Cons­cien­cia a lo que co­me­mos

Cocina Vegetariana - - Proteínas Vegetales -

Gran­des fi­ló­so­fos y sa­bios nos re­cuer­dan que to­da evo­lu­ción cien­tí­fi­ca que ig­no­re la sen­ci­llez de lo fun­da­men­tal de nues­tra con­di­ción bio­ló­gi­ca y a su vez nues­tra re­la­ción di­rec­ta con la bio­lo­gía de la tie­rra, só­lo nos pue­de con­du­cir al caos, la po­bre­za de es­pí­ri­tu, la in­fer­ti­li­dad de la tie­rra y de sus hi­jos, a la en­fer­me­dad men­tal, al ol­vi­do de lo que so­mos, a la de­ni­gra­ción de la ra­za. Sin des­de­ñar la cien­cia y lo cien­tí­fi­co co­mo he­rra­mien­ta muy útil en de­ter­mi­na­dos ca­sos, es­tos sa­bios nos mues­tran de nue­vo un ca­mino sen­ci­llo de re­co­ne­xión y sa­bi­du­ría que em­pie­za en el pla­to de co­mi­da. La ter­ce­ra fa­se de la ali­men­ta­ción mo­der­na, “lle­var cons­cien­cia a lo que co­me­mos”. No to­do ter­mi­na ni se re­du­ce a la co­mi­da, pe­ro tam­bién es ló­gi­co de­du­cir que ca­da ali­men­to que in­ge­ri­mos ca­da día tie­ne una his­to­ria, un re­co­rri­do, una im­pli­ca­ción hu­ma­na, una hue­lla, ade­más de in­trín­se­ca­men­te te­ner una car­ga ener­gé­ti­ca que im­pac­ta de una for­ma u otra en nues­tra san­gre, en las cé­lu­las, en nues­tros ór­ga­nos en nues­tra for­ma de pen­sar y sen­tir. Gra­cias a unos cuan­tos pre­cur­so­res, co­mo los pa­dres de la ma­cro­bió­ti­ca ac­tual, Geor­ge Os­ha­wa, Mi­chio Kus­hi y otros, he­mos despertado de ese sue­ño em­bo­te­lla­do en un brik de plás­ti­co-alu­mi­nio, pa­ra em­pe­zar una era re­vo­lu­cio­na­ria ba­sa­da en la de­fen­sa de la tie­rra, el agua, el ai­re y el con­su­mo de ali­men­tos lo­ca­les y vi­bran­tes que ade­más tam­bién sa­nan.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.