Al­gu­nos con­se­jos

Cocina vegetariana - - Cuidar el corazón -

• Im­pli­que a sus hi­jos en la elec­ción, la pla­ni­fi­ca­ción y la pre­pa­ra­ción de las co­mi­das y en la com­pra.

• Co­ci­ne con sus hi­jos –y en­sé­ñe­los a mas­ti­car bien– pa­ra des­per­tar­les el amor por la co­mi­da; ade­más, pue­de ser una ac­ti­vi­dad mu­cho más di­ver­ti­da de lo que po­dría pa­re­cer.

• Co­ci­ne lo mis­mo pa­ra to­da la fa­mi­lia pa­ra que to­dos sus miem­bros pue­dan dis­fru­tar jun­tos co­mién­do­lo.

• Las co­mi­das de­ben in­cluir siem­pre que sea po­si­ble, ver­du­ras, ce­rea­les y agua.

• Ten­ga siem­pre un buen sur­ti­do de fru­ta que in­clu­ya una gran va­rie­dad de pro­duc­tos fres­cos que pue­da to­mar cuan­do se sien­ta con ga­nas de co­mer al­go.

• Prue­be nue­vos ali­men­tos jun­to con sus pre­fe­ri­dos de siem­pre. Adap­tar las re­ce­tas fa­mi­lia­res tra­di­cio­na­les

• Re­duz­ca la can­ti­dad de gra­sa en ge­ne­ral.

• Cam­bie el ti­po de gra­sa uti­li­zan­do una va­rie­dad mono in­sa­tu­ra­da o po­li­in­sa­tu­ra­da.

• No uti­li­ce sal.

• Una vez eli­mi­na­da la car­ne, in­clu­ya más le­gum­bres.

• Re­duz­ca al má­xi­mo la can­ti­dad de azú­car en la co­ci­na; pue­de en­dul­zar con fru­tas pa­sas o zu­mos de fru­tas, ade­más de si­ro­pes (de ce­rea­les, de sa­via, de arce, de fru­tas…).

• Uti­li­ce yo­gur o que­so fres­co en lu­gar de na­ta. Si pue­de, sus­ti­tú­ya­los por yo­gu­res de so­ja

• En lu­gar de sal­sas con ex­ce­so de gra­sas, pre­pá­re­las con ha­ri­na de maíz y le­che ve­ge­tal (o le­che des­na­ta­da); ade­ré­ce­las con mos­ta­za y pi­mien­ta ne­gra.

La crea­ción de unos bue­nos há­bi­tos ali­men­ti­cios es só­lo una par­te de un es­ti­lo de vi­da sano; tam­bién es muy im­por­tan­te ani­mar a los ni­ños a que sean más ac­ti­vos y a que no fu­men. Vi­vir jun­tos en un am­bien­te proac­ti­vo y pre­di­car con el ejem­plo es una lec­ción ines­ti­ma­ble.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.