­ni­mo, pe­ro el de azú­car es nor­mal o al­to; o que el con­te­ni­do de azú­car es ba­jo, pe­ro el de gra­sa es nor­mal o al­to. Fí­ja­te en las eti­que­tas. 8 Com­pra la sal­sa de to­ma­te (y las otras) sin azú­car, o pre­pá­ra­la tú mis­mo. Si la con­su­mie­ras a me­nu­do las ca­lo­rías se ele­va­rían con ra­pi­dez. 9 Vi­gi­la los edul­co­ran­tes ar­ti­fi­cia­les. Nin­gún es­tu­dio ha de­mos­tra­do que los edul­co­ran­tes ar­ti­fi­cia­les ayu­den a con­tro­lar la glu­ce­mia del dia­bé­ti­co. Al con­tra­rio, al­gu­nos es­tu­dios han de­mos­tra­do que la sa­ca­ri­na, por ejem­plo, pue­de es­ti­mu­lar el ape­ti­to e in­ter­fe­rir en la re­gu­la­ción de la glu­ce­mia. Ade­más, tam­bién se la ha im­pli­ca­do en el ori­gen del cáncer de ve­ji­ga. 10 Co­me a la mis­ma ho­ra. Co­me la can­ti­dad ade­cua­da se­gún la ac­ti­vi­dad que rea­li­zas. Co­me ali­men­tos sim­ples y nu­tri­ti­vos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.