Al­ter­na­ti­vas al ca­fé

Cocina Vegetariana - - Salud En Casa -

be­bi­da ideal pa­ra des­per­tar a un nue­vo día de tra­ba­jo.

To­jo: es dul­ce y se sube al­go a la ca­be­za. Pre­pa­rad la in­fu­sión con dos cu­cha­ra­das so­pe­ras de flo­res re­cién re­co­gi­das en me­dio li­tro de agua hir­vien­do.

To­mi­llo: aña­did me­dio li­tro de agua hir­vien­do a una cu­cha­ra­da col­ma­da de ho­jas y flo­res se­cas y de­jad­las ma­ce­rar en in­fu­sión 3 o 4 mi­nu­tos an­tes de co­lar­las.

Tré­bol: se­cad las flo­res del tré­bol en­car­na­do y pre­pa­rad la in­fu­sión con tres cu­cha­ra­das en me­dio li­tro de agua hir­vien­do.

Ul­ma­ria: ver­ted me­dio li­tro de agua hir­vien­do so­bre 30 g de ho­jas fres­cas o se­cas y de­jar en in­fu­sión an­tes de co­lar.

Violeta: Aña­did me­dio li­tro de agua hir­vien­do a dos cu­cha­ri­llas de flo­res se­cas y de­jad­las 5 mi­nu­tos en ma­ce­ra­ción an­tes de co­lar­las. Los fran­ce­ses —que son de los más gran­des aman­tes del ca­fé de to­dos los tiem­pos—, se tu­vie­ron que si­mu­lar el sa­bor de es­ta be­bi­da du­ran­te la úl­ti­ma gran gue­rra con in­gre­dien­tes al­ter­na­ti­vos, los cua­les eran to­dos se­ca­dos, tos­ta­dos y mo­li­dos de la mis­ma for­ma que el grano del ca­fé. Des­cu­brie­ron prin­ci­pal­men­te tres gran­des sus­ti­tu­tos: la achi­co­ria, el dien­te de león y la be­llo­ta, y aun­que nin­guno de es­tos pro duc­tos die­se real­men­te un sa­bor ver­da­de­ra­men­te se­me­jan­te al del ca­fé real, al me­nos te­nían y tie­nen la ven­ta­ja de es­tar li­bres de la es­ti­mu­lan­te ca­feí­na. El ca­fé he­cho de raíces o de be­llo­tas tien­de a ser de sa­bor li­ge­ra­men­te más pi­can­te, por lo cual es ne­ce­sa­rio en­dul­zar­lo de al­gu­na ma­ne­ra. Pa­ra dar­le un sa­bor pa­re­ci­do al de las nue­ces, pue­de aña­dir­se a la mix­tu­ra de ba­se al­gu­nas pi­pas de gi­ra­sol tos­ta­das y mo­li­das. Os proponemos cua­tro plan­tas di­fe­ren­tes:

Achi­co­ria: sus ho­jas pue­den co­mer­se en en­sa­la­das y la raíz con­tie­ne fé­cu­la y azú­car, sus­tan­cias que al tos­tar­las se trans­for­man en una es­pe­cie de ca­ra­me­lo. Las raíces tos­ta­das y pul­ve­ri­za­das han si­do uti­li­za­das des­de 1722 co­mo adi­ti­vo al ca­fé, otor­gán­do­le un sa­bor li­ge­ra­men­te pi­can­te, pe­ro tam­bién lo pue­den sus­ti­tuir del to­do. Pri­me­ro hay que se­car las raíces, lue­go lim­piar­las, tos­tar­las en horno mo­de­ra­da­men­te ca­lien­te; de­jar­las en­friar y mo­ler­las has­ta con­ver­tir­las en un pol­vo muy fino; aña­dir agua hir­vien­do so­bre es­te úl­ti­mo, mez­clar­lo bien con una cu­cha­ri­lla y de­jar­lo re­po­sar de 5 a 10 mi­nu­tos an­tes de co­lar­lo.

Amor de hor­te­lano: tos­tad sus se­mi­llas en un horno a fue­go mo­de­ra­do, de­jad­las en­friar y mo­led­las. Agre­gad agua hir­vien­do, re­vol­ver, de­jad­lo re­po­sar diez mi­nu­tos y ya es­tá lis­to pa­ra co­lar­lo.

Be­llo­tas: cor­tad­las fres­cas y lue­go tos­tar­las en un horno a fue­go mo­de­ra­do. De­jar­las en­friar, mo­led­las y vol­ved­las a po­ner en horno a fue­go len­to has­ta que es­tén bien tos­ta­das. Se po­ne una can­ti­dad mo­li­da al gus­to en un ja­rro de bo­ca an­cha, aña­did agua hir­vien­do, re­vol­ver bien, que re­po­se 10 mi­nu­tos y co­lar. Mu­cho me­jor si las be­llo­tas es­tán re­cién tos­ta­das pa­ra ca­da ron­da de ca­fé.

Dien­te de león: se­cad al­gu­nas raíces jó­ve­nes. Lim­piad­las, tos­tad­las a horno me­dio, de­jad­las en­friar y pul­ve­ri­zad­las. Ver­ted el agua hir­vien­do so­bre el pol­vo, re­vol­ved­lo bien y de­jad­lo re­po­sar diez mi­nu­tos. To­das es­tas plan­tas pue­den com­bi­nar muy bien en­tre sí o con otras: co­mo ve­mos, ¡hay gran­des po­si­bi­li­da­des de sus­ti­tuir, con éxi­to y sin ex­ci­tan­tes, el té y el ca­fé! En el pró­xi­mo nú­me­ro: el mal­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.