Las Is­las

Conde Nast Traveler (Spain) - - MARZO -

AMOR BA­JO EL AGUA: Is­la Pan­gu­la­sian.

Ar­chi­pié­la­go Pa­la­wan

El ar­chi­pié­la­go Pa­la­wan, al su­r­oes­te de Ma­ni­la, fue lo pri­me­ro que atra­jo a los via­je­ros con ra­dar 'tra­ve­ler' a Fi­li­pi­nas. El gru­po ho­te­le­ro El Ni­do tie­ne un buen nú­me­ro de in­tere­san­tes avan­za­di­llas por to­da es­ta re­gión –en Mi­ni­loc, La­gen y Apu­lit–, pe­ro en la is­la de Pan­gu­la­sian (el­ni­do­re­sorts.com; villas des­de 620 ) se en­cuen­tra la pro­pie­dad más nue­va y atrac­ti­va del gru­po. To­da una is­la pa­ra ti, con villas a pie de pla­ya, ha­bi­ta­cio­nes con sá­ba­nas de cien­tos de hi­los y ba­ños de re­lu­cien­te már­mol, a unos pa­sos de la cá­li­da bahía Ba­cuit. Aun­que hol­ga­za­near to­do el día por la ma­ra­vi­llo­sa pis­ci­na de pie­dra gris o por el bar fren­te al mar es muy ten­ta­dor, si te ape­te­ce mo­jar los pies en la ori­lla, es­tás a ti­ro de pie­dra del mar de la China. Apro­ve­cha pa­ra prac­ti­car aquí sub­ma­ri­nis­mo en al­gu­nos spots ale­ja­dos de la cos­ta a los que se lle­ga en bo­te (se tra­ta de un área de la bios­fe­ra pro­te­gi­da por la Unes­co) y na­da en las aguas verde es­me­ral­da de is­las cer­ca­nas como Cad­lao.

SPOT SUR­FE­RO: De­don Is­land. Siar­gao

Na­da más ate­rri­zar en el ae­ro­puer­to de Siar­go da co­mien­zo la pe­lí­cu­la. Un jeep­ney blan­co y cro­mo –ver­sión trendy de los om­ni­pre­sen­tes mi­ni­bu­ses co­lo­ri­dos que pue­blan las ca­rre­te­ras– te es­pe­ra. Des­pués de una ho­ra y me­dia a tra­vés de los cam­pos ver­des de los arro­za­les, pue­blos ru­ra­les y pla­yas que son la pos­tal per­fec­ta, lle­gas al re­sort De­don Is­land (de­do­nis­land.com; villas pa­ra dos des­de 915 ): una ex­plo­sión de be­lle­za, con sus nue­ve villas pa­la­cie­gas eco-chic, con co­mo­dí­si­mas ca­mas en las te­rra­zas y una in­fi­nity pool que mi­ra a la pla­ya pri­va­da. El fo­tó­gra­fo y di­rec­tor de ci­ne Bru­ce We­ber, enamo­ra­do del lu­gar, hi­zo aquí una de sus fo­tos pa­ra su li­bro so­bre me­sas de ca­fé. To­do es­tá muy bien pen­sa­do y coor­di­na­do gra­cias al pro­pie­ta­rio, Bobby De­key­ser, un ex­fut­bo­lis­ta del Ba­yern de Mú­nich, re­con­ver­ti­do en di­se­ña­dor de mue­bles, que vino a Fi­li­pi­nas en bus­ca de las me­jo­res olas y se enamo­ró de la is­la. Su fi­lo­so­fía im­preg­na a su equi­po. Mar­lo, el guía sur­fis­ta fi­li­pino y el hom­bre más di­ver­ti­do en mu­chos me­tros a la re­don­da, can­ta mien­tras sur­fea; Sean, un guía de sa­fa­ris na­ci­do en Ke­nia, te lle­va­rá a prac­ti­car padd­le boar­ding y es­nór­quel, a ba­ñar­te en ce­no­tes y te mos­tra­rá los se­cre­tos de la pes­ca sub­ma­ri­na... Un con­se­jo lo­cal: en la ru­ta a Siar­gao, de­ten­te en Ce­bú, don­de lle­gó Magallanes en 1521, y aló­ja­te en el su­per­es­ti­lo­so ho­tel Henry (el an­ti­guo Hou­se of Ce­bu). El di­se­ño de su bar Scrap­yard y los res­tau­ran­tes in­cor­po­ra­dos, re­ple­tos de ar­te­fac­tos de Shanghái, Berlín, Bag­dad y Ma­ni­la, son sor­pren­den­tes. Sus ha­bi­ta­cio­nes se­rán la ba­se de ope­ra­cio­nes des­de don­de ex­plo­rar el cen­tro co­lo­nial y los mer­ca­dos lo­ca­les.

CHO­ZA CHIC PA­RA NÁU­FRA­GOS: Aria­ra. Ar­chi­pié­la­go Ca­la­mian

A un pa­seo de Ma­ni­la (a unos 60 mi­nu­tos en un bo­te rá­pi­do o a cua­tro ho­ras en un bo­te de pes­ca lo­cal) se en­cuen­tra es­te alo­ja­mien­to pa­ra 18 per­so­nas di­se­ña­do pa­ra el dis­fru­te de fa­mi­lias de es­pí­ri­tu li­bre. Pen­sa­do pa­ra aque­llos pa­ra los que di­ver­sión es si­nó­ni­mo de ac­ti­vi­dad, Aria­ra (aria­rais­land.com; des­de unos 25.000 / se­ma­na, seis per­so­nas, to­do in­clui­do) ofre­ce la po­si­bi­li­dad de prac­ti­car sub­ma­ris­mo, surf y es­quí acuá­ti­co en sus aguas in­ma­cu­la­das y arre­ci­fes de co­ral. Los más sibaritas po­drán re­la­jar­se en un píc­nic, to­mar ma­sa­jes cor­po­ra­les ba­jo las pal­me­ras o fa­cia­les con agua­ca­tes de la fin­ca, ce­nar en el mue­lle, ver ci­ne al ai­re li­bre... Y com­pa­ra­do con otras pro­pie­da­des si­mi­lia­res del Ca­ri­be o las Mal­di­vas, es­ta es cu­rio­sa­men­te más eco­nó­mi­ca.

In­te­rior del ho­tel Henry, en Ce­bú.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.